En directo
    Política
    URL corto
    0 25
    Síguenos en

    MOSCÚ (Sputnik) — El Departamento de Estado de EEUU ha creado el cargo de enviado especial que contrarrestará la creciente influencia de China en la ONU y otras organizaciones internacionales, comunicó la revista Foreign Policy citando a funcionarios estadounidenses.

    Este cargo ocupa Mark Lambert, quien antes desempeñó como el enviado especial de Estados Unidos para Corea del Norte, pero el nombramiento nunca se hizo oficial, según la revista.

    La idea de designar a Lambert fue propuesta por funcionarios del Departamento de Estado en una sesión informativa sobre la situación en Taiwán la semana pasada, al principio se trataba de crear el puesto de "enviado especial para la integridad de las instituciones multilaterales".

    Al mismo tiempo, un funcionario estadounidense definió el nuevo cargo como "enviado especial para contrarrestar la influencia nociva" al subrayar que el trabajo del diplomático se centrará en el papel de China en las organizaciones internacionales.

    El primer reto de Lambert en ese cargo será evitar que el candidato chino Wang Binying sea elegido como director general de la Organización Mundial de la Propiedad Intelectual. El actual jefe de la organización, el australiano Francis Gurry, dejará el cargo en septiembre. Wang es uno de los 10 candidatos que disputan este puesto.

    Según el rotativo, después de que la Administración del presidente de EEUU, Donald Trump, se alejara del concepto de relaciones multilaterales, se produjo un vacío político que China quiere llenar pero ahora, aparentemente, Estados Unidos quiere "revertir el tiempo".

    Mientras, China se ha consolidado en altos cargos en organizaciones internacionales, lo que permite a Pekín ejercer influencia, concluye el medio.

    Etiquetas:
    China, ONU, EEUU
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook