En directo
    Política
    URL corto
    0 80
    Síguenos en

    MOSCÚ (Sputnik) — Moscú está preocupada por el aumento de tensiones en el golfo Pérsico, declaró el ministro de Exteriores de Rusia, Serguéi Lavrov.

    "Nos preocupa el aumento de tensiones en la zona del golfo Pérsico", dijo durante la reunión con su par iraní, Mohamad Yavad Zarif, en Moscú.

    Lavrov denunció los intentos de ciertos socios de Occidente de "agravar la situación de manera artificial".

    Uno de los temas de las negociaciones es el Plan de Acción Integral Conjunto (PAIC) sobre el programa nuclear iraní.

    El titular de la diplomacia rusa recordó que el PAIC fue avalado por la resolución del Consejo de Seguridad de la ONU.

    Sin embargo, denunció, "EEUU no solo se retiró de este acuerdo de manera bien arrogante sino también de hecho prohíbe a los demás participantes del PAIC y los países miembros de la ONU cumplir con la resolución en la cual fue plasmado este acuerdo".

    Rusia e Irán deben hacer lo posible para preservar el pacto nuclear, urgió Lavrov.

    A su vez, el ministro de Exteriores iraní, Mohamad Yavad Zarif declaró que los ejercicios conjuntos de Rusia, Irán y China se realizan en el marco de la cooperación que busca establecer la paz en la región del golfo Pérsico.

    "Los ejercicios conjuntos que se realizan por Irán, Rusia y China estos días, subrayan nuestra cooperación dirigida al establecimiento de la paz en la región", dijo Zarif.

    Aseguró que las maniobras no están dirigidas en contra de otros países.

    El Ejército iraní
    © AP Photo / Ebrahim Noroozi
    Los tres países empezaron el 27 de diciembre los ejercicios de cuatro días Cinturón de Seguridad Marítima en el norte del Océano Índico y el golfo de Omán, para ejercitar medidas contra el terrorismo y ataques de piratas, según la Embajada iraní en Moscú.

    Las maniobras se llevan a cabo en medio del aumento de la tensión en el estrecho de Ormuz y la intención de Estados Unidos de crear una coalición para vigilar las aguas frente a las costas de Irán.

    Desde el Pentágono afirmaron que seguirán de cerca los entrenamientos de Irán, Rusia y China.

    Libia

    Lavrov también declaró que Rusia aboga por poner fin a las acciones militares en Libia sin condiciones previas.

    "El cese de las hostilidades es la principal condición para el inicio de un diálogo político, y estamos seguros de que esta tregua se debe garantizar sin cualquier exigencia preliminar", dijo Lavrov.

    Además, indicó que la idea de establecer una zona de exclusión aérea sobre Libia crea una mala asociación con la invasión de la OTAN a ese país norafricano.

    "La idea de establecer una zona prohibida a los vuelos sobre Libia crea una mala asociación… La OTAN empezó a bombardear Libia precisamente después de que el Consejo de Seguridad de la ONU acordara crear una zona de exclusión aérea sobre Libia", dijo el canciller ruso. 

    El primer ministro de Italia, Giuseppe Conte, comentó más temprano que la creación de una zona de exclusión aérea sobre Libia contribuiría al cese de las hostilidades en ese país.

    Lavrov señaló a este respecto que Moscú no puede estar segura de que la Alianza Atlántica respete los acuerdos logrados anteriormente y no empiece a bombardear el territorio libio.

    "Es mejor que los protagonistas internacionales —sin excepción alguna— influyan sobre los bandos del conflicto libio en una sola dirección: cese inmediato de las acciones bélicas, anuncio de un alto el fuego indefinido e inicio de las negociaciones entre las partes", apuntó Lavrov.

    El 26 de diciembre una fuente del Gobierno de Unidad Nacional de Libia, con sede en Trípoli, informó, citada por el canal de televisión Sky News Arabia, de que había solicitado formalmente ayuda militar a Turquía.

    El mismo día el presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, reiteró que si recibiera la solicitud de enviar sus tropas a Libia, la aceptaría, y declaró que en enero tiene previsto pedir la autorización del Parlamento para hacerlo.

    PAIC

    Además, Lavrov declaró que Rusia instará a EEUU y la Unión Europea (UE) a que vuelvan a cumplir el Plan de Acción Integral Conjunto (PAIC) sobre el programa nuclear iraní o reconozcan que este dejó de existir.

    "Pediremos que nuestros socios occidentales reconozcan la realidad, EEUU y la Unión Europea deben volver a cumplir plenamente sus obligaciones en el marco del Plan de Acción Integral Conjunto, y luego Irán como lo ha dicho antes en más de una ocasión, restablecerá el cumplimiento de las obligaciones que había asumido exclusivamente de forma voluntaria", dijo.

    Para Lavrov, esta sería la mejor solución a la crisis actual en torno al PAIC.

    "O bien, si nuestros socios occidentales no están listos para reafirmar de esta forma su respeto al derecho internacional y los acuerdos alcanzados, se debería dar por muerto el PAIC", señaló.

    El jefe de la diplomacia rusa destacó que la salida de EEUU del pacto nuclear iraní es una violación de todas las normas, reglas y principios.

    Además, Lavrov calificó de "destructiva" la política de Washington en torno al PAIC, así como criticó a la UE "por el cumplimiento incompleto de sus obligaciones" asumidas en el marco del mencionado acuerdo.

    En julio de 2015, Irán y seis mediadores internacionales —Rusia, Estados Unidos, el Reino Unido, China, Francia y Alemania— firmaron el PAIC que impuso una serie de limitaciones al programa nuclear iraní con el objetivo de excluir su posible dimensión militar, a cambio del levantamiento de las sanciones internacionales.

    En mayo de 2018, Washington rompió el pacto y activó varias baterías de sanciones contra Irán con el argumento de que seguía desarrollando armas nucleares. Un año después de la retirada de EEUU, Irán comenzó a recortar gradualmente el cumplimiento de sus compromisos nucleares ante la falta de avance por parte del resto de países signatarios para contrarrestar las restricciones norteamericanas.

    Etiquetas:
    EEUU, Irak, tensiones, Rusia, Golfo Pérsico
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik