11:20 GMT +315 Noviembre 2019
En directo
    Una guarida, imagen referencial

    Los 7 'entierros' de Bagdadi: ¿volverá el terrorista número uno de la actualidad?

    CC BY 2.0 / Klearchos Kapoutsis
    Política
    URL corto
    Por
    1181
    Síguenos en

    El presidente de EEUU, Donald Trump, anunció el 27 de octubre que las Fuerzas Especiales estadounidenses habían eliminado al líder del ISIS, Abu Bakr Bagdadi. No obstante, esta es la octava vez que se anuncia la muerte del terrorista.

    Cuatro días más tarde, el Pentágono presentó unos vídeos grabados desde un dron donde se aprecia la explosión de un edificio. Por su parte, la propia organización terrorista —proscrita en Rusia y otros países—, confirmó el fallecimiento de su líder.

    Esta no es la primera vez que el ISIS confirma la supuesta eliminación de Bagdadi. De ahí que haya cierto escepticismo por parte de algunos expertos y del Ministerio de Defensa de Rusia, que no vio en el vídeo presentado por Washington pruebas concluyentes de la muerte de Abu Bakr Bagdadi.

    El terrorista número uno de la actualidad ya ha resucitado en varias ocasiones y, hasta que no haya una confirmación convincente para la opinión pública, seguirá habiendo dudas respecto a su fallecimiento.

    Primera muerte: febrero de 2015

    En la noche del 25 al 26 de febrero de 2015, el canal emiratí Al Arabiya informó que Bagdadi podía hallarse entre los muertos de un ataque aéreo de la coalición estadounidense en la ciudad iraquí de Al Qaim.

    No obstante, la posterior aparición del líder del ISIS echó por tierra estos informes, que se basaban en las afirmaciones de una fuente del canal.

    Segunda muerte: marzo de 2015

    El día 18 de marzo se informó que Abu Bakr Bagdadi había resultado herido de gravedad después de que su convoy de tres vehículos hubiese sido atacado desde el aire por la coalición liderada por EEUU. Los hechos acaecieron en la frontera entre Irak y Siria.

    De hecho, la propia organización terrorista informó posteriormente que su líder falleció en un hospital de Al Raqa (Siria). Incluso fue elegido el sucesor de Bagdadi, Abd Rahman Mustafa Qaduli, más conocido como Abu Ala Afri.

    Sin embargo, posteriormente surgieron informes que revelaban que el fundador de ISIS había sobrevivido, si bien se quedó paralizado debido a una herida en la médula espinal. En diciembre del mismo año, Bagdadi llegó a Libia desde Turquía, donde recibió tratamiento médico.

    Tercera muerte: junio de 2016

    Los medios de comunicación volvieron a informar el 14 de junio que el líder de la organización terrorista había sido neutralizado en otro ataque aéreo de la coalición occidental a las afueras de Al Raqa. Según se reportaba, Bagdadi resultó gravemente herido y falleció poco después.

    Lo llamativo en esta ocasión es que el Pentágono no fue quien confirmó la muerte del alto mando del ISIS, sino la propia organización terrorista.

    Cuarta muerte: octubre de 2016

    El 3 de octubre aparecieron informes sobre un supuesto envenenamiento de Bagdadi junto a otros tres altos mandos de la organización.

    Dos muertes más y la captura de Bagdadi en 2017

    El año 2017 fue bastante intenso para el líder de ISIS, cuya existencia parecía por momentos formar parte de una telenovela. Así, el Ministerio de Defensa de Rusia informó el 16 de junio que, según datos preliminares, Bagdadi había fallecido en un ataque aéreo de la Fuerza Aeroespacial del país euroasiático. Los hechos habrían ocurrido a las afueras de Al Raqa, donde los cabecillas de la organización terrorista tuvieron una reunión.

    No obstante, los yihadistas afirmaron el 7 de julio que su líder estaba vivo. Como prueba de ello transmitieron una grabación de audio con una declaración de Bagdadi. Pocos días más tarde, la historia dio un giro de 180 grados, después de que el canal iraquí Al Sumaria informara sobre su muerte aludiendo a fuentes locales en la región iraquí de Nínive. Supuestamente, los propios combatientes del ISIS compartieron esta información.

    Acto seguido, las autoridades de Irak la desmintieron y afirmaron que Bagdadi estaba vivo y se ocultaba en Siria, a las afueras de Al Raqa. Los integrantes del ISIS confirmaron estas declaraciones y publicaron una grabación con un discurso de 46 minutos de su líder el 27 de septiembre.

    No fue posible determinar la fecha exacta de la creación de la grabación, pero Bagdadi mencionaba ciertos hechos que habían ocurrido poco antes. Esto sirvió para desacreditar los informes sobre su muerte.

    Así, el 1 de diciembre, las autoridades iraquíes aseveraron que el fundador del ISIS estaba herido de gravedad y se estaba ocultando en el desierto entre Siria e Irak. Sus travesías desérticas no duraron mucho, puesto que, según informó el medio turco Yeni Safak, el día 17 de ese mismo mes, Bagdadi fue capturado por EEUU junto a otros siete altos mandos de la organización terrorista.

    Dicha información provenía de fuentes sirias locales del medio, pero los militares estadounidenses no la confirmaron. Sea como fuere, el ISIS declaró el 26 de diciembre que Abu Bakr Bagdadi estaba listo para volver a Irak y continuar la lucha contra las fuerzas gubernamentales.

    Séptima muerte de Bagdadi: febrero de 2018

    Los medios de comunicación volvieron a informar en febrero del 2018 que el fundador del autoproclamado Estado Islámico estaba en estado crítico, a punto de morir en un hospital de campo de los extremistas en territorio sirio.

    Bagdadi volvió a resucitar medio año más tarde, el 22 de agosto, aunque no está claro si fue porque logró sobrevivir o porque los informes que aparecieron antes eran falsos. En cualquier caso, el líder yihadista dio un discurso de prácticamente una hora llamando a continuar la lucha y llevar a cabo actos terroristas.

    ¿El último año del terrorista número uno?

    En abril de 2019, Abu Bakr Bagdadi apareció por primera vez en mucho tiempo en un vídeo publicado en internet. Aunque tampoco era posible determinar la fecha de la grabación, y por tanto saber si seguía o no vivo, los hechos de los que salía hablando indicaban que sí lo estaba.

    Donald Trump anunció el 27 de octubre que el líder del ISIS había muerto en una operación especial llevada a cabo por EEUU. El Pentágono compartió algunos detalles de la operación y publicó un vídeo donde se observan una serie de hechos difíciles de determinar.

    Así las cosas, no hay pruebas tangibles de la liquidación del terrorista más buscado de la actualidad, puesto que, según informaron los militares estadounidenses, Bagdadi se inmoló con un chaleco explosivo.

    Por su parte, algunos especialistas en la materia y el Ministerio de Defensa de Rusia pusieron en duda la veracidad de las declaraciones estadounidenses por falta de pruebas y a causa de ciertas incongruencias en la historia relatada por el Pentágono. Los propios terroristas del ISIS confirmaron la muerte de Bagdadi el 31 de octubre, pero esta no sería la primera vez que lo hacen.

    ¿Se repite la historia de Bin Laden?

    Uno de los terroristas más conocidos del mundo y el presunto responsable de los atentados del 11 de septiembre de 2011, Osama bin Laden, también fue capaz de esquivar a las fuerzas especiales de distintos países durante varios años.

    En una operación similar a la relatada por el Pentágono sobre la liquidación de Bagdadi, los operativos estadounidenses acabaron con la vida de Bin Laden el 2 de mayo de 2011 en Pakistán. Sin embargo, solo se informó verbalmente de la identificación del cadáver del fundador de Al Qaeda, que fue enterrado en un lugar desconocido del mar de Arabia: al público general no se le presentaron pruebas concluyentes ni imágenes.  

    Curiosamente, en el caso de los líderes legítimos de los Estados soberanos de Irak y Libia, sí fueron divulgadas las imágenes de su ejecución. Mientras tanto, por una razón desconocida se ocultan las imágenes de los terroristas que sucumbieron.

    Etiquetas:
    terroristas, Daesh, Abu Bakr al Bagdadi
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik