En directo
    Política
    URL corto
    0 10
    Síguenos en

    MOSCÚ (Sputnik) — Moscú y Brasil negocian la participación de la rusa Rosatom en la construcción de la central nuclear Angra 3, declaró el embajador ruso en Brasil, Serguéi Akópov.

    "La corporación estatal examina la posibilidad de participar en la construcción de la central nuclear Angra 3 en el estado de Río de Janeiro", dijo al agregar que las negociaciones al respecto están "en la fase activa".

    El embajador subrayó que Rosatom, como líder mundial en la construcción de plantas nucleares, está interesada en cooperar en el desarrollo del programa nuclear de Brasil mediante la construcción de plantas de gran capacidad, así como capacidades pequeña y mediana.

    "Estoy convencido de que si Rosatom participara en la fase final de la planta de energía nuclear, este proyecto se implementaría con éxito, sobre todo porque contamos con una gran experiencia en la construcción de instalaciones similares en otros países", recalcó.

    Akópov subrayó que es Brasil, justamente Río de Janeiro, el que alberga la oficina regional de Rosatom lo que "confirma el estatus del país como el principal socio latinoamericano de Rusia en esta área".

    Rosatom, recordó, suministra uranio para la producción de combustible a centrales nucleares brasileñas e implementa proyectos de medicina nuclear en Brasil.

    Se estudia también la posibilidad de introducir tecnologías nucleares innovadoras en la agricultura brasileña, y actualmente se buscan socios potenciales.

    "La cartera de Rosatom incluye una amplia gama de servicios para compañías petroleras, en particular, referentes a la creación de sistemas de reciclaje y gestión de residuos que sean seguros y eficientes, así como el reciclaje de equipos", indicó.

    Angra 3 es la tercera de las centrales nucleares que compone la Central Nuclear Almirante Álvaro Alberto, localizada en la playa de Itaorna.

    Las obras de Angra 3 se encuentran en el 60% de su finalización.

    Cuando esté operativa tendrá una potencia de 1.405 megavatios, y podrá generar más de 12 millones de megavatios-hora anuales, la cantidad suficiente para abastecer a la capital Brasilia y Belo Horizonte durante el mismo período.

    Día de la Victoria en Moscú

    Además, Akópov declaró que Rusia espera que el presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, asista a las actividades conmemorativas del 75 aniversario de la Victoria sobre la Alemania nazi.

    En una entrevista con Sputnik, señaló que Bolsonaro, fue invitado a la celebración del 75 aniversario de la Victoria en la Gran Guerra Patria, "pero todavía no hemos recibido ninguna respuesta oficial esclarecedora de nuestros socios brasileños".

    "Esperamos su reacción en un futuro próximo y confiamos en que el señor Bolsonaro o su representante se encuentren en Moscú en ese día tan especial para todos nosotros", dijo.

    El embajador destacó que "es una fecha importante también para el pueblo brasileño".

    Brasil, destacó, es el único en América Latina que participó directamente en los enfrentamientos que tuvieron lugar durante la II Guerra Mundial.

    "En los combates librados para liberar Italia tomó parte de manera exitosa la fuerza expedicionaria brasileña, que formaba parte de las fuerzas aliadas, e hizo su aporte a nuestra victoria común", dijo.

    Subrayó que "Brasil no se olvida de la gran hazaña que realizaron nuestros padres, abuelos y bisabuelos" e indicó que con el apoyo del Ministerio de Defensa de Brasil, existe una Asociación Nacional de Veteranos de la Fuerza Expedicionaria cuyos representantes participaron más de una vez en eventos dedicados a los festejos del Día de la Victoria en Moscú.

    Indicó que desde hace varios años, por iniciativa de ciertas organizaciones públicas en Río de Janeiro y Sao Paulo, se llevan a cabo marchas conmemorativas del Regimiento Inmortal, que "se han convertido en una buena tradición, y cuya realización está prevista también para este año".

    Akópov agradeció a Brasilia por defender posiciones similares a las de Moscú, de rechazo de cualquier forma de racismo y xenofobia, así como por rechazar los intentos de encubrir los crímenes del régimen nazi y negar el Holocausto.

    "La proximidad de nuestros enfoques se puede descubrir en medidas tales como el apoyo anual de Brasil, incluso como coautor, de la resolución rusa sobre la lucha en contra de la glorificación del nazismo en la Asamblea General de la ONU", apostilló.

    Interés por las armas rusas

    Además, Serguéi Akópov declaró que Rusia constata el interés de Brasil por el armamento de fabricación rusa y ve en este país sudamericano el potencial para la exportación de su producción militar.

    Rusia considera que "Brasil es un mercado muy prometedor para el suministro de nuestras armas y equipos militares", dijo.

    Akópov señaló que actualmente Rusia y Brasil cooperan en el suministro y el mantenimiento de los helicópteros de combate Mi-35M.

    "Brasil está interesado en comprar otros tipos de armamento de producción rusa", subrayó. 

    Al mismo tiempo el embajador constató que con la llegada del nuevo Gobierno brasileño, "fueron revisados algunos conceptos del desarrollo de las Fuerzas Armadas nacionales".

    En particular la cúpula de Brasilia dejó de estudiar la adquisición de los sistemas Pantsir-S1 en calidad de un proyecto prioritario de la cooperación bilateral técnico-militar, dijo.

    Sin embargo, este hecho no impide la cooperación de Rusia y Brasil en el ámbito de armamento como es el caso de los Mi-35M.

    El Gobierno brasileño "conoce las altas condiciones tácticas y técnicas de las armas y equipos militares rusos", enfatizó.

    "Consideramos que la cooperación en esa esfera entre nuestros países cuenta con buenas perspectivas", acotó.

    Suministro de frutas

    El embajador ruso también informó que una logística compleja y prolongada impide que Brasil aumente los suministros de frutas a Rusia.

    "Brasil podría abastecer a Rusia con una amplia gama de frutas tropicales. Uno de los principales obstáculos para aumentar el comercio entre nuestros países, en particular, la venta de frutas, consiste en la logística compleja y prolongada", dijo.

    En opinión del diplomático ruso, el problema radica no tanto en la larga ruta marítima entre Brasil y Rusia, sino en el tiempo de la entrega de bienes desde las zonas de difícil acceso de Brasil.

    "Si para los artículos clave del comercio bilateral la ruta extensa no resulta tan crítica (en las exportaciones rusas a Brasil predominan los fertilizantes, mientras las exportaciones brasileñas a Rusia se basan en la soja, el café, el maní, el azúcar, el tabaco), el suministro de frutas requiere un sistema de transporte rápido y efectivo", subrayó.

    Akópov se mostró convencido de que justo por los problemas logísticos las frutas de Brasil "no están todavía presentes de manera suficiente en el mercado ruso, a pesar de sus excelentes cualidades gastronómicas".

    El embajador señaló que "el Gobierno brasileño está implementando actualmente un programa que persigue privatizar ciertas instalaciones de la infraestructura pública, incluidos varios puertos marítimos y ferrocarriles".

    "Si esa oferta resulta interesante para los inversores rusos, ellos podrían elaborar su propia red logística, que garantizaría el suministro permanente de frutas brasileñas al mercado ruso", apuntó.

    A la vez, admitió que "para lograrlo se necesita una inversión significativa".

    Etiquetas:
    Brasil, Brasilia, planta nuclear, Rosatom, construcción, Día de la Victoria, Jair Bolsonaro, Rusia
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook