En directo
    María Zajárova, la portavoz del Ministerio de Exteriores de Rusia (archivo)

    Moscú califica de inadmisibles y provocativas las reclamaciones territoriales de Estonia

    © Sputnik / Mikhail Voskresensky
    Política
    URL corto
    1101

    MOSCÚ (Sputnik) — Moscú califica de inadmisibles y provocativas las declaraciones del ministro del Interior de Estonia, quien afirmó que Rusia no ha devuelto a ese país báltico parte de su territorio, comentó la portavoz de la Cancillería rusa, María Zajárova.

    "Esas declaraciones provocativas, que no son otra cosa que reclamaciones territoriales, son totalmente inadmisibles… Por lo visto, en Estonia no todos quieren desarrollar un diálogo de buena vecindad con Rusia", dijo la diplomática.

    Zajárova supuso que posiblemente en Tallin "aún reina confusión tras el inicio del trabajo del nuevo Gobierno" y que en el país "todavía no se han calmado las pasiones electorales".

    "Además, parece que alguien quiere estropear los logros positivos que apuntan en las relaciones bilaterales", señaló.

    No obstante, dijo Zajárova, Moscú está dispuesto "a esperar y escuchar razonamientos sensatos".

    La semana pasada, el ministro estonio del Interior y líder del Partido Popular Conservador de Estonia (EKRE), Mart Helme, declaró que Rusia supuestamente no ha devuelto a Estonia el 5,2% del territorio de esa república.

    El partido nacionalista EKRE, que forma parte de la coalición gobernante, se pronuncia en contra de la ratificación del tratado fronterizo con Moscú, afirmando que el documento deja en manos de Rusia territorios estonios próximos a la ciudad de Narva y el distrito Pechorsky.

    También: Estonia acusa a Rusia de socavar la unidad de la UE y la OTAN

    En virtud del Tratado de Tartu, firmado el 2 de febrero de 1920, estas tierras pertenecían a Estonia, pero, después de su adhesión a la URSS, que tuvo lugar en 1940, pasaron a formar parte de la Unión Soviética.

    El Ministerio de Asuntos Exteriores de Rusia ha señalado en repetidas ocasiones que el Tratado de Tartu perdió su vigor después de que Estonia se uniera a la URSS.

    La línea de frontera estonio-rusa fue acordada en el 2005 tras 11 años de negociaciones. En aquel momento las partes firmaron un acuerdo fronterizo que todavía no ha sido ratificado porque los diputados del Parlamento de Estonia incluyeron en el documento un preámbulo que menciona el Tratado de Tartu.

    Las negociaciones acerca de su ratificación se reanudaron a finales de 2012. En febrero del 2014 los ministros de Asuntos Exteriores de ambos países firmaron el documento que en el futuro tendría que ser ratificado por los Parlamentos de ambos países.

    Los representantes del EKRE se manifiestan en contra de la ratificación de este tratado en su versión actual, aseverando que la frontera tiene que trazarse en concordancia con el Tratado de Tartu.

    Más aquí: Estonia esgrime la 'injerencia rusa' para desviar la atención de los problemas propios

    En la embajada de Rusia en Estonia comentan que los políticos de ese país suelen abordar periódicamente el tema de las reclamaciones territoriales.

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik
    Etiquetas:
    María Zajárova, territorio, Rusia, Estonia