En directo
    Política
    URL corto
    0 40
    Síguenos en

    MOSCÚ (Sputnik) — El Gobierno ruso asignará este año hasta 10 millones de dólares a la Organización de la ONU para la Alimentación y la Agricultura (FAO) para combatir la invasión de langostas que están sufriendo Kenia, Uganda, Etiopía y Sudán del Sur, dice el respectivo documento publicado en el portal oficial ruso de información jurídica.

    "Aportar voluntariamente con cargo al presupuesto federal de la Federación de Rusia hasta 10 millones de dólares USA al fondo de la Organización de Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura para financiar los gastos vinculados con las actividades de lucha contra la invasión de los acrídidos", se señala.

    Se concreta que a Kenia, Uganda y Etipía se enviarán 3 millones de dólares a cada una, y otro millón a Sudán del Sur.

    El primer ministro ruso, Mijaíl Mishustin, ordenó a la Cancillería rusa informar a la FAO y a las autoridades de los cuatro países mencionados sobre la decisión tomada por el Gobierno ruso.

    En febrero la FAO llamó a los países del mundo a destinar fondos para ayudar a los países africanos en la lucha contra la langosta del desierto.

    A mediados de abril el organismo, gracias a los países donantes, ya acumuló 113 millones de dólares de los 138 millones solicitados.

    "Al mismo tiempo el déficit de financiación de la operación de emergencia de la FAO contra las langostas es de 40 millones de dólares", dice el comunicado del organismo.

    La organización enfatizó que la contribución rusa ayudará a cubrir ese déficit y permitirá comprar la cantidad necesaria de pesticidas, combustible, maquinaria y equipos, así como entrenar y contratar al personal para luchar contra plagas.

    Coronavirus en Senegal
    © REUTERS / Zohra Bensemra
    Desde principios de 2020, África Oriental vive la mayor infestación de langosta del desierto en las últimas décadas, una bandada de la cual, que consta de casi 80 millones de insectos, está capaz de consumir la misma cantidad de comida como 35.000 personas.

    Según la FAO, unas 20 millones de personas sufren inseguridad alimentaria aguda en Etiopía, Kenia, Somalía, Sudán del Sur, Uganda y Tanzania y otros 15 millones, en Yemen, a causa del brote de langosta del desierto.

    Los expertos advierten que la situación en África oriental puede empeorar en los próximos seis meses con la llegada de las lluvias.

    Además, la situación es preocupante en Irán, donde aparecen nuevas generaciones de insectos.

    Etiquetas:
    alimentación, agricultura, invasión, Sudán del Sur, Etiopía, Uganda, Kenia, ONU, langostas, FAO, Rusia
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook