Widgets Magazine
En directo
    Serguéi Lavrov, ministro de Exteriores ruso

    Lavrov: cualquier "imprudencia" en el golfo Pérsico traerá consecuencias destructivas

    © Sputnik / Anton Denisov
    Política
    URL corto
    110

    MOSCÚ (Sputnik) — Cualquier "imprudencia" en el golfo Pérsico puede provocar un conflicto con consecuencias destructivas, declaró el ministro de Asuntos Exteriores ruso, Serguéi Lavrov.

    "Cualquier movimiento imprudente en el golfo Pérsico es capaz de provocar un conflicto y traer consecuencias impredecibles y destructivas", dijo Lavrov en una entrevista concedida al diario alemán Rheinische Post.

    El canciller ruso señaló que el incremento del grupo naval de EEUU evidentemente crea riesgos de un conflicto armado en el golfo Pérsico.

    "En medio del intercambio de acusaciones entre Washington y Teherán se observa el incremento del grupo naval estadounidense, lo que crea riesgos de un conflicto armado", apuntó Lavrov.

    Rusia no tiene intenciones de suspender su cooperación con Irán complaciendo los caprichos de otros países, declaró Lavrov.

    "La República Islámica es nuestro vecino y establecimos sólidos vínculos en muchas áreas. No tenemos ninguna intención de suspender nuestra cooperación absolutamente legal y recíprocamente beneficiosa para complacer los caprichos de otros", dijo Lavrov.

    Las tensiones entre Washington y Teherán continúan en aumento desde mayo de 2018, tras la retirada unilateral de EEUU del acuerdo nuclear con Irán y la imposición de varios paquetes de sanciones contra la República Islámica.

    También Teherán anunció el 8 de mayo pasado la decisión de abandonar una parte de los compromisos asumidos en el marco del acuerdo, conocido como Plan de Acción Integral Conjunto (PAIC).

    Ante esta situación, Estados Unidos comenzó a incrementar sus fuerzas en Oriente Medio.

    El 24 de mayo, Washington anunció el envío de 1.500 efectivos, misiles antiaéreos Patriot y aviones espías a esta región.

    A su vez, los países del golfo Pérsico reunidos el 30 de mayo en La Meca llamaron a evitar que Irán desarrolle armas nucleares y exigieron imponer restricciones más duras a su programa de misiles balísticos.

    El líder supremo de Irán, ayatolá Alí Jameneí, declaró que su país no tiene intención de ir a la guerra con Estados Unidos, pero que seguirá resistiendo las presiones de Washington.

    En junio pasado, EEUU estuvo a punto de lanzar un bombardeo contra Irán luego de que Teherán derribara un dron militar estadounidense.

    El presidente Donald Trump canceló el ataque en el último momento, pero ha amenazado a Irán con el "aniquilamiento".

    La presencia rusa en Siria

    Los acuerdos sobre la presencia de fuerzas militares rusas en Siria son de carácter indefinido, declaró el ministro.

    "Los militares rusos están presentes en Siria por invitación de las autoridades legítimas de ese país; a finales de 2016 se estableció el marco jurídico que regula la presencia militar rusa en el territorio sirio, los acuerdos no tienen plazo fijo, por lo que cualquier cambio en ellos es competencia de los organismos pertinentes de los dos países", dijo Lavrov.

    Además, señaló que el principal objetivo de los militares rusos en Siria es la lucha contra el terrorismo.

    "Este problema debe ser resuelto tarde o temprano", agregó.

    Siria vive desde marzo de 2011 un conflicto en el que las tropas gubernamentales se enfrentan a grupos armados de la oposición y a organizaciones terroristas.

    Según datos de la ONU, unas 400.000 personas perdieron la vida en el conflicto.

    Rusia lanzó en septiembre de 2015 una ofensiva aérea en el país árabe a solicitud del presidente sirio, Bashar Asad.

    A mediados de marzo de 2016, Rusia procedió a una retirada parcial de su grupo militar de Siria, al dar por cumplida la misión.

    A principios de enero de 2017, el Ministerio de Defensa ruso anunció un segundo repliegue del contingente militar emplazado en Siria.

    Después de que el 6 de diciembre de 2017 el Estado Mayor General de Rusia anunciara que todos los territorios controlados antes por los terroristas de Daesh (autodenominado Estado Islámico, prohibido en Rusia y otros países) en Siria fueron liberados, el presidente Vladímir Putin ordenó el tercer recorte del contingente ruso.

    De momento Rusia mantiene la presencia militar en la base aérea de Hmeymim y en el puerto de Tartus, para poder enviar refuerzos en caso necesario.

    Sputnik y RT

    Varias fuerzas en Alemania fomentan un "ambiente de enemistad" en torno a los medios rusos, particularmente la agencia de noticias Sputnik y la cadena RT, declaró el ministro de Exteriores de Rusia.

    "En Alemania hay fuerzas que fomentan un ambiente de enemistad y toxicidad en torno a los medios de comunicación rusos", dijo Lavrov.

    Precisó que en la campaña de desacreditación de Sputnik y RT-Deutsch estuvieron implicados "representantes del establishment político local y de las asociaciones profesionales de periodistas".

    "Algunos incluso llaman al boicot de los medios rusos", indicó el ministro.

    Lavrov aseguró que los medios rusos en Alemania "cumplen su labor en estricta conformidad con la legislación alemana y los altos estándares periodísticos".

    "Es imposible imaginarse tal actitud hacia los medios alemanes en Rusia. Es un asunto donde se debe guiarse por los principios de libertad de prensa y el libre acceso a la información, lo que está recogido en los documentos de la ONU, la OSCE y otras organizaciones internacionales", destacó el jefe de la diplomacia rusa.

    La directora de RT y Sputnik, Margarita Simonián, había comentado que el "miedo" a los medios rusos se debe al hecho de que presentan un punto de vista alternativo al que se viene imponiendo al público en los últimos años.

    Rusia y la OTAN

    La situación en torno a la OTAN es alarmante porque está incrementando su presencia militar cerca de las fronteras de Rusia y los países miembros participan en la política antirrusa del bloque, declaró el ministro.

    "La situación es alarmante. Los países de la OTAN presionados por Washington, que persigue sus propios objetivos geopolíticos, participan en la política antirrusa de la Alianza Atlántica y se observa un aumento injustificado de su gasto militar", dijo Lavrov.

    Señaló que en 2018 el gasto militar de EEUU superó los 700.000 millones de dólares, la OTAN en su conjunto gastó cerca de un billón de dólares y Rusia, menos de 50.000 millones.

    Lavrov comentó que el bloque incrementa su presencia militar cerca de las fronteras de Rusia y de su aliada Bielorrusia, lo que "hace aumentar los riesgos de incidentes no premeditados y fomenta las tensiones".

    "Además, desde el punto de vista del incremento del potencial defensivo de la OTAN, es absolutamente ilógica la decisión de admitir a nuevos miembros como Montenegro y Macedonia del Norte", apuntó el canciller ruso.

    Destacó que "no es lo que se necesita hoy en día para garantizar la seguridad y estabilidad en Europa".

    En los últimos años, Moscú ha denunciado una actividad sin precedentes de la OTAN en las fronteras occidentales de Rusia. La Alianza Atlántica está expandiendo su presencia militar con la justificación de que lo hace para "contener la agresión rusa".

    Moscú ha expresado en repetidas ocasiones su preocupación por la creciente concentración de las fuerzas de la OTAN en Europa. El Kremlin ha declarado que Rusia no representa una amenaza para nadie, pero que no ignorará las acciones potencialmente peligrosas para sus intereses.

    Etiquetas:
    Rusia, Golfo Pérsico, Serguéi Lavrov
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik