Widgets Magazine
10:41 GMT +318 Septiembre 2019
En directo
    Retrato del periodista opositor saudí Jamal Khashoggi cerca del consulado saudí en Estambul

    Relatora afirma que la influencia saudí impide a la ONU reaccionar al asesinato de Khashoggi

    © AP Photo / Emrah Gurel
    Política
    URL corto
    0 20
    Síguenos en

    GINEBRA, SUIZA (Sputnik) — La relatora especial de la ONU para las ejecuciones extrajudiciales, Agnes Callamard, aseguró que la influencia política de Arabia Saudí en el organismo internacional obstaculiza que se reaccione ante el asesinato del periodista Jamal Khashoggi ocurrido el 2 de octubre de 2018 en Turquía.

    "Arabia Saudí influye en la posibilidad y el deseo de los países miembros de la ONU de responder eficazmente a este asesinato", dijo Callamard a Sputnik.

    Remarcó que la influencia de Arabia Saudí en las estructuras de la ONU es un asunto importante.

    "Creo que en este momento la ONU está paralizada y no reacciona ante este crimen a causa de la política (...) Esto es lamentable", señaló.

    Esta parálisis, agregó, no podría suceder si existiera un mecanismo permanente que pueda actuar sin las complicaciones políticas que afronta el secretario general de la ONU.

    Callamard cree que el Consejo de Seguridad de la ONU y el secretario general, António Guterres, deben exigir una investigación internacional independiente del asesinato del periodista saudí.

    Pero, indicó, también hay otras estructuras como la Asamblea General de la ONU o el Consejo de Derechos Humanos del organismo internacional que pueden reclamar que se investigue la implicación del príncipe heredero saudí, Mohamed bin Salmán, en la muerte de Khashoggi.

    Además, Callamard dijo que Arabia Saudí debe cooperar con la ONU con el fin de investigar la posible implicación de altas personalidades oficiales del país, en particular del príncipe heredero Mohamed bin Salmán, en la muerte de Jamal Khashoggi.

    "En mi informe recomiendo que Arabia Saudí coopere con la comunidad internacional, en primer lugar con la ONU o con expertos internacionales, para determinar todos los contactos criminales vinculados con el asesinato de Khashoggi, incluidos los que apuntan a altas personalidades oficiales del reino", señaló.

    La implicación en el crimen puede ser indirecta, por ejemplo, a través de una orden dada, pero si se prueba, los culpables deben ser castigados, sin importar su estatus, agregó.

    A la vez, Callamard, considera necesario crear en el marco de las Naciones Unidas un mecanismo para investigar asesinatos de alto perfil de periodistas y defensores de los derechos humanos.

    "Propongo que ese instrumento pueda ejercer dos funciones, la primera consiste en que podría, de una forma u otra, apoyar el trabajo de las autoridades locales en materia de investigaciones, (...) la segunda, si la primera resulta ser ineficaz, podría centrarse en iniciar una investigación en caso de que eso no haya ocurrido ni dado ningún resultado", dijo.

    Según la relatora de la ONU, el Mecanismo Internacional, Independiente e Imparcial para Ayudar en la Investigación y el Enjuiciamiento de los Responsables de los Delitos de Derecho Internacional Más Graves Cometidos en la República Árabe Siria, así como el Mecanismo del Secretario General para la Investigación del Presunto Empleo de Armas Químicas, Biológicas o Toxínicas podrían servir como base para la mencionada estructura.

    Más: Arabia Saudí califica de contradictorio el informe de la ONU sobre el caso Khashoggi

    Callamard enfatizó que el mecanismo no debería ayudar en la investigación de todos los asesinatos de periodistas y defensores de los derechos humanos.

    "Debemos encontrar medios para hacer que el mandato del mecanismo sea realista, no puede iniciar investigaciones de todos los asesinatos de defensores de los derechos humanos y periodistas, debemos configurar esa herramienta para que ayude y corresponda a la realidad", concluyó la relatora de la ONU. 

    La relatora especial de la ONU publicó el 19 de junio, tras medio año de pesquisas, un informe en que responsabiliza del asesinato de Jamal Khashoggi a las altas autoridades de Arabia Saudí, entre ellas al príncipe heredero.

    Callamard presentará el 26 de junio su informe ante el Consejo de Derechos Humanos de la ONU en Ginebra.

    Khashoggi, conocido por sus críticas a las autoridades saudíes, fue visto con vida la última vez el 2 de octubre pasado, cuando entró en el consulado de su país en Estambul para recoger algunos documentos.

    El periodista fue estrangulado y descuartizado en la sede diplomática, según la Fiscalía turca.

    De acuerdo con una investigación de la justicia saudí, el periodista fue asesinado por agentes de inteligencia que debían repatriar al periodista al país, pero "abusaron de sus poderes". La Fiscalía saudí pidió la pena de muerte para cinco de los 11 sospechosos de estar detrás del asesinato del periodista, cuyos restos no han sido localizados hasta la fecha.

    Etiquetas:
    ONU, Arabia Saudí, Jamal Khashoggi
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik