Widgets Magazine
19:23 GMT +316 Septiembre 2019
En directo
    Banderas de EEUU y Cuba

    "La ley Helms-Burton marca ritmo de confrontación entre Cuba y EEUU"

    © REUTERS / Jonathan Ernst
    Política
    URL corto
    140
    Síguenos en

    LA HABANA (Spuitnik) — Para el politólogo cubanoamericano Arturo López-Levy, la ley estadounidense Helms-Burton sigue marcando el ritmo de la confrontación entre Cuba y Estados Unidos, al obstaculizar cualquier contacto bilateral y hacer retroceder el avance logrado en el proceso de normalización de relaciones iniciado en diciembre de 2014.

    "Más que contra el gobierno cubano, la reducción de las visas y las restricciones a los viajes y remesas, es un ataque a las oportunidades de contacto y aperturas asociadas a las visitas a EEUU de miles de cubanos, tras la flexibilización por Cuba de su política migratoria y de viajes en 2013, y las visitas de norteamericanos a Cuba", comentó López-Levy en exclusiva a Sputnik.

    Para López-Levy, profesor del Gustavus Adolphus College, en el estado de Minnesota (centro-norte de EEUU), la ley Helms-Burton, que codifica el bloqueo económico, comercial y financiero que Washington impone a Cuba desde 1962, en este momento "tiene un componente electoral en las posturas de la Administración Trump hacia Cuba", y eso —opina—  "no las hace menos importantes ni temporales".

    Explicó que la propia ley Helms-Burton fue el resultado de una incertidumbre electoral a inicios de 1996, que empujó al expresidente Bill Clinton (1993-2001) a firmarla, tras el incidente de la violación reiterada del espacio aéreo cubano y el derribo de las avionetas de Hermanos al Rescate, una organización opuesta al gobierno de la isla radicada en la ciudad estadounidense de Miami.

    Para el académico cubanoamericano, "22 años después de aquellas provocaciones y de lo que en mi juicio fue una respuesta cubana que se fue fuera de control, la ley sigue marcando el ritmo de la confrontación entre los dos países".

    Impacto para Cuba de la ley Helms-Burton en tiempos de crisis en Venezuela

    A pesar de mantenerse durante 23 años la suspensión del título III de la ley Helms-Burton que permite a ciudadanos estadounidenses reclamar ante tribunales las propiedades nacionalizadas en Cuba a principios de la década de 1960, la Administración que encabeza el presidente Donald Trump aprobó su puesta en vigor desde el pasado 2 de mayo.

    Esta decisión, según el profesor López-Levy, "es un paso en la escalada de tensiones que está usando la crisis en Venezuela para descargar políticas que ya estaban propuestas en su repertorio, desde que Trump llegó al poder y actores del cabildeo pro-embargo [contra Cuba] entraron a la Administración".

    "Esos grupos —agregó el politólogo cubanoamericano— apuestan por lo contencioso y no creen en luces rojas a la hora de tratar de asfixiar al gobierno cubano, en la lógica de que a Cuba y a sus aliados le tiene que ir mal, para que un vacío de poder se cree, y ellos, la derecha cubana exiliada, tengan oportunidades políticas en Cuba".

    Además: Estas son las propiedades que la Ley Helms-Burton reconoce como "robadas" en Cuba

    Posibles consecuencias de la ley Helms-Burton para Cuba

    Para el profesor López-Levy, "lo más probable es que Cuba vuelva a derrotar esas trampas pues el gobierno y la sociedad de la isla han desarrollado un sexto sentido y una capacidad para resistir, creando dinámicas propias sin caer en la respuesta ciega a la provocación y el abuso de poder".

    Pero —advirtió— "esa historia no debe ser fuente de confort pues accidentes como el derribo de las avionetas [de Hermanos al Rescate, febrero de 1996], o el hundimiento del remolcador 13 de Marzo [julio de 1994] pueden ocurrir".

    "La situación económica y la tensión política asociada a situaciones precarias de seguridad energética y alimentaria pueden generar incidentes lamentables de mantenimiento del orden o una emigración desesperada", subrayó el académico cubanoamericano.

    ​Precisó a Sputnik que en una coyuntura de crisis como la de los balseros de 1994 (emigración masiva a EEUU), propuestas que hoy se descalifican como calenturientas, por ejemplo, la idea del senador y exgobernador de la Florida, Rick Scott, de bloquear militarmente la entrada de barcos con petróleo venezolano a Cuba, "pueden ganar tracción".

    "Las cosas siempre se pueden poner peor, y la lógica de la confrontación, en ausencia de mayores contactos diplomáticos siempre puede escalar", enfatizó.

    Subrayó que resulta curioso cómo los mismos congresistas cubanoamericanos, "incapaces de persuadir a sus votantes [principalmente en el estado de Florida] de no viajar a Cuba, empujan a la Administración Trump a poner nuevas restricciones de viaje contra el resto de los estadounidenses".

    Más: Ley Helms-Burton: cada 45 días un ajuste de tuerca para Cuba hasta 2020

    "De esta manera —dijo— tratan a los estadounidenses sin familia en Cuba como ciudadanos de segunda clase. Esa contradicción debería ser capitalizada más por el cabildeo anti-embargo en EEUU".

    Miradas encontradas respecto a Cuba

    Para López-Levy, muchos de los grupos que defienden una política contra el bloqueo a Cuba, han subestimado factores tan vitales "como el sentido de justicia y la moral de muchos estadounidenses", priorizando temas de negocios, lo que califica como una "ineficiencia en su labor política".

    "Grupos como Engage Cuba —apuntó— han olvidado la importancia de argumentos de seguridad nacional, derechos humanos y morales en la discusión de políticas en EEUU y dentro de la comunidad cubanoamericana".

    "Cuba no es China, y la gran motivación de la presión pública que llevó a la apertura del 17 de diciembre de 2014 no fue los dólares sino apreciaciones de justicia y consideraciones sobre el costo moral y político para EEUU de mantener una impopular política unilateral y abusiva de guerra económica contra un vecino pequeño, en proceso de transformación interna y sus relaciones con la diáspora", subrayó López-Levy a Sputnik.

    Te puede interesar: Relaciones Cuba-EEUU: "Antes del 2020 es poco probable volver a la normalización"

    Etiquetas:
    confrontación, Ley Helms-Burton, Cuba, EEUU
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik