11:25 GMT +315 Noviembre 2019
En directo
    Militares estadounidenses en Siria

    Rusia expresa preocupación ante los planes de EEUU de enviar a 500 militares a Siria

    © AP Photo / Hussein Malla
    Política
    URL corto
    1100
    Síguenos en

    MOSCÚ (Sputnik) — La intención de EEUU de enviar a 500 militares adicionales al noreste de Siria causa preocupación y puede provocar problemas justo después de un acuerdo entre Rusia y Turquía sobre la retirada de las fuerzas kurdas de la zona fronteriza de Siria, declaró el vicecanciller ruso Serguéi Riabkov.

    "No nos gustaría que surgieran nuevas complicaciones, (...) nos preocupan las informaciones que emite Washington referente a sus planes e intenciones en Siria, que cambian constantemente", dijo el diplomático.

    Para el viceministro ruso, "los acuerdos de Sochi, a grandes rasgos, debían haberle quitado las ganas a cualquiera de cambiar o reestructurar algo nuevamente".

    "Nos sigue alarmando que las señales emitidas por la Casa Blanca se enmarquen en la tendencia de conservar las condiciones idóneas para seguir presionando (....) a las autoridades legítimas de Damasco", subrayó.

    Riabkov considera que es justo en el enfoque de esa situación donde Moscú y Washington nunca podrán coincidir.

    Según distintas fuentes de la prensa estadounidense, el presidente Donald Trump se refirió a un contingente de 500 efectivos, así como de varias decenas de blindados Abrams que se desplegarían en la provincia siria de Deir Ezzor cerca de la planta de procesamiento de gas Conoco.

    El periódico The New York Times escribió además que Washington baraja mantener en el este de Siria al menos 200 soldados de fuerzas especiales para la lucha contra los terroristas de ISIS (grupo prohibido en Rusia y otros países).

    Previamente la Casa Blanca propuso a los kurdos que ocuparan las zonas petrolíferas de Siria que antes controlaban los extremistas de ISIS.

    Según el The Wall Street Journal, Washington puede haber modificado sus tareas y, en lugar de luchar contra militantes, prefiere centrarse en la protección de las áreas petroleras sirias, que representan una posible palanca para presionar a ese país en futuras negociaciones.

    Alrededor del 90% de la producción de petróleo sirio se concentra en el banco oriental del Éufrates, que anteriormente era la principal fuente de ingresos para ISIS, y ahora está controlado principalmente por unidades kurdas, que son aliadas de EEUU.

    Turquía comenzó el 9 de octubre la operación Fuente de Paz en el norte de Siria con el argumento de alejar a las milicias kurdas de su frontera y delimitar una "zona segura" para acoger a los miles de refugiados sirios que permanecen en su territorio.

    Una semana después, Ankara acordó con Washington suspender la operación a condición de que las fuerzas kurdosirias fueran retiradas de la zona de seguridad.

    El 22 de octubre los líderes ruso y turco, Vladímir Putin y Recep Tayyip Erdogan, decidieron prolongar la tregua y desplegar policías militares rusos y soldados sirios en el noreste de Siria, pero fuera del área en la que opera Turquía.

    Además se estableció que las fuerzas de Rusia y Siria facilitarán el traslado de las facciones kurdas a una distancia de 30 kilómetros en un plazo de 150 horas a contar desde el mediodía del 23 de octubre.

    Etiquetas:
    militares, EEUU, kurdos, Siria
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik