En directo
    Política
    URL corto
    La 74 Asamblea General de la ONU (126)
    4250
    Síguenos en

    MOSCÚ (Sputnik) — El gobierno de Estados Unidos negó la visa a varios funcionarios rusos que pretendían participar en las sesiones de la Asamblea General de la ONU y Rusia, a través de su canciller, propuso estudiar un cambio de sede, tal vez porque no es la primera vez que esto ocurre. Y puede que tampoco la última.

    Para Lavrov es hora de reconsiderar la sede de la más importante organización internacional, para que el país donde se encuentra enclavada no se abrogue el derecho de denegar visados como sucedió en esta ocasión con parte de la delegación de Moscú.

    "Ahora, aparentemente, tendremos que plantear la cuestión de qué hacer con la sede de la ONU", dijo Lavrov en una entrevista con el periódico ruso Kommersant, poco después de que la portavoz de la Cancillería rusa, María Zajárova, informó que algunos miembros de la delegación de su país no recibieron los visados para tomar parte en la 74 sesión de la Asamblea General de la ONU.

    La vocera dejó claro que la demora en los plazos de tramitación no fue la causa de la negativa del visado, como dice Washington, porque "los documentos fueron presentados en las fechas indicadas por los propios diplomáticos estadounidenses" y luego "devueltos con el argumento de que era muy temprano".

    Lavrov promete una respuesta

    La negativa de visado no sentó nada bien al jefe de la diplomacia rusa, quien aseguró que su país dará una respuesta drástica, sobre todo porque diplomáticos estadounidenses a veces muestran su interés en visitar la nación euroasiática.

    "Sin duda reaccionaremos de manera drástica, intentaremos responder, no se puede tolerar ese descaro", dijo Lavrov a Kommersant, y advirtió que Moscú "encontrará la manera de responder" a la medida de EEUU.

    Mientras, el canciller llamó a reconsiderar la ubicación de la sede de la ONU, desde 1952 en la ciudad estadounidense de Nueva York, donde se construyó un complejo de edificios para acoger al organismo.

    "Por desgracia, nuestra conferencia se vio ensombrecida por un indignante incidente cuando EEUU violó sus compromisos sobre una expedición oportuna de visados para los miembros de las delegaciones que llegan a trabajar en la ONU", dijo Lavrov en la 11ª Conferencia sobre medidas para facilitar la entrada en vigor del Tratado de Prohibición Completa de los Ensayos Nucleares.

    El castillo Nido de golondrina en Crimea (archivo)
    © Sputnik / Sergey Malgavko
    La mayoría de los delegados rusos que iban a participar en la conferencia no recibieron visados pese a que Rusia cumplió con todos los procedimientos necesarios, afirmó el canciller ruso.

    Al mismo tiempo, y tal vez un poco con ironía, el diplomático se mostró feliz porque se hubiera permitido su entrada a Estados Unidos: "Me alegro de que tengamos la oportunidad de reunirnos en Nueva York, me alegro de que finalmente haya recibido el visado de EEUU, a diferencia de mi delegación", dijo Lavrov al inaugurar una reunión ministerial en el formato de Astaná en el marco de la Asamblea General.

    La ONU investiga… EEUU no comenta

    El portavoz del secretario general de la ONU, Stéphane Dujarric, comunicó que la organización está investigando lo ocurrido, aunque admitió el 25 de septiembre que "por el momento solo tenemos las informaciones de prensa".

    Mientras, Farhan Haq, viceportavoz del secretario general, puntualizó que "según los acuerdos entre la ONU y (...) Estados Unidos, Suiza, Kenia, los Gobiernos de estos Estados deben permitir la llegada de delegaciones", cuando se organicen eventos convocados por el organismo.

    Por otra parte, la embajada de EEUU en Moscú comunicó que no comentaría los hechos relacionados con la denegación de las visas a una decena de diplomáticos rusos.

    "De acuerdo con nuestras reglas, no comentamos casos particulares de solicitud de visados de EEUU", dijo la sede diplomática en un comunicado.

    Una semana antes de la negativa a parte de la delegación rusa, la oficina de comunicación de la presidencia iraní comunicó que el presidente Hasán Rohaní y el canciller Mohamad Yavad Zarif podrían perderse la Asamblea General por la negativa de Washington a otorgarles las visas.

    El asunto se solucionó después, porque el mandatario del país persa llegó a la ONU y sostuvo reuniones con otros líderes, entre ellos el francés Emmanuel Macron y el japonés Shinzo Abe.

    La sede de la ONU

    Las oficinas de la ONU se encuentran en Manhattan y aunque técnicamente están en un espacio extraterritorial, aceptan las leyes estadounidenses a cambio de protección policial y de bomberos, entre algunos otros servicios.

    Nueva York ganó una puja larga por acoger la sede de la institución, en tanto a través de la historia se manejaron otras opciones, como la ciudad suiza de Ginebra, incluso un barco en altamar.

    Antes de construirse el actual edificio, Londres, París y varios lugares dentro de Nueva York acogieron sesiones de la Asamblea General.

    La propuesta de buscar otra sede, que hizo Lavrov, no es la primera a favor de una reforma de la ONU, mientras otros consideran desde hace años que es hora de que el derecho al veto en el Consejo de Seguridad deje de ser prerrogativa de solo cinco países: Rusia, Estados Unidos, Francia, China y el Reino Unido.

    Tema:
    La 74 Asamblea General de la ONU (126)
    Etiquetas:
    Hasán Rohaní, visados, Rusia, EEUU, sede, ONU, Serguéi Lavrov
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik