En directo
    Política
    URL corto
    0 90
    Síguenos en

    DAMASCO (Sputnik) — El primer ministro dimisionario de Irak, Adel Abdul Mahdi, declaró que había mantenido una conversación telefónica con el secretario de Defensa de Estados Unidos, Mark Esper, para convencerlo de que no atacara las bases de la milicia chií en Irak.

    "Ayer [29 de diciembre] a las 6.45 [hora local, 3.45 GMT] tuvo lugar una conversación telefónica con el secretario de Defensa, quién comunicó que EEUU realizaría ataques dentro de varias horas contra las bases de Kataeb Hizbulá. Le dije que es una acción peligrosa que conduce a una escalada", declaró Mahdi.

    Agregó que pidió al jefe del Pentágono sostener una reunión y realizar consultas, ya que todavía no se estableció quién había atacado la base militar cerca de Kirkuk.

    "El ministro dijo que la decisión ya estaba tomada", añadió.

    El Pentágono anunció el 29 de diciembre haber realizado "golpes de precisión defensivos" a cinco instalaciones del grupo Kataeb Hizbulá en Siria e Irak, en respuesta a sus reiterados ataques contra las bases iraquíes de las fuerzas aliadas que participan en la operación Resolución Inherente.

    El Departamento de Defensa recordó que un ataque reciente del grupo Kataeb Hizbulá, al que vincula con la Fuerza Quds iraní, contra la base militar cerca de Kirkuk provocó la muerte de un contratista civil de EEUU, así como heridas a cuatro militares norteamericanos y dos agentes de seguridad iraquíes.

    Por su parte, la coalición iraquí Fuerzas de Movilización Popular (Al Hashd al Shaabi) informó de 25 muertos y 51 heridos como resultado del bombardeo estadounidense contra las milicias chiíes.

    Etiquetas:
    Adel Abdul Mahdi, Hizbulá, ataque, Irak, EEUU
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook