En directo
    Política
    URL corto
    0 80
    Síguenos en

    COLOMBO (Sputnik) — Rusia seguirá adelante con los esfuerzos para que se normalice la situación en Libia, declaró el ministro de Exteriores ruso, Serguéi Lavrov.

    "Continuaremos los esfuerzos en esta dirección, el resultado final aún no se ha logrado", dijo Lavrov tras la reunión con su homólogo esrilanqués, Dinesh Gunawardena.

    El canciller ruso enfatizó que Rusia trabaja para que "las partes libias demuestren la misma responsabilidad [que las del conflicto sirio] por el destino de su país".

    "Todos nosotros actuamos en la misma dirección y alentamos a todas las partes libias a llegar a un acuerdo en vez de continuar arreglando las cosas mediante el uso de la fuerza", puntualizó.

    El canciller ruso abogó por un mecanismo de paz para Libia semejante al que se implementa en Siria.

    "El pueblo libio ganaría con un proceso de paz similar al sirio", dijo Lavrov.

    Lamentó que hasta el momento Libia no haya recuperado su institucionalidad.

    "La OTAN destruyó con sus bombardeos el sistema estatal libio en 2011 y hasta ahora seguimos pagando, en especial los ciudadanos libios, las consecuencias de esa aventura criminal e ilegal", sostuvo.

    El jefe de la diplomacia rusa alertó que los terroristas que sufrieron una derrota aplastante en Siria se trasladan ahora a Libia.

    "El 90% del territorio sirio está controlado por el Gobierno legítimo. Los remanentes terroristas, ante todo de Idlib, (...) se trasladan a Libia para continuar sembrando la discordia en ese país", advirtió.

    El jefe de la diplomacia rusa recordó que los presidentes de Rusia y Turquía, Vladímir Putin y Recep Tayyip Erdogan, habían llamado a declarar un alto el fuego en el territorio de Libia a partir del 12 de enero, y las dos facciones enfrentadas en el país magrebí aceptaron esta iniciativa, aunque se acusaron de violar el armisticio en las primeras horas.

    El jefe del Ejército Nacional Libio (ENL), mariscal Jalifa Haftar, y el jefe del Gobierno de Unidad Nacional de Libia, Fayez Sarraj, llegaron el 13 de enero a Moscú donde los ministros de Exteriores y de Defensa de Rusia y Turquía y los representantes de los bandos del conflicto libio celebraron consultas encaminadas a lograr un acuerdo sobre el alto el fuego en Libia.

    La delegación del consejo presidencial del Gobierno de Unidad Nacional, según informó el ministro de Exteriores de ese Gobierno, Mohamad Siala, se marchó de Moscú tras firmar el acuerdo del alto el fuego con el ENL y ahora se encuentra en Estambul. Una fuente militar libia, por su parte, informó a Sputnik que Haftar se fue de Moscú a Bengasi sin firmar el mencionado acuerdo por falta de una cláusula sobre la disolución de las milicias leales al Gobierno de Unidad Nacional.

    Tensiones ente Irán y EEUU

    Lavrov también instó a Washington y Teherán a actuar con reserva y resolver sus diferencias por la vía dialogada.

    La eliminación del general Qasem Soleimani, el comandante de la fuerza de élite Quds del Cuerpo de la Guardia Revolucionaria Islámica iraní, fue a juicio de Lavrov "el momento culminante en la actuación ilegal de Washington".

    "Claramente, es algo que rebasa todos los límites, tanto del derecho internacional como, simplemente, de lo humano", afirmó el canciller ruso.

    Lavrov descartó que de Moscú pueda intervenir en el conflicto actual entre Washington y Teherán.

    "Si por intervención, como la llama, se entienden ciertas acciones físicas, no entra en nuestros planes", respondió a la pregunta de un periodista.

    El jefe de la diplomacia rusa hizo un llamado a la reserva y el diálogo.

    "Estamos en contra de una escalada, independientemente de quién la haya iniciado... Exhortamos a EEUU e Irán a manifestar moderación y resolver todos los problemas a través del diálogo", puntualizó.

    Retrato del general Soleimani en Teherán
    © REUTERS / Nazanin Tabatabaee/WANA (West Asia News Agency)
    El general Qasem Soleimani, el comandante de la fuerza de élite Quds del Cuerpo de la Guardia Revolucionaria Islámica iraní, y Abu Mahdi Muhandis, un alto rango de las Fuerzas de Movilización Popular (milicias chiíes iraquíes respaldadas por Irán), fueron asesinados en un ataque aéreo ejecutado en la madrugada del 3 de enero por orden del presidente de EEUU, Donald Trump, a las afueras del aeropuerto internacional de Bagdad.

    Según Washington, los dos militares orquestaron un ataque a la Embajada estadounidense en Irak el 31 de diciembre pasado.

    El 8 de enero, el Ejército iraní bombardeó con misiles dos bases usadas por militares estadounidenses en Irak en represalia por la muerte de Soleimani.

    Etiquetas:
    EEUU, Irán, Serguéi Lavrov, conflicto, Rusia, Libia
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik