08:13 GMT +320 Noviembre 2019
En directo
    Cristina Fernández de Kirchner, senadora y vicepresidenta electa de Argentina

    El rol de Kicillof, Cristina Fernández y Macri en la era Alberto Fernández

    © REUTERS / Agustin Marcarian
    Política
    URL corto
    Por
    Elecciones generales en Argentina 2019 (182)
    3300
    Síguenos en

    La amplia victoria de Axel Kicillof en la provincia de Buenos Aires fortalece al kirchnerismo tradicional y "reduce las chances de que Alberto Fernández pueda hacer 'albertismo'", dijo a Sputnik el analista Alejandro Frenkel. Del otro lado, el porcentaje de votos de Mauricio Macri le devuelve la vida como líder opositor.

    Si bien la victoria de Alberto Fernández parecía asegurada después del 11 de agosto, cuando el candidato del Frente de Todos sacó una ventaja de 15 puntos sobre su competidor Mauricio Macri. Sin embargo, la diferencia definitiva de seis puntos (47% para Fernández y 41% para Macri) generó sorpresa por lograr revertir una tendencia que, según encuestas, en algún momento puso al candidato peronista 20 puntos por encima del actual presidente.

    La sorpresa no fue tal en la provincia de Buenos Aires, donde Axel Kicillof se impuso con el 52% de los votos frente al 38% de María Eugenia Vidal.

    Para Frenkel, se trata de un resultado importante para entender una parte de la relación que el presidente Alberto Fernández tendrá con uno de los sectores más importantes del Frente de Todos: el kirchnerismo.

    "Una de las cosas que dejó la elección es que el kirchernismo salió fortalecido porque se resaltó la figura de Cristina Fernández como estratega política, al poner a Alberto Fernández como presidente, y porque en la provincia de Buenos Aires fue donde más votos obtuvo el presidente electo", explicó el analista.

    El respaldo popular que obtuvo Kicillof, nacido en el Frente para la Victoria (sector político creado por  Néstor Kirchner en 2003) y ministro de Economía durante el segundo Gobierno de Cristina Fernández, "le reduce las chances a Alberto Fernández de hacer 'albertismo'", interpretó Frenkel.

    Según el analista, el nuevo presidente argentino "va a depender mucho de la provincia de Buenos Aires, una provincia gobernada por el kirchnerismo tradicional".

    "Eso lo posiciona a Axel Kicillof como una figura importante dentro del Gobierno", sintetizó.

    En contrapartida, el gobernador electo también estará condicionado por la marcha del Gobierno nacional, ya que "si la economía no levanta, donde se sentirá más es en el conurbano bonaerense, lo que va impactar en la gestión de Kicillof".

    El papel de Cristina

    La importancia que tendrá Cristina Fernández durante los próximos cuatro años es también una incógnita, luego de que la dos veces presidenta (2007-2011 y 2011-2015) propiciara la conformación del Frente de Todos y aceptara resignar la candidatura a la Presidencia a pesar de ser la figura política con mayor popularidad.

    Según Frenkel, el resultado de la elección "resalta la figura de Cristina como estratega política, ya que si ella iba sola (como candidata) no hubiera ganado o al menos hubiera ido a balotaje".

    De cara a un período de cuatro años que la tendrá presidiendo el Senado, el analista prevé que Fernández de Kirchner "no va a tener un rol pasivo pero no va a intentar invadir el protagonismo del presidente".

    "Argentina es un país presidencialista y, más con un presidente peronista, Alberto Fernández va a ser un presidente difícil de opacar, aún si Cristina quisiera hacerlo, porque las expectativas están depositadas en el presidente", analizó.

    Frenkel espera que Fernández ejerza "un rol sumamente constructivo" desde la Vicepresidencia, al menos en los primeros meses de Gobierno.

    Además, apuntó que la buena votación que obtuvo Mauricio Macri, y la posibilidad que continúe siendo una figura política de peso, "hacen que el peronismo tenga menos incentivos para dividirse", dado que, de haber rupturas en el bloque peronista, pueden ser aprovechadas por el macrismo.

    "Eso es un factor para que Cristina, los gobernadores peronistas y el massismo (corriente liderada por el diputado Sergio Massa), por lo menos estén un tiempo tirando para el mismo lado", sintetizó.

    ¿Macri, líder opositor?

    El nuevo panorama político argentino también trae desafíos para Macri, cuyos malos resultados económicos lo convirtieron "en uno de los pocos presidentes latinoamericanos que puede ser reelecto y no lo logra".

    Para Frenkel, una de las mayores dificultades que enfrentará el presidente saliente es su alejamiento de los cargos públicos, ya que no fue electo para ningún cargo legislativo.

    "Es difícil ser líder de la oposición cuando uno no tiene un lugar desde dónde gestionar. Macri no va a ser senador ni diputado, pero claramente se va a posicionar como una figura de peso de la oposición, dado que demostró que tiene sus seguidores y eso lo va a hacer valer al menos hasta 2021 (cuando Argentina celebre nuevas elecciones legislativas)", sostuvo.

    El macrismo duro también dependerá de cómo se rearme la oposición, siendo una de las claves la postura que adopte el radicalismo.

    Tema:
    Elecciones generales en Argentina 2019 (182)
    Etiquetas:
    Axel Kicillof, Mauricio Macri, Alberto Fernández, Cristina Fernández de Kirchner, elecciones generales, Argentina
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik