17:29 GMT +305 Diciembre 2019
En directo
    Caravana de migrantes centroamericanos (archivo)

    EEUU y El Salvador suscriben acuerdo migratorio sin revelar sus términos

    © AP Photo / Isabel Mateos
    Política
    URL corto
    0 01
    Síguenos en

    EL SALVADOR (Sputnik) — Los gobiernos de El Salvador y EEUU firmaron un acuerdo para el manejo de los migrantes que quieran solicitar asilo a Washington, indicó en un comunicado la embajada estadounidense en este país centroamericano.

    "Hoy 20 de septiembre de 2019, el secretario interino de Seguridad Interna de EEUU, Kevin McAleenan, y la ministra de Relaciones de Exteriores de El Salvador, en representación de los presidentes Donald Trump y Nayib Bukele, están firmando un acuerdo der cooperación bilateral sobre solicitudes de protección", dice el comunicado.

    Los dos gobiernos se declaran "comprometidos con un abordaje de la cuestión migratoria de una forma conjunta y humana, que contribuya a mejorar la prosperidad y seguridad de la región", agrega.

    El documento suscrito en Washington ratifica la carta de intención firmada en San Salvador el pasado 28 de agosto, cuando McAleenan se entrevistó con Bukele y negó que el acuerdo constituyera un convenio de "tercer país seguro".

    Dicha figura, que no existe en el derecho migratorio internacional, alude a un territorio que aloje a los solicitantes de asilo rechazados por Washington, tal como se intenta implementar en la vecina Guatemala.

    "Hay un uso potencial del acuerdo, que los individuos que crucen a través de El Salvador sean capaces de solicitar protección ahí", admitió el secretario interino de Seguridad Interna de EEUU, Kevin McAleenan, en rueda de prensa tras la firma del convenio.

    El pasado 28 de agosto, cuando firmó la carta de intención que derivó en el acuerdo recién suscrito, McAleenan negó que Washington buscara convertir a El Salvador en un "tercer destino seguro", o sea un territorio donde alojar a los solicitantes de asilo rechazados por EEUU.

    McAleenan se limitó a afirmar que el acuerdo busca "construir una capacidad de protección" similar a la convenida con Guatemala en julio pasado, y que aún no ha sido sancionada como una política formal.

    La ministra de Relaciones Exteriores de El Salvador, Alexandra Hill, coincidió en el objetivo de desarrollar un sistema de asilo en su país, junto con mayor inversión, seguridad y soluciones permanentes para los emigrantes que ya viven de manera legal en EEUU.

    La canciller defendió a los salvadoreños amparados por el Estatus de Protección Temporal (TPS, siglas en inglés) y desligó a esos emigrantes trabajadores y que pagan sus impuestos de la imagen de pandilleros que suelen achacarles en EEUU.

    "A veces perdemos el concepto de que son seres humanos que están sufriendo, que tratan de encontrar una vida mejor para ellos y sus hijos", aseguró Hill, quien ratificó el compromiso del presidente Nayib Bukele de reducir la emigración, e incluso revertirla.

    La conferencia de prensa terminó sin más precisiones ni respuestas a los reporteros que preguntaron directamente qué efectos concretos tendrá el acuerdo y si entrará en vigor de inmediato.

    Un comunicado divulgado este viernes por la embajada de EEUU en El Salvador señaló que ambos gobiernos se declaran "comprometidos con un abordaje de la cuestión migratoria de una forma conjunta y humana, que contribuya a mejorar la prosperidad y seguridad de la región".

    El convenio forma parte de una estrategia integrada para combatir al crimen organizado, fortalecer la seguridad en la frontera y reducir el tráfico ilegal y la trata de personas, así como la migración forzada, agrega la nota de la sede diplomática.

    "Los dos gobiernos seguirán manteniendo un diálogo de alto nivel para que El Salvador se convierta en un país próspero y seguro, y sirva como punto de referencia de buenas prácticas para los países de la región", continúa el texto.

    Según el pronunciamiento, Washington se compromete a explorar más posibilidades para profundizar la cooperación en seguridad, la creación de oportunidades legales de empleo en EEUU, la promoción de la inversión y el crecimiento económico en El Salvador.

    A su vez, la administración de Bukele se compromete a seguir fortaleciendo su plan de Gobierno en seguridad, salud, educación y empleo para mejorar la calidad de vida de los salvadoreños.

    Desde su triunfo en las presidenciales del 3 de febrero, Bukele afianzó un discurso en el que reivindica a Estados Unidos como el mayor aliado internacional de El Salvador, lo cual ratificó el pasado lunes en su discurso a propósito de sus primeros 100 días de Gobierno.

    El presidente estadounidense Trump es un crítico habitual de los países del Triángulo Norte de Centroamérica (El Salvador, Honduras y Guatemala) por su presunta incapacidad para controlar la emigración irregular.

    Etiquetas:
    Centroamérica, asilo, migración, El Salvador, EEUU
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik