En directo
    Política
    URL corto
    La escalada de tensiones en Oriente Medio tras el asesinato del general Soleimani (158)
    280
    Síguenos en

    TOKIO (Sputnik) — La amenaza de un nuevo repunte de las tensiones entre Irán y EEUU aún sigue siendo real, advirtió el viceministro ruso de Exteriores Serguéi Riabkov en declaraciones a Sputnik.

    Las últimas declaraciones de Irán y EEUU permiten esperar que "no haya nuevas escaladas en torno a esta crisis, pero no han desaparecido las premisas para que se reanude la confrontación", dijo Riabkov que llegó a Tokio para participar en el diálogo estratégico entre Rusia y Japón.

    El vicecanciller expresó la esperanza de que Irán y EEUU se abstengan de nuevos ataques al agregar que Rusia está dispuesta a trabajar para promover su "concepto de creación de un sistema de seguridad colectiva en la región del golfo Pérsico", así como cooperar con los que "estén abiertos a la búsqueda de una solución a los problemas actuales".

    Riabkov destacó la necesidad de que las partes actúen con moderación, en particular EEUU que "continúa con su política de desestabilización, caos manejable, amenazas y chantaje", una política que Rusia considera "destructiva e inadmisible".

    El viceministro de Exteriores enfatizó que Moscú está dispuesto a debatir la crisis en las relaciones entre Teherán y Washington en caso de que EEUU "manifieste su interés".

    Por su parte, el portavoz del primer ministro ruso, Oleg Ósipov, afirmó a Sputnik que si la situación en Oriente Medio se agrava, el Gobierno de Rusia está dispuesto a tomar medidas para garantizar la seguridad de sus ciudadanos que se encuentran en la región.

    "En caso de una escalada de la situación el Gobierno de Rusia está dispuesto a tomar medidas que si es necesario permitirán en los plazos más cortos resolver todos los asuntos urgentes técnicos y financieros para garantizar la seguridad de los ciudadanos rusos, incluida su evacuación", dijo.

    Añadió que el primer ministro ruso Dmitri Medvédev fue informado sobre los resultados de la evaluación de seguridad de los vuelos y el turismo en la región de Oriente Medio.

    Precisó que se toman todas las medidas para garantizar la seguridad de los vuelos y de la estancia de los rusos en los países de la región.

    Ósipov destacó también que los entes correspondientes rusos están monitoreando los acontecimientos en Oriente Medio, incluidos aquellos que influyen en la aviación civil.

    Además comentó que a los rusos, que se encuentran en la zona o planean los viajes a esta región, se les informa sobre posibles riesgos a través de la línea de atención al cliente. 

    La tensión entre Irán y Estados Unidos se agudizó a principios de enero cuando Washington realizó un ataque aéreo para matar al general Qasem Soleimani, jefe de la Fuerza Quds que forma parte de la Guardia Revolucionaria de Irán (CGRI).

    Irán respondió el 8 de enero con un bombardeo contra instalaciones militares usadas por EEUU en Irak, incluidas la base de Ain al Asad en la provincia de Al Anbar (oeste) y otra en Erbil (norte), donde se encuentra el contingente militar estadounidense.

    El CGRI amenazó con más represalias en el marco de lo que bautizó como la 'Operación mártir Soleimaní'.

    Según Washington, ninguno de los ciudadanos estadounidenses resultó herido en el ataque, solo fueron infligidos daños materiales.

    El presidente de EEUU, Donald Trump, anunció sanciones económicas adicionales contra Irán, mientras su administración evalúa una respuesta al ataque.

    Accidente aéreo en Irán

    Riabkov también declaró que es prematuro sacar conclusiones sobre el Boeing ucraniano accidentado cerca de Teherán antes del análisis de los expertos.

    "No existe ningún fundamento para intervenir con grandes declaraciones en esta etapa", dijo Riabkov y añadió que primero "hay que permitir a los especialistas analizar la situación y sacar conclusiones concretas".

    Subrayó que no se debe tratar de "ganar puntos políticos" en esta tragedia humana.

    El 8 de enero, un Boeing 737 de Ukraine International Airlines se estrelló pocos minutos después de despegar del aeropuerto de Teherán rumbo a Kiev.

    Todos sus 176 ocupantes, entre ellos nacionales de Irán, Ucrania, Afganistán, Alemania, Canadá, el Reino Unido y Suecia, fallecieron.

    El 9 de enero, el primer ministro canadiense, Justin Trudeau, afirmó que tenía información de inteligencia que apuntaba a un supuesto derribo del avión ucraniano por un misil iraní, posiblemente de forma accidental.

    Este 10 de enero, el jefe de la Organización de la Aviación Civil de Irán, Alí Abedzadeh, rechazó esta versión.

    Más temprano, el presidente de Ucrania, Volodímir Zelenski, dijo que su país no desestima que el avión ucraniano haya sido derribado.

    En ese sentido, Zelenski instó a Estados Unidos, Canadá y al Reino Unido a proporcionar evidencias respecto a la catástrofe aérea en Irán.

    Tema:
    La escalada de tensiones en Oriente Medio tras el asesinato del general Soleimani (158)
    Etiquetas:
    Rusia, confrontación, EEUU, Irán
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik