07:50 GMT +320 Noviembre 2019
En directo
    Situación en Idlib, Siria (archvio)

    Turquía, comprometida con los acuerdos con Rusia sobre Idlib

    © Sputnik / Ilya Pitalev
    Política
    URL corto
    0 30
    Síguenos en

    MOSCÚ (Sputnik) — Ankara sigue comprometida con los acuerdos pactados con Moscú sobre la provincia siria de Idlib y mantiene estrecha cooperación con Moscú en este tema, declaró el embajador turco en Rusia, Mehmet Samsar.

    "Seguimos comprometidos con el memorando y estamos cooperando estrechamente con las autoridades rusas en este tema. Obviamente, mantener el régimen de silencio en Idlib será crucial para los esfuerzos conjuntos de Rusia e Irán, especialmente con respecto al proceso político", dijo el embajador en una entrevista con Sputnik.

    Agregó que Ankara está decidida en su lucha contra el terrorismo que tiene sus raíces en Idlib.

    "Para una estrategia antiterrorista a largo plazo, los civiles de Idlib deben estar separados de las organizaciones terroristas. Para hacerlo, es necesario observar el régimen de silencio", subrayó Samsar.

    Asimismo, el diplomático dijo que el acuerdo entre Turquía y Estados Unidos por una parte y el acuerdo entre Turquía y Rusia, por otra, no son alternativas a cada uno, sino se complementan entre sí.

    El embajador señaló que Turquía es uno de los pocos países que, en el marco del proceso de Astaná, en estrecha cooperación con Rusia e Irán emprende los máximos y sinceros esfuerzos en la formación el Comité Constitucional sirio.

    En septiembre de 2018, los presidentes Vladímir Putin y Recep Tayyip Erdogan firmaron un memorándum encaminado a solucionar la situación en Idlib, adonde se fueron trasladando los grupos derrotados en la lucha contra el Gobierno sirio que se negaron a deponer las armas.

    En la provincia de Idlib hay más de una docena de diferentes grupos armados, los mayores de ellos son la alianza de grupos rebeldes proturcos del Frente de Liberación Nacional y el grupo terrorista Frente al Nusra (prohibido en Rusia).

    Salida de terroristas extranjeros de Siria

    El duplomático también señaló que Turquía está segura de que el retorno de los militantes extranjeros a sus países de origen ayudará a solucionar la crisis en Siria.

    "Confiamos en que el regreso de todos los terroristas extranjeros a sus países de origen será la única solución sostenible", dijo Samsar.

    Asimismo apuntó que Turquía desde el inicio del conflicto aboga por la integridad territorial y la unidad política de Siria.

     En particular Samsar subrayó que la recién suspendida operación militar turca Fuente de Paz tiene como objetivo poner fin a las actividades terroristas, así como garantizar la seguridad en la región.

    "Turquía es el único país que lucha en Siria contra ISIS [Estado Islámico, proscrito en Rusia] sobre el terreno, y por lo tanto, el destino de los terroristas de ISIS detenidos es esencial para Turquía", indicó el embajador.

    Los objetivos de la operación turca en Siria consisten en poner fin al terrorismo, garantizar la integridad territorial de Siria y salvar a los civiles de la amenaza extremista, declaró Samsar.

    "El objetivo principal de la operación consiste en poner fin a las acciones terroristas que se originan en Siria y atentan contra la seguridad de nuestro país, pero además neutralizar a los terroristas que se encuentran en la zona", dijo el diplomático.

    Como segundo y tercer propósito de Ankara, Samsar mencionó "la protección de la integridad territorial y la unidad de Siria" y "la salvación de los sirios de la opresión y los crímenes de los terroristas".

    El embajador denunció que los elementos terroristas desplazados al este del río Éufrates realizaron más de 320 ataques contra el territorio de Turquía, y por túneles excavados desde esa zona al país entran municiones y explosivos.

    Según el diplomático, los radicales kurdos incluso liberan de las cárceles a los miembros de ISIS "a condición de que crucen la frontera turca y organicen atentados".

    Samsar denunció que las negociaciones con EEUU resultaron infructuosas, y Turquía lanzó la operación Fuente de Paz con el objetivo de defender su territorio, "en pleno acuerdo con el artículo 51 de la Carta de la ONU" respetando al mismo tiempo la integridad territorial de Siria.

    Samsar también agregó que antes de empezar la ofensiva en el noreste de Siria, Ankara tomó medidas para la protección de civiles e infraestructura.

    "Se tomaron todas las medidas para que la población y la infraestructura civil no estén afectadas", aseguró.

    Recordó que la operación de Ankara fue dirigida contra las formaciones lideradas por los kurdos a fin de detectar sus refugios, armas, vehículos y equipos.

    Según el embajador turco en Moscú, los derechos de los ciudadanos se respetaron durante la operación.

    El diplomático indicó que las declaraciones de que la ofensiva turca provoque una nueva crisis humanitaria y una nueva ola de migración se hicieron para depreciar los esfuerzos de Turquía en la lucha antiterrorista.

    Además, Samsar señaló que en el marco de la operación, Turquía junto con la Oficina de la ONU para la Coordinación de Asuntos Humanitarios reparó un depurador de agua en los alrededores de la ciudad siria de Ras al Ain que proporciona agua a unas 400.000 personas.

    También, de acuerdo con sus datos, la Medialuna Roja y la Presidencia de la Gestión de Desastres y Emergencias de Turquía prestaron ayuda humanitaria a unas 20.000 personas en Ras al Ain y Tel Abiad.

    ¿Nueva ofensiva militar en Siria?

    Mehmet Samsar reiteró que su país desestima nuevas acciones armadas en la zona de la operación Fuente de Paz en el norte de Siria.

    "Quiero recordar que el Ministerio de Defensa de nuestro país anunció el 23 de octubre que no era necesaria una nueva operación en la zona de Fuente de Paz", dijo.

    La declaración, remarcó, fue hecha después de que se lograra un acuerdo con Rusia para la vigilancia conjunta del territorio sirio a 10 kilómetros de la frontera turca.

    "Los militares de nuestros países mantendrán conversaciones para definir cómo se realizará ese patrullaje conjunto", indicó.

    Además, Samsar señaló que Turquía refuta las acusaciones de utilizar fósforo durante la operación en el noreste de Siria.

    "La desinformación por parte de organizaciones terroristas es un problema extendido, rechazamos estas declaraciones y esta difamación, y como hemos dicho en muchas ocasiones, las Fuerzas Armadas de Turquía no disponen de armas químicas u otras que estén prohibidas", dijo.

    El diplomático enfatizó que "Turquía es un país miembro de la Convención sobre la prohibición del desarrollo, la producción, el almacenamiento y el empleo de armas químicas y sobre su destrucción desde el año 1997".

    "Además, Turquía es un país signatario de todos los documentos internacionales en el ámbito de prevención, distribución y control de armas químicas, y Turquía cumple con todas sus obligaciones en el marco de estos", remarcó.

    Samsar agregó que la Organización para la Prohibición de las Armas Químicas (OPAQ) informó que no hay ninguna investigación en relación con estas acusaciones cuya veracidad no ha sido verificada.

    La semana pasada la presidenta del comité ejecutivo del Consejo Democrático Sirio (parte de las Fuerzas Democráticas Sirias, FDS), Ilham Ahmed, al intervenir en el Congreso de EEUU, acusó a Turquía de utilizar fósforo en su operación militar en el noreste de Siria.

    Turquía comenzó el 9 de octubre la operación Fuente de Paz en el noreste de Siria con el argumento de alejar a las milicias kurdas de su frontera y delimitar una "zona segura" para acoger a los miles de refugiados sirios que permanecen en su territorio.

    El 22 de octubre los presidentes de Turquía y Rusia, Recep Tayyip Erdogan y Vladímir Putin, respectivamente, acordaron la prórroga del alto el fuego y el despliegue de policías militares rusos y soldados sirios en el norte de Siria, pero fuera del área en la que operan las tropas turcas.

    Además se estableció que las fuerzas de Rusia y de Siria facilitarán la retirada de las facciones kurdas a una distancia de 30 kilómetros de la frontera turca en un plazo de 150 horas a contar desde el mediodía del 23 de octubre.

    Etiquetas:
    acuerdo, cooperación, Idlib, Rusia, Siria, Turquía
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik