En directo
    Política
    URL corto
    251
    Síguenos en

    Casi todos los miembros del Partido Demócrata en la Cámara de Representantes votaron a favor del juicio político contra Donald Trump. Sin embargo, esta ofensiva no será suficiente para destituir al actual mandatario estadounidense ni afectará a su presencia en las elecciones del 2020, opina el analista Scott Bennett.

    Bennett considera que poco a poco los ciudadanos estadounidenses empiezan a entender que todo el proceso de impeachment no es ni más ni menos que una obra teatral o un juego político. Las encuestas y las investigaciones públicas dejan claro que el índice de aprobación de Trump va subiendo en la sociedad estadounidense a pesar de toda la histeria y la propaganda organizada por los demócratas en los medios de comunicación mainstream.

    Ahora, el presidente estadounidense espera la votación en el Senado, donde el Partido Republicano tiene mayoría.  Bennett considera que los republicanos apoyarán enteramente a Trump, mientras que varios políticos del Partido Demócrata entenderán que sus futuras carreras dependerán de su abstención o el voto contra el juicio político.

    "Los demócratas en la Cámara de Representantes comienzan a entender, aunque tarde, que el 'impeachment' contra Trump tendrá una repercusión enormemente destructiva contra su partido en los comicios del 2020", enfatizó el analista independiente en una entrevista a Sputnik.

    Como resultado, muchos demócratas perderán sus asientos a favor de los republicanos, que volverán a hacerse con la mayoría en la Cámara Baja del Congreso de EEUU, además de mantener la mayoría en el Senado, con Trump preservando la Presidencia.

    El mandatario estadounidense ya ha pasado a atacar a los demócratas por haber llegado a la votación sobre el impeachment, calificándolos de traidores y mentirosos. Según el político republicano, lo hacen en el intento de distraer al público estadounidense de los crímenes de guerra y la corrupción practicadas por la Administración Obama, el exvicepresidente de EEUU Joe Biden y la exsecretaria de Estado Hillary Clinton, así como del golpe de Estado en Ucrania orquestado por el Departamento de Estado.

    "La popularidad del presidente Trump en EEUU saldrá más reforzada [de esta situación]", destacó el analista.

    Bennett opina que, en el peor de los casos, el impeachment puede convertirse en la chispa que provoque una guerra civil o una sublevación de los ciudadanos estadounidenses contra su Gobierno. Esta rebelión puede ser la única manera de cambiar el curso político destructivo que EEUU ha tomado desde 2001.

    "Los ciudadanos estadounidenses se encuentran ahora en una encrucijada en la que ven cómo cada vez más demócratas continúan expandiendo la conquista militar en todo el Oriente Medio con sus intentos de desencadenar una guerra en Siria e Irán; antagonizando a Rusia por medio de suministrar armas a Ucrania; permitiendo a los inmigrantes ilegales inundar sus fronteras", entre otras políticas, concluyó Bennett.
    Etiquetas:
    Donald Trump, impeachment
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik