En directo
    Política
    URL corto
    La escalada de tensiones en Oriente Medio tras el asesinato del general Soleimani (165)
    2142
    Síguenos en

    TEHERÁN (Sputnik) — El Ministerio de Exteriores de Irán convocó este domingo al embajador del Reino Unido en Teherán, Rob Macaire, por su asistencia a una manifestación. El embajador fue arrestado como extranjero no identificado durante las manifestaciones y fue liberado 15 minutos después.

    "Esta tarde, el 12 de enero, el embajador británico en Teherán, Rob Macaire, fue convocado al Ministerio de Exteriores iraní debido a su inusual comportamiento y su presencia en una reunión ilegal", escribió la Cancillería iraní en su canal en la mensajería Telegram.

    Los diplomáticos iraníes recordaron a Macaire que "la presencia de embajadores extranjeros en reuniones ilegales es incompatible con sus funciones de representantes políticos de su país y es contraria a la Convención de Viena sobre Relaciones Diplomáticas", dice el texto.

    "Irán expresó una protesta oficial al embajador y al Gobierno del Reino Unido", agrega.

    Más temprano se informó sobre la detención de Macaire por organizar y participar en las protestas en Teherán, el hecho que el propio diplomático negó.

     

    El Ministerio de Exteriores de Irán explicó que el embajador "no fue detenido sino arrestado como extranjero no identificado que participaba en una reunión ilegal" y fue liberado 15 minutos después. El ministro de Exteriores del Reino Unido, Dominic Raab, condenó el incidente, al resaltar que fue una detención infundada y una flagrante violación del derecho internacional. Por su parte, la portavoz del Departamento de Estado de EEUU, Morgan Ortagus, instó a Irán "a disculparse oficialmente con el Reino Unido por violar sus derechos y a respetar los derechos de todos los diplomáticos".

    El sábado pasado centenares de estudiantes se congregaron frente a la Universidad Tecnológica Amirkabir en Teherán en homenaje a los fallecidos en la catástrofe del vuelo PS 752. Una vigilia pacífica desembocó en una protesta, con manifestantes demandando la destitución y la persecución penal de los responsables del siniestro que se saldó con 176 muertos, entre ellos nacionales de Irán, Ucrania, Afganistán, Alemania, Canadá, el Reino Unido y Suecia.

    Algunos manifestantes rompieron un retrato del general Qasem Soleimaní, eliminado por EEUU como terrorista y considerado un mártir en Irán.

     

    Tema:
    La escalada de tensiones en Oriente Medio tras el asesinato del general Soleimani (165)
    Etiquetas:
    escándalo, Reino Unido, Irán
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik