Widgets Magazine
02:47 GMT +322 Septiembre 2019
En directo
    Una planta de ensamblaje de General Motors en China

    Abandonar el mercado chino y hacer caso a Trump: "Es un suicidio"

    © AP Photo / EUGENE HOSHIKO
    Política
    URL corto
    271841
    Síguenos en

    El presidente estadounidense, Donald Trump, ha ordenado a las empresas del país empezar a buscar una alternativa a su producción en China. ¿Cuáles serían las consecuencias para estas empresas si hiciesen caso a Trump? Hu Weija, columnista del periódico chino Global Times, pone de ejemplo al gigante General Motors.

    A día de hoy China es el mercado más grande para General Motors y este es, a la vez, el fabricante de automóviles extranjero que más vende en el país asiático. El gigante de los automóviles vendió en China 3,65 millones de autos en 2018. La cifra es incluso superior a la correspondiente al mercado estadounidense, donde General Motors logró vender tres millones de vehículos.

    "Algunas estadísticas han mostrado que el mercado automovilístico de China es incluso más grande que los de EEUU y Japón combinados", se aventura a asegurar Hu, quien también advierte que el conglomerado está vendiendo poco en casa. "El fabricante sufrirá un golpe mortal si pierde el mercado chino", añade Hu. Y si General Motors pierde dinero, la industria automovilística entera se verá afectada. Habrá despidos masivos, advierte.

    Una planta de ensamblaje de General Motors en China
    © AP Photo / EUGENE HOSHIKO
    Una planta de ensamblaje de General Motors en China

    En cualquier caso, señala Hu, que General Motors acabase desplazando su producción y abandonase China no afectaría negativamente las ventas de automóviles en el país porque llegarían otras marcas.

    "En China, la industria automovilística es un mercado completamente competitivo. Si General Motors se va de China, las marcas chinas y los fabricantes de automóviles que no son estadounidenses llenarán el vacío que deje en las ventas".

    De todas formas, dice el chino, las probabilidades de que General Motors haga caso a Trump son pocas. La compañía necesita que su producción esté cerca de sus clientes para "sobrevivir en un mercado ferozmente competitivo". Así que para seguir dando la batalla en China deberá seguir produciendo en China.

    Las compañías que decidan hacer caso al presidente norteamericano y abandonar el mercado chino se enfrentan al abismo: "Es un suicidio", advierte Hu.

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik