16:06 GMT24 Septiembre 2020
En directo
    Política
    URL corto
    0 30
    Síguenos en

    Las elecciones parlamentarias en Austria revelan que a pesar del escándalo que involucró a un exvicecanciller del Gobierno de Kurz y a la falsa sobrina de un millonario ruso, el Partido Popular no solo conservó la confianza de su electorado, sino consolidó sus posiciones.

    En particular, el bloque político encabezado por Sebastian Kurz recibió un 6% más de votos que en las elecciones de 2017.

    Resultados de la votación en Austria:

    • Partido Popular (OVP) — 37,2%
    • Partido Socialdemócrata de Austria (SPO) — 21,8%
    • Partido por la Libertad (FPO) —16%
    • Los Verdes (Die Grünen) — 14%
    • La Nueva Austria y Foro Liberal (NEOS) —7,8%

    El escándalo que involucró a Heinz-Christian Strache y a una estudiante identificada por los medios locales como la supuesta sobrina de un millonario ruso eliminó a su principal rival: el Partido por la Libertad. Debido al 'asesinato político' de Strache, su bloque obtuvo en el sufragio universal del 29 de septiembre sus peores resultados desde 2006.

    Por fortuna, Kurz, que también había dimitido con Strache tras el caso Ibiza, consiguió conservar la confianza de su electorado. En la Unión Europea, los golpes a la reputación suelen tener graves consecuencias, incluso para la clase política.

    Sin embargo, Kurz pudo ganar estas elecciones sin pérdidas considerables, explicó al periódico ruso Vzglyad, Alexandr Kamkin, politólogo del Instituto de Europa de la Academia de Ciencia de Rusia.

    A su vez, su colega de la misma institución, Vladímir Sveitser, destacó que ahora Kurz corre el riesgo de tropezar con problemas bastante serios dado que su partido obtuvo solo 38% en vez de un 50%.

    Para poder encabezar el Gobierno, el político austriaco tiene que contar con la mayoría en el Parlamento o debe formar una coalición.

    "Hace cuatro meses, cuando el Gobierno de Kurz dimitió a raíz del caso Ibiza, Kurz dijo que su partido no formaría una coalición ni con el SPO, ni con el FPO", recordó Sveitser.

    Por su parte, el politólogo alemán Alexandr Rahr opina que los conservadores de la derecha tendrán que unir sus fuerzas con los liberales de izquierda: Los Verdes.

    "En Europa consideran que la posible coalición entre el Partido Popular y Los Verdes representará un tipo de tendencia que puede servir de ejemplo para Alemania, ya que indica que los partidos conservadores y liberales son capaces de llegar a un acuerdo entre sí", aseguró.

    Por su parte, Kamkin considera que Kurz apostará por una coalición con los oponentes tradicionales del Partido Popular: los socialdemócratas. A pesar de eso, los populares podrán experimentar dificultades a la hora de ponerse de acuerdo con el Partido Socialdemócrata porque aún está viva la memoria del caso Ibiza.

    Rahr destaca que la victoria de Kurz es una buena señal para las relaciones ruso-austriacas.

    "Los Verdes, claro está, van a presionar (...) pero Kurz ha hablado de que es necesario levantar las sanciones antirrusas. El político goza no solo del apoyo de sus votantes sino del de los empresarios", señaló.

    A su vez, Kamkin considera que Rusia podrá trabajar con Kurz aunque no sea considerado un político prorruso. La predictibilidad, la claridad y la sensatez política son sus principales virtudes, concluyó el experto.

    Etiquetas:
    Sebastian Kurz, Partido Popular de Austria (ÖVP), elecciones, Austria
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook