Widgets Magazine
20:17 GMT +316 Octubre 2019
En directo
    El canciller ruso Serguéi Lavrov y el presidente chino Xi Jinping

    "La rivalidad entre EEUU y China acerca a Pekín y a Moscú"

    © REUTERS / Damir Sagolj
    Política
    URL corto
    4371
    Síguenos en

    La guerra comercial entre China y EEUU ofrece a Rusia y a China nuevas oportunidades, según opina el director del Instituto chino de Rusia, Europa del Este y Asia Central, Sun Zhangzhi, en una entrevista a Sputnik.

    Según Zhangzhi, Pekín y Moscú están expuestos a la presión de las sanciones estadounidenses, así que en estas circunstancias ambos países necesitan esforzarse mutuamente y desarrollar su cooperación económica y comercial.

    Y es que el reciente portazo de la Administración estadounidense a Huawei y la nueva subida de aranceles sobre las importaciones chinas hacen pensar que el fin de la guerra comercial está muy lejos todavía. Las dos superpotencias ni siquiera están negociando —de hecho, están subiendo el nivel de las estocadas que cada uno asesta—. Por eso ante este panorama, explica Zhangzhi, EEUU y China se preparan para enfrentarse entre sí durante mucho tiempo. El gigante asiático no puede responder a Estados Unidos de manera proporcional, pero sí puede tirar por otro camino deshaciéndose —vendiendo— deuda pública estadounidense de titularidad propia o prohibiendo el suministro de los metales raros necesarios y presentes en multitud de productos de electrónica.

    Tema relacionado: China anuncia la firma de 30 acuerdos con Rusia

    China no quiere una guerra comercial con EEUU, dice Zhangzhi, pero "ya que Washington se ha propuesto contener a Pekín", este "luchará hasta el final".

    "La guerra comercial entre China y EEUU será nefasta para la economía mundial. El desarrollo de las economías china y rusa la va a notar. Pero (…) Rusia comenzó a desarrollar su propia agricultura y su propio sector productivo a raíz de la presión de las sanciones de EEUU y de China, y bastante rápido. Así que creo que [este escenario] es también una oportunidad para la cooperación entre China y Rusia", explica el chino.

    Las exportaciones agrícolas rusas y los hidrocarburos permitirán diversificar el comercio y reforzar la seguridad energética y alimentaria de ambos países. Porque, como recuerda Zhangzhi, antes China importaba de EEUU y de Canadá una parte importante de los productos agrícolas que consumía y ahora esta procede de otros países. "Eso es bueno también para China", asegura. Y para Rusia también: "Antes su principal socio comercial era la Unión Europea". Ahora que el intercambio comercial entre China y EEUU está cayendo, "Rusia está aumentando el comercio con China", dice.

    Así que cree que, si los dos países se esfuerzan, pueden aprovechar la guerra comercial.

    Zhao Huasheng, docente de la Universidad de Fudán (China), apunta al sector energético como el mejor parado en esta guerra comercial.

    "Es especialmente con el gas natural con lo que se puede salir ganando más. Sobre todo, el que se transporta por ductos. Por ahora [a China] no llega demasiado y ahora ha comenzado a importar gas licuado a través del golfo de Bohai procedente del Ártico. En el futuro la cantidad de gas licuado aumentará considerablemente. La guerra comercial va a influir en muchos países porque la economía china está muy ligada a las de muchos terceros países. Pero a cuáles exactamente es una cuestión que todavía es difícil de dirimir", razona.

    Estos dos especialistas chinos están convencidos de que su país y Rusia están en una posición geopolítica similar y acusan a los países occidentales de contenerlos. Otro especialista chino, Li Yongquan, dice a Sputnik que la guerra comercial contra China se puede considerar una sanción de Estados Unidos. Lo que demuestra, a su juicio, que Estados Unidos construye siempre sus relaciones con otros países haciendo primar sus intereses, a diferencia del resto de países.

    "Sus propios intereses están por delante. Y esa es su posición. Pero ese tipo de relaciones no tienen futuro. Podemos decir que la rivalidad entre EEUU y China acerca a Pekín y a Moscú porque, en realidad, las sanciones de EEUU contra Rusia y la guerra comercial son la prueba de que la arquitectura de las relaciones internacionales está cambiando", sostiene.

    Te puede interesar: China y EEUU salen perdiendo en el tira y afloja con las tierras raras

    Etiquetas:
    guerra comercial, Rusia, China
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik