En directo
    Política
    URL corto
    171
    Síguenos en

    WASHINGTON (Sputnik) — El presidente estadounidense, Donald Trump, declaró a los medios que no prevé ninguna guerra con Irán al que previamente acusó de estar detrás del ataque a la embajada de EEUU en Irak.

    "No creo que sea una buena idea para Irán (...) no veo que suceda algo similar", respondió Trump a la pregunta respectiva de los periodistas.

    Los manifestantes iraquíes incendiaron la valla exterior de la embajada de EEUU en Bagdad en respuesta a los ataques aéreos contra la milicia chií Kataeb Hizbulá en Irak y Siria.

    Trump subrayó que EEUU lanzó los ataques aéreos en respuesta a otro con cohetes contra una base militar estadounidense en Irak del cual responsabilizó a Irán.

    El líder estadounidense también acusó a Irán de organizar el ataque a la embajada de EEUU en Bagdad.

    El Pentágono dijo que había llevado a cabo "ataques defensivos" contra cinco instalaciones de Kataeb Hizbulá en Irak y Siria en represalia por el atentado del grupo el viernes contra la base estadounidense cerca de la ciudad norteña de Kirkuk, que dejó un contratista de defensa muerto y cuatro soldados heridos.

    Corea del Norte

    El presidente estadounidense declaró que confía en que el líder norcoreano, Kim Jong-un, cumpla con sus compromisos sobre la desnuclearización.

    Kim "firmó un acuerdo sobre la descnuclearización (...) y creo que es un hombre que mantiene su palabra, lo vamos a averiguar pero creo que es un hombre que mantiene su palabra", respondió Trump a los medios.

    También bromeó respecto al "regalo navideño" de Kim diciendo que espera que sea "un jarrón".

    Asimismo, afirmó que se lleva bien con el líder norcoreano.

    Kim Jong-un antes declaró que cuanto más EEUU demora en las negociaciones y hace que los resultados sean poco claros, "más débil" será ante la creciente potencia de Corea del Norte y "más desesperado será su estado".

    Además, anunció que en breve exhibirá una nueva arma estratégica.

    Trump y Kim, al reunirse por primera vez el 12 de junio de 2018 en Singapur, se comprometieron a trabajar para la desnuclearización de la península de Corea y la normalización de las relaciones bilaterales.

    Sin embargo, el proceso de distensión en la península de Corea se atascó en los meses recientes.

    La segunda reunión de Trump y Kim, celebrada en Hanói a finales de febrero pasado, terminó de forma abrupta y sin un acuerdo, aunque las partes, según la Casa Blanca, quedaron en mantener más reuniones en el futuro.

    El tercer encuentro entre ambos líderes, no programado, tuvo lugar el 30 de junio en la línea divisoria entre ambas Coreas, y terminó con el anuncio de que Washington y Pyongyang retomarían consultas en las semanas siguientes.

    Sin embargo, el proceso negociador se reanudó solamente a principios de octubre y, según Corea del Norte, fue un fracaso por culpa de EEUU que había llegado a la mesa "con las manos vacías".

    A principios de diciembre, el vicecanciller norcoreano Ri Thae-song recordó que el fin del 2019 es la fecha límite que el líder norcoreano marcó en abril para que EEUU cambie de actitud en las negociaciones con Corea del Norte para preservar el avance logrado, si no quiere llevarse una "sorpresa navideña".

    Etiquetas:
    guerra, Corea del Norte, Irán, EEUU, Donald Trump
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook