En directo
    Política
    URL corto
    281
    Síguenos en

    MOSCÚ (Sputnik) — Los ministros de Defensa y de Exteriores de Rusia y de Francia pactaron coordinarse para combatir a las fuerzas residuales de los terroristas en Siria, aseguró el canciller ruso, Serguéi Lavrov.

    "Acordamos seguir trabajando en una respuesta coordinada a los terroristas que todavía quedan en el territorio sirio", dijo Lavrov al término de una reunión de los ministros de Exteriores y de Defensa de Rusia y Francia (formato '2+2'), celebrada este 9 de septiembre en Moscú.

    Lavrov agregó que en la reunión se abordaron los problemas humanitarios de Siria, el retorno de los refugiados y el inicio del proceso político en ese país.

    Siria vive desde marzo de 2011 un conflicto en el que las fuerzas gubernamentales se enfrentan a grupos armados de la oposición y a organizaciones terroristas.

    En la provincia de Idlib operan desde 2015 más de una docena de grupos armados.

    Acuerdo nuclear con Teherán

    Además, Lavrov declaró que Rusia y Francia seguirán cooperando con el fin de preservar el acuerdo nuclear con Irán

    "Acordamos continuar con la cooperación encaminada a preservar el Plan de Acción Integral Conjunto [PAIC] sobre el programa iraní", dijo Lavrov a la prensa. 

    El canciller ruso reiteró que Rusia y Francia consideran que "no existe alternativa alguna a ese plan".

    Lavrov agregó que Moscú "saluda las iniciativas que emprende Francia y su presidente [Emmanuel Macron] para encontrar soluciones que permitan preservar en su totalidad el PAIC y garantizar los intereses legales de Irán que este plan estipula".

    En julio de 2015, Irán y seis mediadores internacionales firmaron el PAIC que estableció una serie de limitaciones al programa nuclear iraní para excluir su posible dimensión militar, a cambio del levantamiento de sanciones internacionales. EEUU abandonó el PAIC en mayo de 2018 acusando a Irán de seguir desarrollando armas nucleares.

    Estabilidad estratégica

    El ministro ruso de Exteriores también anunció que en el marco de la reunión fue abordada la estabilidad estratégica.

    "Examinamos en detalle la situación en el ámbito de la estabilidad estratégica, después de la salida de EEUU del Tratado INF", dijo Lavrov.

    El ministro ruso destacó que la postura de Moscú al respecto es conocida y fue confirmada en numerosas ocasiones por el presidente Vladímir Putin.

    "No vamos a desplegar estos sistemas en las regiones donde no aparezcan sistemas similares de producción estadounidense", dijo Lavrov.

    Añadió que Rusia ya propuso a la OTAN llegar a un acuerdo al respecto, pero la Alianza "por ahora se abstiene de una reacción concreta".

    Por su parte, el ministro de Asuntos Exteriores de Francia, Jean-Yves Le Drian, afirmó que París y Moscú deben trabajar juntos para crear una nueva arquitectura de estabilidad estratégica en Europa.

    "Europa nunca estará segura si no tenemos relaciones claras y fuertes con Rusia", añadió.

    A su vez, el ministro de Defensa ruso, Serguéi Shoigú, advirtió que el futuro del Tratado de Reducción de Armas Estratégicas (START III) es incierto, y para evitar una carrera armamentista en Europa es necesario dar "pasos recíprocos".

    El 2 de agosto, Washington abandonó definitivamente el Tratado INF que prohibía el despliegue de misiles balísticos y de crucero con alcance de entre 500 y 5.500 kilómetros, firmado con la URSS el 8 de diciembre de 1987. Rusia también anunció la suspensión de su compromiso con este tratado. 

    El único acuerdo de control de armas ruso-estadounidense que todavía sigue vigente es el START III, firmado en 2010.

    Con este acuerdo, que vencerá en 2021, EEUU y Rusia se comprometieron a reducir sus arsenales de hasta 700 misiles desplegados, 1.550 ojivas nucleares y 800 vehículos al efecto, desplegados y en reserva, para el 5 de febrero de 2018.

    Relaciones entre Rusia y Ucrania

    Asimismo, el canciller ruso declaró que Rusia espera que las relaciones con Ucrania mejoren paralelamente al proceso de solución del conflicto en Donbás.

    "Claro que todos hemos expresado nuestra satisfacción por el canje ocurrido anteayer [el 7 de septiembre] de 35 por 35 (...), esperamos que se trate de una señal positiva que nos permite aspirar a que, paralelamente a la solución de la crisis en Donbás, vuelvan a la normalidad las relaciones ruso-ucranianas", dijo.

    Lavrov expresó su esperanza en que las "decisiones unilaterales agresivas, antirrusas, aprobadas por el régimen de [expresidente ucraniano Petró] Poroshenko, sean suspendidas".

    Para el jefe de la diplomacia rusa, resultan muy positivas las palabras del líder ucraniano actual, Volodímir Zelenski, de que "está interesado en la solución de las cuestiones de la retirada de las fuerzas y armas de la línea de separación, tanto mediante la labor en el formato de Normandía como en el Grupo de Contacto", comenzando por las zonas acordadas hace tres años.

    Conversaciones con Francia en el formato 2+2

    En general Lavrov catalogó de "muy provechosas" las conversaciones entre los ministros de Exteriores y de Defensa de Rusia y Francia.

    "Tuvimos unas conversaciones muy provechosas", dijo.

    Comentó que las conversaciones en el formato 2+2 se celebraron conforme a los acuerdos logrados entre los presidentes ruso y francés, Vladímir Putin y Emmanuel Macron.

    "Hoy todos hemos coincidido en que fue una decisión muy oportuna", subrayó el canciller ruso.

    En su opinión, el formato 2+2 es una buena posibilidad de analizar los problemas clave de la actualidad desde las posiciones diplomática y político-militar.

    "Se debe buscar pasos conjuntos o coordinados donde sea posible, y hoy tenemos dónde emprenderlos", agregó el ministro de Asuntos Exteriores ruso. 

    Etiquetas:
    terrorismo, canje de prisioneros, acuerdo nuclear, Serguéi Lavrov, Siria, Ucrania, Francia, Irán, Rusia
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook