En directo
    Política
    URL corto
    0 451
    Síguenos en

    MOSCÚ (Sputnik) — Las sanciones de EEUU contra Rosneft Trading S.A. (RTSA), filial de la petrolera rusa Rosneft, no influirán en las relaciones de Rusia y Venezuela, declaró el portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov.

    "Dichas restricciones, que consideramos ilegítimas desde el punto de vista del derecho internacional, de ninguna manera pueden afectar nuestras relaciones bilaterales con Venezuela, por el contrario, se están desarrollando y continuarán desarrollándose", dijo Peskov.

    Agregó que Rosneft Trading tiene la intención de examinar todas las opciones y mecanismos para "proteger sus intereses".

    El 18 de febrero EEUU impuso sanciones a Rosneft Trading S.A. y a uno de sus directores, Didier Casimiro, por su colaboración con Venezuela.

    EEUU acusa a Rosneft Trading S.A. de manejar las exportaciones de petróleo de Venezuela para eludir las sanciones que Washington aplica al país sudamericano.

    Además, el Departamento del Tesoro de EEUU dio 90 días de plazo para que las compañías suspendan los negocios que están realizando con esta firma. 

    Tensión en Idlib

    Peskov añadió que Rusia seguirá cooperando con Turquía para evitar una mayor escalada de la tensión en Idlib.

    "Planeamos seguir manteniendo contactos de trabajo con colegas turcos para no permitir una escalada de la situación en Idlib", dijo Peskov a la prensa.

    Añadió que Rusia no está satisfecha con el cumplimento de los acuerdos de Sochi con Turquía tras una ofensiva de grupos armados en Idlib.

    "Estuvimos satisfechos con los acuerdos alcanzados hace más de un año en Sochi (...) y dejamos de estar satisfechos después de que los radicales y grupos terroristas comenzaran ofensivas desde el territorio de Idlib dirigidas contra las fuerzas armadas sirias e instalaciones militares rusas", afirmó Peskov.

    Peskov advirtió también que el peor escenario sería que el presidente turco Recep Tayyip Erdogan comenzara una operación en el territorio de Siria contra el Ejército de ese país.

    Comentó también que por ahora no se planea una conversación telefónica ente Erdogan y el presidente ruso Vladímir Putin.

    El caso Yukos

    El funcionario comunicó que Rusia por ahora sigue estudiando el fallo que dictó la Corte de La Haya a favor de los antiguos accionistas de la compañía petrolera Yukos.

    "Por ahora, nosotros y nuestros respectivos organismos, en primer lugar el Ministerio de Justicia, estamos estudiando el asunto y elaborando la táctica de la defensa, la táctica para recurrir ese fallo. Es decir, estamos en la fase de análisis", dijo Peskov ante la pregunta sobre cómo reaccionó el presidente a la decisión de La Haya.

    El 18 de febrero, la Corte de Apelaciones de La Haya falló que Rusia debe pagar 50.000 millones de dólares a los exaccionistas de la petrolera Yukos.

    El Ministerio de Justicia ruso declaró que recurrirá el fallo ante el Tribunal Supremo de los Países Bajos.

    Inicialmente un tribunal arbitral falló que Rusia debe pagar 50.000 millones de dólares, pero el Tribunal Distrital de La Haya revocó esa decisión.

    Entretanto, las autoridades rusas siempre han insistido en que las demandas de los exaccionistas de Yukos nunca hubieran debido ser examinadas por un arbitraje internacional, pues se trata de un litigio interno ruso.

    El caso se remonta a una revisión fiscal llevada a cabo en 2003, cuando los directivos de la petrolera fueron acusados de elaborar un esquema de evasión fiscal utilizando empresas ficticias registradas en paraísos fiscales.

    Etiquetas:
    Kremlin, Rosneft, sanciones, EEUU, Rusia
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook