En directo
    Política
    URL corto
    4120
    Síguenos en

    MONTEVIDEO (Sputnik) — El presidente de EEUU, Donald Trump, amenaza con un bloqueo total a Venezuela porque está "frustrado" por no poder derrocar al Gobierno de Nicolás Maduro, dijo a Sputnik el excanciller ecuatoriano Guillaume Long.

    "En esta nueva posible agresión de EEUU se evidencia la terquedad, frustración y el capricho, en su versión más infantil, del presidente de EEUU por no poder tumbar al Gobierno de Venezuela", dijo a Sputnik Long, quien encabezó el Ministerio de Relaciones Exteriores y Movilidad Humana en el Gobierno de Rafael Correa (2007-2017).

    El 1 de agosto, Trump reconoció que considera adoptar un bloqueo que aísle totalmente a Venezuela para provocar una salida de Maduro.

    "Sí, lo estoy pensando", afirmó Trump cuando se le preguntó si evaluaba esa medida.

    Long dijo el 2 de agosto a Sputnik que, según comentarios de exfuncionarios de la Casa Blanca, Trump le ha recriminado duramente a su asesor de seguridad, John Bolton, la falta de efectividad en la presión a Maduro.

    "Desde enero se han acelerado los ataques hacia Venezuela. Vimos toda la puesta en escena del tema de la ayuda humanitaria, que era un chiste, porque frente a las sanciones estadounidenses es evidente que esa ayuda era simplemente para las cámaras. Eso fracasó, los llamamientos a una rebelión militar han fracasado y no hay ningún indicio de que va a funcionar ahora este nuevo ataque a Venezuela por parte de Trump", agregó.

    El excanciller dijo que EEUU apuesta a ser más "agresivo" sin aprender de sus errores pasados.

    Intenciones electorales

    Asimismo, Long opinó que la nueva amenaza Trump también es parte de una estrategia para su reelección en los comicios presidenciales de noviembre de 2020.

    El exministro ecuatoriano dijo que una postura firme contra Venezuela podría ser bien recibida por la opinión pública estadounidense, pero advirtió que si no logra sacar a Maduro del Gobierno esa estrategia sería "un gran error".

    "Algunas figuras del exilio cubano, como [el senador] Marco Rubio, que tiene una agenda muy agresiva, antiizquierda, es muy importante para Trump, porque mueve electores en [el sudoriental estado de] Florida, donde está lleno de cubanos. Igualmente creo que es un error político, porque en las últimas elecciones el electorado cubano votó en un 54% a Trump y en un 46 a Hillary Clinton", agregó.

    Por otro lado, Long señaló que las sanciones de Washington contra Caracas son una "mala noticia y un pésimo error".

    "Son una mala noticia para los venezolanos de a pie, porque tienen que enfrentar una crisis generalizada a nivel económico y social y en vez de aliviar esta situación, el Gobierno de EEUU la empeora significativamente", agregó.

    El Centro por la Investigación Económica y Política (CEPR) de EEUU sostuvo en abril que las sanciones económicas de Washington constituyen un "castigo colectivo" porque han generado la muerte de 40.000 personas entre 2017 y 2018 en Venezuela.

    "Las sanciones redujeron la ingesta de calorías, aumentaron las enfermedades y la mortalidad y desplazaron a millones de venezolanos que huyeron del país como resultado del empeoramiento de la recesión económica y la hiperinflación (…) Todos estos impactos perjudicaron desproporcionadamente a los venezolanos más pobres y vulnerables", afirmó el CEPR.

    Longo dijo también a Sputnik que, aunque en los últimos meses la administración de Trump "ha agudizado los ataques contra Maduro y en contra de los venezolanos", no siempre tuvo esa actitud.

    "Trump fue electo en una plataforma que apela al típico aislacionismo estadounidense y a la no intervención militar para poder centrarse en la política nacional y así generar empleo y dinamizar la economía; esa era la promesa electoral de Trump", agregó.

    El exministro consideró que el presidente de EEUU "tiene muchas contradicciones", ya que desde algunos meses, sobre todo con la llegada del secretario de Estado (canciller), Mike Pompeo, su administración ha asumido más claramente una "política imperial" hacia América Latina.

    Embajada de EEUU en Caracas, Venezuela
    © AP Photo / Fernando Llano
    "Hace muchos años que no vemos un Washington tan agresivo hacia Cuba; eso tiene que ver con los halcones neoconservadores [ala más belicista de Washington] como John Bolton o el representante especial para Venezuela, Elliott Abrams, que dictan la política de EEUU hacia un lado más neoconservador", agregó.

    Venezuela sufre una crisis económica y política que se intensificó en enero pasado cuando el diputado opositor Juan Guaidó, respaldado por EEUU, se declaró "presidente encargado".

    A partir de ese mes, EEUU endureció sus sanciones contra Caracas, adoptando medidas precisas para afectar sus negocios petroleros y su capacidad de financiamiento y emisión de deuda.

    EEUU y otros 54 países han reconocido a Guaidó, pero Rusia, China, Cuba, Bolivia, Turquía han dicho que reconocen a Maduro como el único mandatario legítimo de Venezuela.

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook