16:36 GMT +310 Diciembre 2019
En directo
     Ministerio de Asuntos Exteriores de Rusia

    Moscú comenta la tensa situación en Kosovo

    © Sputnik / Maxim Blinov
    Política
    URL corto
    5374
    Síguenos en

    MOSCÚ (Sputnik) — El Ministerio de Exteriores de Rusia calificó de "provocación" la entrada de agentes albanokosovares en municipalidades serbias de Kosovo y Metohija y las detenciones que realizaron esta mañana.

    Para la portavoz de la diplomacia rusa, María Zajárova, es "otra provocación de Pristina que busca intimidar y ahuyentar a la población no albanesa y establecer el control sobre estas zonas con el uso de la fuerza".

    La representante de Exteriores señaló que las unidades especiales de la policía kosovar equipadas con armas de fuego largas no debieran entrar en las zonas de población serbia al norte de Kosovo, conforme al entendimiento logrado en el proceso del diálogo entre Belgrado y Pristina, pero "han estado haciéndolo una y otra vez a lo largo de estos últimos años gracias a una total permisividad de la fuerza multinacional para Kosovo".

    Para Zajárova, "resulta a todas luces evidentes que la escandalosa actuación de los kosovares es consecuencia directa de muchos años de connivencia por parte de la UE y EEUU".

    "Semejantes pasos llevan a la escalada de tensiones interétnicas y privan de sentido varios años de esfuerzos internacionales para lograr una solución de paz tras el conflicto" en Kosova, advirtió la diplomática rusa.

    La portavoz del Ministerio de Exteriores hizo "un llamado a los patronos internacionales de Pristina a que hagan entrar en razón a los radicales albanokosovares para prevenir la siguiente escalada del conflicto, de consecuencias impredecibles".

    El Ministerio de Exteriores de Rusia emitió un comunicado en el que se dice que Moscú condena la detención en Kosovo de un empleado ruso de la misión de la ONU y exige que ese organismo presente toda la información referente a ese arresto y emprenda pasos concretos para su liberación.

    "La detención se realizó pese a que el ciudadano ruso, como funcionario de la ONU, cuenta con inmunidad diplomática. Catalogamos lo ocurrido como un acto bochornoso del rumbo político que siguen las autoridades kosovares-albanesas, basado en provocaciones ", indica el comunicado.

    Moscú exige además que la Misión de Administración Provisional de la ONU en Kosovo (MINUK) ofrezca información detallada de lo ocurrido y realice todos los esfuerzos que estén a su alcance para lograr la liberación inmediata de Krasnoschékov.

    Poco antes se informó que el ciudadano ruso arrestado fue ingresado en un hospital de Mitrovica con heridas.

    El presidente de Serbia, Aleksandar Vucic, ordenó este 28 de mayo poner el Ejército nacional en estado de máxima alerta después de que miembros de una unidad regional de apoyo operacional (ROSU, por sus siglas en inglés) realizaran arrestos de policías y civiles serbios en el norte de Kosovo y Metohija. Según Vucic, entraron con decenas de vehículos, en su mayoría blindados, y detuvieron a 23 serbios.

    El mandatario mencionó también la detención de un empleado ruso de la MINUK, Mijaíl Krasnoschékov.

    La Policía de Kosovo, por su parte, justificó la operación por "sospechas motivadas" de que algunos agentes de policía y civiles estaban implicados en "la organización de un grupo criminal". 

    Te puede interesar: Kosovo: un Ejército para un territorio fallido

    También la fuerza multinacional presente en Kosovo desde 1999, KFOR (por el acrónimo en inglés de Kosovo Force), declaró que se trata de una operación anticorrupción en base a las órdenes de busca y captura por el Tribunal de Pristina, sin despliegue de fuerzas militares. La KFOR sigue de cerca la situación y, si es necesario, está lista para intervenir y garantizar la seguridad de todas las comunidades de acuerdo con su mandato.

    Etiquetas:
    provocaciones, comentarios, Kosovo, Moscú, Rusia
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik