En directo
    Política
    URL corto
    104
    Síguenos en

    MOSCÚ (Sputnik) — El enviado especial de EEUU para Afganistán, Zalmay Khalilzad, exhortó a todas las partes en Afganistán a poner por encima de todo los intereses nacionales y dejar a un lado las discrepancias ante la amenaza del coronavirus.

    "Es hora de que los afganos se comprometan y dejen sus diferencias a un lado para resolver la crisis política derivadas de las elecciones y las investiduras duales", publicó el diplomático en su cuenta de Twitter.

    Khalilzad advirtió que "la crisis actual mina la seguridad" y que "el coronavirus representa una amenaza mortal y requiere que los afganos pongan por encima de todo a su país y a su gente".

    "Es una cuestión de vida o muerte", remarcó.

    A juicio del enviado estadounidense, la liberación de los prisioneros en Afganistán se convierte en un asunto urgente debido al coronavirus.

    "El tiempo es esencial. Nos comprometemos a hacer nuestra parte", dijo.

    Los equipos técnicos de ambos bandos, según él, podrían concentrarse en los detalles técnicos para comenzar la liberación de prisioneros lo antes posible.

    "Participaré en las reuniones iniciales. Si bien es preferible encontrarse cara a cara, el coronavirus y las restricciones de viaje relacionadas van a requerir probablemente una implicación virtual por ahora", señaló.

    Según Khalilzad, los talibanes garantizan que los prisioneros liberados acatarán los compromisos adquiridos en el acuerdo de paz y no volverán al campo de batalla. "Una violación socavaría el proceso de paz", advirtió.

    También el secretario de Estado de EEUU, Mike Pompeo, expresó hace unos días preocupación por la dualidad de poderes en Kabul, donde el hasta hace poco primer ministro de Afganistán, Abdullah Abdullah, se proclamó presidente en una ceremonia paralela a la investidura de su principal rival en las urnas y ganador oficial de las presidenciales de septiembre pasado, Ashraf Ghani, en el poder desde 2014.

    Pompeo dejó claro que Washington se opone a cualquier intento de establecer un gobierno paralelo, y al uso de la fuerza para resolver las diferencias políticas.

    Afganistán vive una situación de inestabilidad debido a los ataques que lanzan los talibanes y, desde 2015, el grupo terrorista Daesh (autodenominado Estado Islámico, prohibido en Rusia y otros países), pese a la fuerte presencia militar de EEUU y sus aliados.

    A finales de febrero pasado, representantes de EEUU y del Movimiento Talibán firmaron en Doha un acuerdo que prevé un recorte del contingente militar estadounidense en Afganistán hasta 8.600 efectivos en 135 días y la retirada total de las fuerzas de EEUU y de la OTAN en un plazo de 14 meses, siempre y cuando los talibanes se abstengan de la violencia.

    El portavoz de las fuerzas estadounidenses en Afganistán confirmó el 9 de marzo el comienzo de la reducción del contingente militar.

    El acuerdo, que pondría fin a 19 años de conflicto armado entre EEUU y la principal facción insurgente, también estipula la liberación de hasta 5.000 prisioneros talibanes y hasta 1.000 prisioneros de bando gubernamental para pavimentar el camino al diálogo interafgano.

    El presidente afgano, Ashraf Ghani, se mostró reacio en un principio a excarcelar a insurgentes previamente a las conversaciones, alegando que debía ser otro punto a negociar, pero después de jurar su segundo mandato ordenó la liberación de 1.500 talibanes.

    El portavoz de la Presidencia afgana, Sediq Sediqqi, precisó que los talibanes puestos en libertad deberán comprometerse por escrito a no regresar al campo de batalla y que irán saliendo en grupos de 100 durante un período de 15 días.

    Los restantes 3.500 prisioneros, según él, serán liberados en grupos de 500 cada dos semanas, después de que hayan comenzado las conversaciones directas con los talibanes y siempre y cuando los insurgentes se comprometan a reducir la violencia.

    Etiquetas:
    coronavirus, EEUU, Afganistán
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook