03:08 GMT +318 Noviembre 2019
En directo
    Bashar Asad, el presidente de Siria

    Asad considera a EEUU capaz de enfrentarse a sus aliados para preservar el dominio global

    © Sputnik / Mikhail Klimentiev
    Política
    URL corto
    0 100
    Síguenos en

    MOSCÚ (Sputnik) — El presidente de Siria, Bashar Asad, afirmó en una entrevista exclusiva con el canal RT que EEUU no dudaría en pelear con sus aliados en un intento de salvaguardar la hegemonía global.

    Consciente de que su antiguo dominio se va desvaneciendo, EEUU está intentando preservarlo con todos los medios en su haber, a juicio del presidente Asad.

    "Lucharía contra los rusos, los iraníes, los sirios, cualquiera que les dijera 'no', incluso contra sus aliados si dijeran 'no'", declaró.

    El mandatario sirio recordó que su país se convirtió en un blanco para EEUU después de dos intervenciones militares directas, ambas muy costosas, en Afganistán e Irak.

    En el caso iraquí, agregó, EEUU y sus aliados se enfrentaron a Sadam Husein, a pesar de que el hombre fuerte de Irak había disfrutado durante décadas del apoyo activo de Washington y Londres en su guerra con otro rival estadounidense, Irán.

    Apoyo de Israel a los terroristas

    El lider sirio también acusó a Israel de apoyar a los terroristas para derrocar al Gobierno sirio.

    Asad dijo que Israel publicó "como noticias" las imágenes que confirman que el Gobierno israelí apoyó directamente a milicias vinculadas con los grupos terroristas Al Qaeda y ISIS (proscritos en Rusia y otros países) para derrocar al Gobierno sirio.

    "Los israelíes publicaron las fotos, formalmente, como noticias. No eran meras acusaciones nuestras. Por otro lado, cada vez que el Ejército sirio avanzaba contra Al Nusra, los terroristas del sur, Israel bombardeaba nuestras tropas, y por dondequiera que avanzáramos, en cualquier lugar de Siria, sus aviones emprendían ataques contra nuestro Ejército. Eso es lo que está pasando, el vínculo está claro", dijo Asad.

    Según el presidente sirio, "había una correlación entre las operaciones israelíes y las de los terroristas".

    "Primero directamente mediante terroristas, después mediante los estadounidenses y por último mediante los europeos. Solo tienen una agenda y un objetivo que es incluso anterior a la guerra. Así que es perfectamente normal, previsible y probable que Israel forme parte de todo ello", señaló.

    Presencia rusa en Siria

    Rusia mantiene su presencia militar en Siria para defender sus propios intereses, declaró Asad.

    "En realidad, Rusia, según sus dirigentes –—me refiero al presidente [Vladímir] Putin, [el canciller Serguéi] Lavrov y otros—, está defendiendo sus intereses de diversas formas", dijo.

    Asad resaltó que "la lucha contra el terrorismo en otro país, ya sea Siria o cualquier otra nación, ayudará a proteger al pueblo ruso, porque el terrorismo y su ideología no tienen fronteras ni reconocen las fronteras políticas".

    El presidente sirio afirmó que otra razón de la presencia de los militares rusos en Siria es "la implementación de las normas del derecho internacional", lo cual también "favorece los intereses del pueblo ruso".

    "Por eso lo que han estado haciendo lo hacen conforme a sus intereses nacionales, y eso contribuye a la estabilidad global y los intereses y la estabilidad de Siria", resumió.

    Rusia lanzó en septiembre de 2015 una ofensiva aérea en el país árabe a solicitud del presidente sirio Asad.

    Por ahora Rusia mantiene la presencia militar en la base aérea de Hmeymim y en el puerto de Tartus, para poder enviar refuerzos en caso necesario. 

    La operación turca y el terrorismo en Siria

    Las formaciones armadas del Partido kurdo de la Unión Democrática fueron para el presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, una excusa para invadir Siria, sin embargo esto no significa que sus acciones fueran legítimas, declaró el presidente sirio.

    "En realidad, la agenda de Erdogan consta de dos partes: la suya, la agenda de la Hermandad Musulmana, y la estadounidense, en el marco de la cual actúa como un títere. Así que tiene dos agendas y ambas funcionan en tándem. Ahora bien, lo que pasa es que los grupos del Partido de la Unión Democrática le dieron una excusa a Erdogan, una razón para invadir Siria, pero eso no significa que esa invasión sea legal", dijo Asad.

    Según el mandatario sirio, Erdogan "llevaba años con ganas de invadir el norte de Siria" y limpiar esa zona de "terroristas" asociados con el Partido de la Unión Democrática.

    Asad añadió que hoy día ve inapropiado una reunión con el presidente turco.

    "No sería apropiado un encuentro con alguien que está ocupando tu tierra", recalcó.

    Al mismo tiempo, señaló, Damasco tuvo negociaciones indirectas con Turquía.

    "Tuvimos reuniones trilaterales en dos o tres ocasiones [con Rusia en calidad de intermediario]. No nos llevaron a ninguna parte. Así que no estamos en contra del principio de negociar con los enemigos. Y con los turcos menos aún, ya que no los consideramos enemigos nuestros. El pueblo turco es nuestro vecino, compartimos una historia común. No podemos convertirlos en nuestros enemigos. El enemigo es Erdogan, su política y su camarilla. Por lo tanto, que estemos en contra de esos grupos terroristas en Turquía y Siria no significa que estemos de acuerdo en otros aspectos, especialmente después de que invadiera Siria, pública y formalmente", apostilló.

    Turquía lanzó el 9 de octubre la operación Fuente de Paz en el noreste de Siria con el argumento de alejar a las milicias kurdas de su frontera y delimitar una "zona segura" para acoger a los miles de refugiados sirios que permanecen en su territorio.

    De momento, la operación de Ankara está suspendida, las fuerzas de Rusia y Siria facilitaron el traslado de las facciones kurdas a una distancia de 30 kilómetros y después comenzó el patrullaje ruso-turco.

    Mientras las fuerzas gubernamentales de Siria se encargan de acabar con los últimos grupos terroristas que quedan en el país, se promueven los esfuerzos para una solución política al conflicto, para la reconstrucción económica y el retorno de los refugiados.

    La solución del conflicto se busca en dos plataformas, la de Ginebra, bajo los auspicios de las Naciones Unidas, y la de Astaná (en Kazajistán), copatrocinada por Rusia, Turquía e Irán.

    Acusaciones a EEUU

    Estados Unidos no solo saquea el petróleo sirio, sino también los derechos de su pueblo, declaró Asad.

    "Los estadounidenses siempre intentan saquear a otros países de distintas maneras, no solo en lo que atañe al petróleo, el dinero o los recursos financieros. Saquean sus derechos, sus derechos políticos, cualquier derecho", dijo.

    De esta manera el presidente sirio comentó los planes de EEUU de tomar bajo su control los campos petroleros en el este del país árabe, supuestamente para protegerlos de los terroristas.

    Asad subrayó que "no es algo nuevo" en la política de EEUU, sino se trata de "su papel histórico al menos desde la Segunda Guerra Mundial".

    "De tiempo en tiempo adquiere una forma diferente, y esta forma, el saqueo de petróleo, es la forma más desvergonzada de la política estadounidense de saquear los derechos de otros pueblos", afirmó.

    A finales de octubre el Pentágono declaró que las fuerzas estadounidenses protegerían los campos de petróleo ubicados en el noreste de Siria del ISIS.

    El 1 de noviembre las tropas estadounidenses reanudaron las misiones de patrulla cerca de los yacimientos petroleros del noreste de Siria, que habían sido suspendidas mientras Turquía llevaba a cabo su operación contra las milicias kurdas en las zonas fronterizas.

    Etiquetas:
    Recep Tayyip Erdogan, Turquía, dominio, aliados, Siria, Bashar Asad
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik