En directo
    Política
    URL corto
    6611
    Síguenos en

    MOSCÚ (Sputnik) — Rusia aceptaría que su embajador vuelva a Kiev y el ucraniano, a Moscú, aseguró el ministro de Exteriores ruso, Serguéi Lavrov.

    "Ucrania retiró a su embajador (de Rusia) y amenazó con romper las relaciones diplomáticas. Sin embargo, ahora se ha mencionado que es probable que (el presidente ucraniano, Volodímir) Zelenski decida volver a tener embajadores. Nosotros no estaremos en contra", dijo el jefe de la diplomacia rusa en entrevista con el diario Rossiyskaya Gazeta.

    Lavrov subrayó que, incluso en las condiciones actuales, Rusia y Ucrania mantienen estrechos nexos en economía, transporte, asuntos humanitarios y relaciones familiares.

    "Por supuesto, es irrazonable constantemente crear barreras, ya sea para la conectividad aérea, para el transporte ferroviario o simplemente para la comunicación", enfatizó al ministro al asegurar que Moscú está interesado en los contactos con Kiev.

    Estados Unidos parece estar interesado en que continúe el conflicto en el este de Ucrania, declaró Lavrov.

    "Parece que el mantenimiento de este conflicto en una fase controlada responde a los intereses geopolíticos de EEUU en el espacio postsoviético", dijo.

    Moscú sabe, según Lavrov, que en la cumbre del Cuarteto de Normandía (Alemania, Francia, Rusia y Ucrania) en París, el pasado 9 de diciembre, Kiev rechazó la retirada de las tropas de toda la línea de separación en Donbás siguiendo las instrucciones de Washington, que "no quiere que se cumplan los Acuerdos de Minsk, ni que la línea de contacto sea segura de ambos lados".

    Las sanciones contra Rusia

    La obsesión con las sanciones contra Rusia cuesta cientos de millones de euros al empresariado europeo, afirmó el ministro de Asuntos Exteriores ruso.

    "Ya se trata de no una política práctica, sino de una obsesión con las sanciones, aunque todos saben que el sector de negocios europeo sufre pérdidas por muchas decenas, incluso cientos de millones de euros", dijo.

    Lavrov añadió que "hay un grupo de países pequeño pero muy agresivo que impulsa el antagonismo con Rusia y el mantenimiento de las sanciones hasta que Moscú cumpla los Acuerdos de Minsk".

    "De eso se aprovechó el expresidente de Ucrania Petró Poroshenko, y ahora se aprovechan las nuevas autoridades ucranianas. No van a hacer nada, porque sin sus acciones los Acuerdos de Minsk no serán implementados, pero la Unión Europea, siguiendo su lógica, va a mantener las sanciones contra Moscú", dijo el jefe de la diplomacia rusa.

    Mientras tanto, indicó, Ucrania recibirá ciertas donaciones en el marco de la ayuda occidental.

    Los Acuerdos de Minsk

    "Estamos preocupados por las declaraciones de (ministro de Exteriores de Ucrania, Vadim) Pristaiko de que Kiev puede pensar en una alternativa a los Acuerdos de Minsk si próximamente no se dan pasos positivos por parte de Rusia", dijo Lavrov.

    Al mismo tiempo, el ministro ruso subrayó que si esta alternativa consiste en el enfoque promovido por Kiev de que primeramente hay que entregar el control sobre la frontera, entonces será difícil garantizar la seguridad de la población civil.

    "Hasta miembros del nuevo Gobierno y diputados de la nueva Rada Suprema (Parlamento ucraniano) afirman que no se puede descartar el uso de la fuerza. ¿Y a estas personas se debe entregar el pleno control de la frontera? (…) La población civil simplemente sería sofocada", advirtió Lavrov.

    Diálogo sobre armas nucleares

    Rusia está dispuesta a participar en cualquier formato de negociaciones multilaterales sobre la reducción de armas nucleares, declaró Serguéi Lavrov.

    "Estamos dispuestos a participar en negociaciones para seguir reduciendo y limitando las armas nucleares, en cualquier formato", dijo.

    El jefe de la diplomacia rusa recordó que EEUU insiste la participación de China en las conversaciones sobre los temas relacionados con los tratados INF (de Eliminación de Misiles de Alcance Medio y Más Corto) y START (de Reducción de Armas Estratégicas).

    Sin embargo, continuó, Pekín ha manifestado más de una vez su rechazo a participar en esas negociaciones, pues sostiene que la estructura y las características cuantitativas de sus fuerzas nucleares son diferentes de las de Rusia y EEUU.

    "Si China cambia de opinión, está bien, vamos a participar en las negociaciones multilaterales. Pero no vamos a tratar de persuadir a Pekín", subrayó Lavrov.

    Señaló que no se trata necesariamente de conversaciones a tres bandas, porque existen además dos potencias nucleares oficiales –el Reino Unido y Francia–, y otras dos potencias nucleares de facto –la India y Pakistán–, así como varios otros países que tienen armas nucleares.

    "Si llegamos a tener negociaciones multilaterales sobre el Tratado START III y todos aceptan participar, por supuesto, Rusia también será parte de este proceso", resumió.

    El ministro de Exteriores ruso resaltó que Moscú considera "absolutamente obligatoria" la prórroga del Tratado START III, "para que se mantenga una base para nuevas conversaciones y acciones prácticas".

    Etiquetas:
    Ucrania, Rusia, Serguéi Lavrov
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook