Widgets Magazine
18:17 GMT +316 Septiembre 2019
En directo
    Vladímir Putin, presidente de Rusia, habla por teléfono (archivo)

    Putin y Erdogan acuerdan esforzarse para estabilizar la situación en Idlib

    © Sputnik / Aleksey Nikolski
    Política
    URL corto
    150
    Síguenos en

    MOSCÚ (Sputnik) — Los presidentes de Rusia y Turquía, Vladímir Putin y Recep Tayyip Erdogan, en una conversación telefónica acordaron intensificar los esfuerzos para eliminar la amenaza terrorista en la zona de distensión siria de Idlib, comunicó el Kremlin.

    "Se abordó la cooperación ruso-turca en el contexto de la estabilización de la situación en la zona de distensión en Idlib, se acordó intensificar los esfuerzos conjuntos a fin de acabar con la amenaza terrorista proveniente de esta región", dice un comunicado publicado en la página web del Kremlin.

    Se agrega que Putin y Erdogan examinaron también el trabajo realizado por Rusia, Turquía e Irán con apoyo de la ONU para formar y lanzar la comisión constitucional en Siria.

    Además, las partes abordaron la situación en la región de Oriente Medio y el desarrollo ulterior de la cooperación bilateral.

    La conversación se mantuvo por iniciativa de Turquía, y ambos presidentes acordaron continuar los contactos personales.

    Por su parte, la presidencia turca confirmó que Erdogan y Putin analizaron la situación en Siria, Libia y varias cuestiones bilaterales.

    En lo referente la situación en la zona de distensión de Idlib, Erdogan apuntó al daño provocado por las recientes violaciones de la tregua en la provincia.

    "Nuestro presidente dijo a su par ruso que la violación del alto el fuego en Idlib allanó el camino a una gran crisis humanitaria" y "destacó que estos ataques socavan considerablemente los esfuerzos para resolver la crisis siria y representan una grave amenaza para la seguridad de nuestro país", dice el comunicado de la presidencia turca.

    El Ejército sirio recuperó el 19 de agosto el control de Jan Sheijun (provincia de Idlib) donde estos días se realizan labores de desminado.

    El 2 de agosto, después de las más recientes negociaciones sirias en Nur-Sultán, en Idlib entró en vigor un alto el fuego.

    Las Fuerzas Armadas sirias declararon que cesarían los combates siempre que Turquía cumpla con sus obligaciones en virtud del acuerdo ruso-turco alcanzado en septiembre de 2018 en Sochi que estipula sobre todo la retirada de armas pesadas y medianas de los terroristas a 20 kilómetros de la zona desmilitarizada en Idlib.

    El 5 de agosto el Ejército reanudó la operación debido a que varios grupos armados aprovecharon la tregua para atacar las posiciones de las tropas sirias en el norte de la provincia de Hama y abrieron fuego contra varios poblados en la zona.

    Siria vive desde marzo de 2011 un conflicto en el que las fuerzas gubernamentales se enfrentan a grupos armados de la oposición y a organizaciones terroristas.

    En la gobernación de Idlib, desde 2015, se encuentran más de una docena de diferentes grupos armados, los mayores de ellos son la alianza de grupos rebeldes proturcos del Frente de Liberación Nacional y el grupo terrorista Frente al Nusra, prohibido en Rusia.

    La solución del conflicto se busca en dos plataformas, la de Ginebra, bajo los auspicios de las Naciones Unidas, y la de Astaná (en la capital kazaja, que a finales de marzo pasó a llamarse Nur-Sultán), copatrocinada por Rusia, Turquía e Irán. 

    Etiquetas:
    Idlib, Siria, Recep Tayyip Erdogan, Vladímir Putin
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik