Widgets Magazine
05:52 GMT +313 Noviembre 2019
En directo
    Volodímir Zelenski, presidente de Ucrania, y Donald Trump, presidente de EEUU

    ¿Cuál es la razón del "odio inquebrantable" de Trump hacia Ucrania?

    © REUTERS / Jonathan Ernst
    Política
    URL corto
    4476
    Síguenos en

    El presidente estadounidense, Donald Trump, ha sentido un "odio inquebrantable" hacia Ucrania desde los primeros días de su Presidencia, aseguran en The Washington Post en un artículo donde se explica la razón de la actitud del mandatario hacia la república exsoviética.

    El "odio inquebrantable" de Trump hacia Ucrania se remonta a sus primeros días en la Casa Blanca, aseguran Greg Jaffe y Josh Dawsey, autores de la publicación.

    "Hubo acusaciones de que, de alguna manera, [las autoridades ucranianas] habían trabajado con la campaña de Clinton (…) Simplemente odiaba a Ucrania", explica el medio refiriéndose a un ex alto funcionario de la Casa Blanca.

    Trump piensa, según el diario, que las autoridades de Ucrania habían conspirado con los demócratas para socavar su campaña presidencial de 2016.

    "Trataron de derribarme", citan los autores al presidente de EEUU. 

    El medio recuerda que ya en el otoño de 2017 Trump expresó su opinión negativa sobre Ucrania, sugiriendo que no era un "país real", que siempre había sido parte de Rusia y que era un Estado "totalmente corrupto".

    Aunque todo el equipo de seguridad nacional de Trump apoyó unánimemente el envío de las armas antitanque a Ucrania, Trump vaciló.

    "No dejaba de decir que no valía la pena cabrear a Rusia y que Ucrania era un país malo", dijo un ex alto funcionario de la Casa Blanca. Después de meses de retrasos, Trump aprobó la venta de armas en diciembre de 2017.

    Sin embargo, "su escepticismo y aversión hacia Ucrania no disminuyeron sino que, en todo caso, parecieron profundizarse con el tiempo", señala el diario.

    La animadversión de Trump hacia Ucrania era tan profunda que varios altos cargos llegaron a la conclusión de que la única manera de superarla era organizando una reunión entre Trump y el presidente ucraniano, Volodímir Zelenski.

    El secretario de Energía de EEUU, Rick Perry, aseguró a Trump que el nuevo presidente ucraniano era diferente. Sin embargo, el mandatario de EEUU se mantuvo firme y no cambió de opinión. "Son gente horrible y corrupta", dijo. 

    Los funcionarios estadounidenses concluyeron que el odio de Trump era "arraigado, irracional y posiblemente irreversible".

    A finales de septiembre, la Cámara de Representantes de EEUU inició un proceso de impeachment contra el mandatario del país. Se sospecha que, en una conversación telefónica realizada el 25 de julio, Trump presionó a su homólogo ucraniano para investigar a Hunter Biden, hijo de Joe Biden, exvicepresidente y actual precandidato a la Presidencia por el Partido Demócrata para los comicios de 2020.

    La transcripción oficial, publicada por la Casa Blanca después de que se denunciara el caso, muestra que Trump se refirió repetidamente al caso Biden. El mandatario estadounidense asegura que también quedó claro que no hubo presión. Zelenski también niega que hubiera sido presionado.

    Etiquetas:
    odio, actitud, política, relaciones, Volodímir Zelenski, Donald Trump, EEUU, Ucrania
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik