En directo
    Política
    URL corto
    0 343
    Síguenos en

    MOSCÚ (Sputnik) — La exigencia de Alemania de que Rusia reconozca su supuesta implicación en el asesinato de un georgiano en Berlín resulta completamente inaceptable, declaró el ministro de Exteriores ruso, Serguéi Lavrov.

    El canciller ruso comparó la postura de Alemania ante la muerte violenta de Zelimkhan Khangoshvili, ciudadano georgiano de origen checheno, con los llamados a que Rusia se responsabilice de la catástrofe del vuelo MH17.

    "Si nuestros socios alemanes han tomado eso como ejemplo, tal vez no lleguemos a ninguna parte, ya que de esta manera no se puede hablar con nadie, muchos menos con Rusia", dijo el jefe de la diplomacia rusa.

    El ministro recordó que existen canales entre Moscú y Berlín que se utilizan para debatir asuntos relacionados con las infracciones de las leyes de uno u otro país, a los que Alemania no acudió.

    "Si a nuestros socios alemanes les da por echarnos en cara que consideran insuficiente la cooperación de Rusia, no sé cómo llegaron a esas valoraciones", recalcó el canciller.

    Lavrov recordó que la comisión que esclarece el caso del MH17 nunca presentó los datos de los radares ucranianos, las conversaciones de sus controladores de vuelos, las fotos de los satélites de EEUU, ni tampoco invitó a Rusia a participar en la investigación.

    La víspera el Ministerio de Exteriores de Alemania declaró personas no gratas a dos funcionarios de la Embajada rusa en Berlín en relación con la investigación del asesinato de un georgiano, declarado en búsqueda en Rusia por terrorismo en 2002, que tuvo lugar en agosto pasado.

    Los medios Der Spiegel, The Insider y Bellingcat aseguran que Khangoshvili, entre 1999 y 2001, tomó parte en la segunda guerra de Chechenia en las filas de los rebeldes, luego se mudó a Georgia; en 2008 reclutó a combatientes para el conflicto militar con Rusia, pero no participó en las hostilidades.

    En otra investigación, los tres medios identificaron al asesino de Khangoshvili como el ruso Vadim Krásikov, de 54 años, que hasta 2015 estaba en búsqueda en Rusia por supuestamente asesinar a tiros a un empresario en Moscú.

    Mientras la información de los periodistas apunta a que el asesino tiene vínculos con las autoridades rusas, el portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov, aseguró que se trata de "hipótesis infundadas".

    Etiquetas:
    escándalo, Serguéi Lavrov, Alemania, Berlín, asesinato
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik