En directo
    Política
    URL corto
    3650
    Síguenos en

    MOSCÚ (Sputnik) — La canciller alemana Angela Merkel llegó a Moscú para debatir con el presidente de Rusia, Vladímir Putin, los problemas más acuciantes de la agenda internacional.

    El presidente de Rusia y la canciller de Alemania examinaron la situación en Siria, Donbás y Oriente Medio, entre otros temas.

    "Debatimos durante las negociaciones la situación en la República Árabe Siria, compartí con la señora canciller los resultados de mi reciente viaje a Damasco y las negociaciones con el presidente (sirio, Bashar Asad)", dijo Putin.

    El líder ruso agregó que la situación en Siria se está estabilizando al agregar que Rusia y Alemania están convencidos de que el conflicto en el país árabe puede ser resuelto solo con medios políticos de acuerdo con la resolución 2254 del Consejo de Seguridad de la ONU.

    Además, los líderes analizaron la crisis en Donbás y coincidieron en que "los Acuerdos de Minsk siguen siendo la única base para normalizar la situación en el sureste de Ucrania".

    En lo referente a la prolongación de la ley sobre el estatus especial de Donbás, el presidente ruso la calificó como "un buen paso en la dirección correcta" al destacar al mismo tiempo que la mencionada ley debe "tener la vigencia indefinida" y "estar consagrada en la Constitución ucraniana", tal y como se dispone en los Acuerdos de Minsk.

    Respondiendo a la pregunta sobre las vías para normalizar la situación en Oriente Medio, Putin afirmó haber debatido con Merkel las medidas conjuntas para evitar cualquier escenario negativo en la mencionada región.

    El mandatario ruso advirtió también del riesgo de una catástrofe "humanitaria, interreligiosa y económica" en caso de que se desaten las hostilidades de gran escala en la región.

    Nord Stream 2

    Putin declaró que Rusia valora la posición de Alemania respecto al proyecto Nord Stream 2.

    "Valoramos altamente la posición responsable del Gobierno de Alemania en apoyo al conocido proyecto Nord Stream 2", afirmó el mandatario ruso.

    Respecto a las perspectivas del proyecto, el mandatario ruso aseguró que su país es capaz de concluir la construcción del gasoducto "sin la participación de socios extranjeros" al agregar que "es una cuestión de plazos".

    "Espero que hasta finales del año en curso o en el primer trismestre del año próximo las obras de construcción terminen y el gasoducto empiece a funcionar", afirmó.

    Por su parte, la canciller alemana considera importante llevar el proyecto a término.

    El gasoducto Nord Stream 2 "está legitimado por la nueva legislación europea, necesitamos llevarlo a término", dijo Merkel.

    La canciller alemana enfatizó que "todos están interesados en diversificar los suministros de gas, por tanto es un proyecto muy importante".

    En lo referente a las sanciones impuestas por EEUU contra el proyecto, Merkel subrayó que su país las considera "incorrectas".

    Además, Putin y Merkel examinaron el tránsito del gas ruso a través de Ucrania.

    "Durante las negociaciones abordamos los temas relacionados con la continuación del tránsito del gas ruso a través del territorio de Ucrania", dijo Putin.

    El Nord Stream 2, impulsado por una alianza de empresas de Rusia, Alemania, Austria, Francia y Países Bajos, prevé el tendido de dos hilos por el fondo del mar Báltico para transportar un total de 55.000 millones de metros cúbicos del combustible.

    El gasoducto pasará por las aguas territoriales y/o zonas económicas exclusivas de Alemania, Finlandia, Rusia, Suecia y Dinamarca.

    Pacto nuclear iraní

    Merkel destacó que Alemania llama a hacer todo lo posible para preservar el Plan de Acción Integral Conjunto (PAIC, conocido como pacto nuclear).

    "Abordamos también la situación en Irán, compartimos la opinión de que se debe hacer todo lo posible para preservar el PAIC", añadió Merkel.

    El mandatario ruso, por su parte, se mostró a favor de mantener vigente el mencionado acuerdo al agregar que "los iraníes pueden contar con el apoyo de los países europeos que prometieron crear un mecanismo financiero especial e independiente del dólar para el comercio con Irán".

    "Se necesita que el instituto para los intercambios comerciales —Instex—, al fin y al cabo, empiece a funcionar", enfatizó Putin.

    En mayo de 2018, EEUU abandonó el PAIC y restableció las sanciones contra Irán con el argumento de que ese país seguía desarrollando armas nucleares. Al mismo tiempo los signatarios europeos anunciaron que aspiran a conservar ese Plan.

    En mayo de 2019, un año después de la retirada de EEUU, Irán comenzó a recortar gradualmente el cumplimiento de sus compromisos nucleares.

    Conflicto en Libia

    Asimismo, Merkel declaró que Alemania apoya los esfuerzos de Rusia y Turquía para resolver la situación en Libia.

    "Esperamos que los esfuerzos de Rusia y Turquía (para resolver la situación en Libia) tengan éxito", dijo la mandataria.

    La canciller alemana agregó que su país mantiene contactos sobre ese tema con Rusia, Turquía y varios países de la Unión Europea (UE).

    "Los ministros de Exteriores de los países europeos también siguen en estrecho contacto", indicó.

    A su vez, Putin destacó la importancia de poner fin a las hostilidades en este país y apoyó la iniciativa de celebrar una conferencia sobre Libia en Berlín bajo la égida de la ONU.

    "Es importante poner fin a los enfrentamientos armados entre el Ejército Nacional Libio (ENL), liderado por el mariscal (Jalifa) Haftar, y el Gobierno libio de Unidad Nacional, de (Fayez) al Sarraj, establecer un alto el fuego, tomar medidas para reanudar el proceso político con el fin de superar la división dentro del país y formar instituciones estatales unificadas", dijo Putin en una rueda de prensa conjunta con la canciller alemana, Angela Merkel.

    El mandatario ruso enfatizó que su país apoya la iniciativa de celebrar una conferencia sobre Libia en Berlín bajo los auspicios de la ONU.

    Putin destacó el carácter oportuno de la mencionada iniciativa al agregar que esta podría "marcar el inicio de una resolución pacífica y gradual del conflicto".

    En opinión del líder ruso, para que la conferencia de Berlín tenga éxito, se debe garantizar la participación de los Estados que "están realmente interesados en ayudar a la resolución libia".

    "Lo importante es que las decisiones (adoptadas en el marco de la conferencia) sean acordadas previamente con las partes libias", enfatizó el presidente ruso.

    Además, Putin expresó la esperanza de que las partes en conflicto en Libia cesen el fuego y las hostilidades el 12 de enero, tal y como pidió junto con su homólogo turco, Recep Tayyip Erdogan.

    Libia continúa sumida en una crisis desde que el derrocamiento de su líder histórico, Muamar Gadafi, en 2011, derivó en violentos enfrentamientos entre facciones rivales, el surgimiento de grupos yihadistas y en una dualidad de poderes.

    A principios de abril pasado, Libia entró en una nueva espiral de violencia después de que el Ejército Nacional Libio empezara una ofensiva para liberar a Trípoli de "terroristas".

    Etiquetas:
    Rusia, Alemania, reunión, Moscú, Angela Merkel, Vladímir Putin
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik