13:43 GMT +308 Diciembre 2019
En directo
    Serguéi Lavrov, canciller ruso

    Moscú apoya los intentos del primer ministro libanés de formar nuevo Gobierno

    © Sputnik / Anton Novoderezhkin
    Política
    URL corto
    0 40
    Síguenos en

    PARÍS (Sputnik) — Moscú apoya los esfuerzos del primer ministro de Líbano, Saad Hariri, para formar nuevo Gobierno, declaró el ministro de Exteriores ruso, Serguéi Lavrov.

    "Apoyamos los intentos de Hariri de establecer un gobierno", dijo Lavrov interviniendo en la segunda edición del Foro de París sobre la Paz que se celebra por la iniciativa del líder francés, Emmanuel Macron.

    Al mismo tiempo, el canciller ruso calificó de poco realista la idea de Hariri de crear un gobierno completamente tecnócrata.

    A su vez, el coordinador especial de la ONU en el Líbano, Jan Kubis, llamó a las autoridades libanesas a acelerar el proceso de formación de un nuevo Gobierno.

    Refinería de petróleo en Libia (archivo)
    © Sputnik / Andrey Stenin
    "El coordinador especial, Jan Kubis, pide a los dirigentes del Líbano que nombren a un primer ministro, empiecen un proceso obligatorio de consultas parlamentarias y aceleren lo máximo posible el proceso de formación de un nuevo gobierno de personas conocidas por su competencia y honestidad, que gocen de la confianza de la gente", dice el comunicado publicado en la página web de la oficina de Kubis.

    En opinión de Kubis, la formación de un Gobierno que responda a las expectativas del pueblo y reciba un amplio apoyo de las fuerzas políticas mediante el voto de confianza parlamentario, podría dar más posibilidades de pedir apoyo a socios internacionales del Líbano.

    El coordinador de la ONU destacó la importancia de que las autoridades del Líbano den prioridad a las medidas urgentes para mantener la estabilidad monetaria, financiera y económica, así como a la ejecución de las reformas y la lucha contra la corrupción.

    "La situación financiera y económica es crítica, el Gobierno y otros órganos de poder no pueden retrasar su solución", indicó.

    Kubis agregó que se debe comenzar con medidas para asegurar a la gente que sus ahorros legítimos están seguros.

    Enfatizó que la ONU está dispuesta a apoyar las medidas urgentes y duraderas de las autoridades del Líbano encaminadas a luchar contra la corrupción y contribuir a la creación de nuevos puestos de trabajo.

    El pasado 29 de octubre Hariri presentó su renuncia formal al presidente y anunció la dimisión del Gobierno, pero el presidente del país, Michel Aoun, lo instó a permanecer en su puesto hasta que se establezca el nuevo Ejecutivo.

    Las protestas en todo el país contra el Gobierno y la situación económica empezaron en el Líbano el 17 de octubre tras el anuncio de las autoridades de que se establecería un impuesto sobre las llamadas por redes sociales como WhatsApp.

    El 21 de octubre Hariri anunció un paquete de reformas económicas para paliar la situación, pero eso no puso fin a las manifestaciones.

    Sunitas en la gobernación de Siria

    El canciller ruso destacó que muchos sunitas de Siria forman parte del sistema de administración del país y no quieren derrocar al Gobierno legítimo.

    "Muchos sunitas han llegado a formar parte de este sistema, son hombres de negocios activos, participan en la gobernación del país. No creo que todos los sunitas quisieran derrocar al Gobierno legítimo y arrojarse en brazos de los terroristas", señaló.

    Al insistir en la necesidad de establecer un diálogo entre Damasco y los kurdos (que son sunitas en su mayoría), Lavrov, al mismo tiempo, indicó que los kurdos deben obrar de modo consecuente.

    "En el comienzo mismo del conflicto los kurdos decidieron que necesitaban apoyo de EEUU y al anunciar la creación de la Federación del Norte de Siria (Rojava) esperaban contar con este apoyo, fue la decisión de ellos. Procuramos explicarles a ellos y al Gobierno que era importante sostener diálogo, pero los kurdos no lo querían por estar convencidos de que siempre contarían con el respaldo de EEUU", refirió.

    Varias organizaciones kurdas proclamaron la Federación de Rojava en marzo de 2016 en el norte de Siria, cerca de la frontera con Turquía, en un territorio que Damasco no controlaba y que no la reconoció.

    Se estima que en el Kurdistán sirio viven alrededor de 4,6 millones de personas, incluidos unos 2,5 millones de kurdos.

    Siria vive desde marzo de 2011 un conflicto en el que las fuerzas gubernamentales se enfrentan a grupos armados de la oposición y a organizaciones terroristas.

    Etiquetas:
    Libia, nuevo gobierno, Serguéi Lavrov, Moscú, Rusia
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik