En directo
    Política
    URL corto
    La escalada de tensiones en Oriente Medio tras el asesinato del general Soleimani (165)
    0 2815
    Síguenos en

    El comandante de la Fuerza Quds del Cuerpo de la Guardia Revolucionaria Islámica Qasem Soleimani estuvo en el punto de mira de Washington en numerosas ocasiones durante la última década, pero fue considerado intocable, según revelaron varias fuentes del Ejército y la inteligencia estadounidenses a Yahoo News.

    En 2007, un avión teledirigido estadounidense Predator detectó una reunión masiva en el barrio de Ciudad Sáder, habitado principalmente por chiítas, una fuerza clave detrás de varias milicias iraquíes apoyadas por Irán. Los militares de EEUU que dirigían este dron, al darse cuenta de que era el propio comandante de la Fuerza Quds, comenzaron a discutir si debían usar los misiles de Predator para eliminar al general, reveló la fuente.

    Al final, se decidió que no podían abatir a Soleimani aunque estuviera solo en Sáder, ya que el general de la Fuerza Quds era considerado "intocable" por la Administración estadounidense, según el exoficial de inteligencia.

    A su vez, John Maguire, exfuncionario de alto nivel de la CIA, añadió que la principal razón de ello era el temor a las consecuencias del asesinato en las relaciones entre Estados Unidos e Irán.

    "Nos pidieron que evaluáramos las consecuencias y dijimos que los iraníes verían este acto como algo incendiario", señaló agregando que la Administración Bush decidió que la escalada no valdría la pena.

    Otro exfuncionario anónimo de los servicios de inteligencia estadounidenses señaló que el Gobierno de EEUU consideraba a la Fuerza Quds iraní como una organización de inteligencia como la KGB de la URSS, lo que le llevó a considerar inapropiado el uso de la fuerza letal para contrarrestarla.

    "No se mata a los agentes de inteligencia del otro lado. No está en nuestro ADN", afirmó.

    Por otro lado, a los militares en EEUU les ataron las manos por las restricciones impuestas por el entonces primer ministro iraquí Nuri Maliki, quien prohibió ataques contra las milicias chiítas y la Fuerza Quds.

    En otra ocasión en 2007, el convoy de Soleimani, que cruzaba la frontera de Irán al norte de Irak, también estaba en el punto de mira de las Fuerzas Especiales de EEUU. El comando optó por monitorear y no atacar debido a la "polémica política que seguiría" tal decisión, reveló más tarde Stanley McChrystal, el excomandante del Comando Conjunto de Operaciones Especiales de Estados Unidos.

    En general, Qasem Soleimani y sus militares sabían que estaban seguros en Irak, escribe el medio.

    En los primeros años de la presencia estadounidense en Irak, Soleimani se movía de un lado a otro "constantemente", pero siempre había tomado las precauciones que se esperaban de un experimentado oficial de inteligencia, contó John Maguire, un exfuncionario de alto nivel de la CIA. Soleimani disfrazó su rango e identidad, usó solo transporte terrestre y evitó hablar por teléfono o por radio, prefiriendo dar órdenes a sus subordinados en Irak en persona.

    Sin embargo, con el tiempo se dio cuenta de que era "intocable" y continuó yendo y viniendo entre Irán e Irak sin tomar precauciones adicionales. Otro exfuncionario de la CIA reveló que Soleimani apareció varias veces en la Zona Verde de alta seguridad de Bagdad donde se ubica la Embajada estadounidense.

    Después, el comandante de la Fuerza Quds prácticamente abandonó todo secreto en sus movimientos y se "movía con impunidad" en Irak cuando las milicias chiítas y las fuerzas estadounidenses formaron una alianza "incómoda" para hacer frente al ISIS, aseguró Daniel Hoffman, el exjefe de la división de Oriente Medio de la CIA. Según informa el medio, Soleimani aparecería en los campos de batalla, y se tomaba fotos con las milicias chiítas locales que luchaban contra la organización terrorista.

    "Tuvimos información casi diaria sobre su paradero durante la mayor parte de la última década", afirmó el general del Ejército estadounidense Tony Thomas.

    Retrato del general Soleimani en Teherán
    © REUTERS / Nazanin Tabatabaee/WANA (West Asia News Agency)
    Yahoo News alegó que Soleimani creía que su estatus de "intocable" no había cambiado con la nueva Administración estadounidense hasta sus últimos momentos, aunque no existe ninguna prueba sólida de que se sintiera así.

    El general murió en un ataque aéreo estadounidense el 3 de enero de 2020 cerca del aeropuerto internacional de Bagdad, y Washington justificó la acción alegando que Soleimani planeaba atacar las embajadas estadounidenses.

    Teherán condenó el asesinato como un "terrible crimen" y llevó a cabo un ataque con misiles contra las instalaciones militares estadounidenses en Irak.

    Tema:
    La escalada de tensiones en Oriente Medio tras el asesinato del general Soleimani (165)
    Etiquetas:
    Fuerza Quds, Qasem Soleimani, EEUU, Irán
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook