03:16 GMT +316 Noviembre 2019
En directo

    Rechazo en Argentina a la controversial alineación con EEUU contra Hizbulá

    © AP Photo / POOL
    Política
    URL corto
    Por
    El movimiento libanés Hizbulá, acusado del ataque a la AMIA (7)
    7215
    Síguenos en

    Luego de que el presidente Mauricio Macri creara un registro de terroristas para incluir al movimiento libanés, Hizbulá, el Gobierno de Donald Trump devolvió gentilezas al lanzar una millonaria retribución para la captura de uno de los supuestos autores del ataque a la entidad judía AMIA.

    El Gobierno de Mauricio Macri ha demostrado que está dispuesto a respaldar sin cuestionamientos las políticas internacionales promovidas por Donald Trump, quien consiguió una nueva adhesión en su determinación por lograr una condena global sobre Hizbulá y logró tirar por tierra la postura histórica de imparcialidad que ha tenido la agenda argentina sobre los conflictos en Medio Oriente.

    El 19 de julio de 2019, durante la visita del canciller Mike Pompeo a Argentina, un día después del 25 aniversario de la explosión en la AMIA, EEUU apuntaló su hipótesis al insistir en la acusación sobre Salman Raouf Salman, alias Samuel 'El Reda' como "cerebro" detrás del atentado. Además, anunciaron una recompensa de siete millones de dólares a cambio de información sobre su localización.

    A partir de escuchas telefónicas proporcionadas por los servicios de inteligencia de EEUU e Israel a los locales, Salman fue acusado en 2009 por el exfiscal de la causa AMIA, Alberto Nisman, como el ejecutor del ataque, y desde entonces pesa sobre él una 'Alerta Roja' de Interpol.

    "Hay un hombre que se llama Salman Salman, de origen libanés, que estuvo viviendo en Argentina, que incluso tiene una hija argentina. Él es el acusado de haber coordinado el atentado. ¿Cuáles son las pruebas? Que él habría llamado a teléfonos en Líbano que corresponderían a Hizbulá, según la CIA y la Mossad. ¿Cómo sabemos que él participó? No hay pruebas", dijo a Sputnik Raúl Kollmann, periodista y experto en la investigación sobre el caso AMIA.

    Las sospechas alrededor de las acusaciones que se profundizan sobre Hizbulá se basan, por un lado, en las enormes fallas que tuvieron las investigaciones iniciales del caso AMIA, proceso que terminó con el juez de la causa condenado a seis años de prisión por encubrimiento de los responsables y de fabricar una trama ficticia. 

    Por otro lado, las sospechas tienen que ver con los intereses políticos carentes de imparcialidad de las fuentes de aquellas investigaciones, al ser de público conocimiento el enfrentamiento en asuntos internacionales de los EEUU contra Irán y Hizbulá, hoy un partido político en Líbano, y su defensa a la posición de Israel en Medio Oriente.

    El alineamiento de Argentina a este posicionamiento unilateral fue consolidado por el Gobierno de Mauricio Macri con la inclusión del movimiento chií libanés a un nuevo registro de entidades terroristas, creado sui generis para enviar un mensaje a Washington como gesto a las entidades israelitas del país en el aniversario del atentado.

    Tres agrupaciones de familiares de las víctimas de la AMIA y miembros de la comunidad judía se posicionan desde hace años en un lugar de confrontación y denuncia al encubrimiento realizado por el Estado y al rédito político con el que entidades, personalidades y Gobiernos se han beneficiado con la masacre. Ayer no formaron parte del acto central en rechazo al posicionamiento del Gobierno y de las entidades israelitas a la agenda estadounidense.

    La estrategia de clasificar a Hizbulá como terrorista es rechazada también por la comunidad islámica en Argentina, que ya se opone a la histórica postura de imparcialidad y pacifismo del país. Considerar así a un partido político legal desde 1992 es una provocación al Gobierno libanés y contradice la postura de la gran parte del globo, ya que no forma parte del listado del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas.

    La Federación de Entidades Argentino Árabes de Buenos Aires manifestaron su repudio a través de un comunicado: "Observamos con tristeza el impulso de decisiones que, lejos de responder a los intereses de nuestro pueblo, no buscan más que seguir ciegamente las agendas exteriores de los poderes gobernantes en Washington y Tel Aviv, y a su vez emular las ya tradicionales costumbres de dichos Estados de vulnerar impunemente la legalidad internacional, como pueden atestiguar los pueblos de Palestina, Siria, Líbano o Irak".

    Tema:
    El movimiento libanés Hizbulá, acusado del ataque a la AMIA (7)
    Etiquetas:
    Atentado a la AMIA, terrorismo, rechazo, EEUU, Donald Trump, Mauricio Macri, Hizbulá, Argentina
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik