En directo
    Una explosión nuclear detrás de la Estatua de la Libertad

    El peligro que está detrás del impase entre Rusia y EEUU

    CC0 / Pixabay
    Política
    URL corto
    15482

    El enfriamiento en las relaciones entre Rusia y EEUU despierta preocupaciones sobre un posible conflicto armado que podría conducir a una guerra nuclear, informa la agencia AP.

    Los analistas estadounidenses y europeos, así como los militares activos y retirados opinan que las potencias nucleares necesitan cooperar más de lo que lo hacen ahora.

    "Durante la Guerra Fría entendíamos las señales de uno y otro. Conversábamos. Estoy preocupado de que hoy no los conocemos a ellos [los rusos]. Personalmente creo que la comunicación es un instrumento de disuasión muy importante", aseveró el comandante de la OTAN en Europa, el general Curtis Scaparrotti.

    El interlocutor de la agencia opina que EEUU debería mantener más comunicaciones con Rusia, que podrían asegurar la comprensión entre los dos Estados.

    A su vez, el excomandante en jefe de la OTAN, el almirante retirado James Stavridis, opina que actualmente Washington y Moscú corren el peligro de "volver a retroceder a una Guerra Fría que no beneficiaría a nadie".

    "Sin un compromiso estable a nivel político entre los 'establishments' de defensa, el riesgo de una nueva y verdadera Guerra Fría aumenta constantemente", declaró.

    A pesar de todas estas declaraciones en el Ministerio de Asuntos Exteriores de Rusia consideran que la agenda del Consejo de la OTAN celebrado en Washington —en particular los planes de crear una base militar en Europa del Este- señala que la Alianza Atlántica no está dispuesta a rechazar la posibilidad de una confrontación con Rusia, informan los medios rusos.

    También: Rusia califica de peligroso el concepto de EEUU sobre una guerra nuclear limitada

    Según el ente, la OTAN no da pasos concretos para entablar un diálogo constructivo con Rusia, en vez de eso "se utilizan los ultimátums" y no muestra ninguna disponibilidad para profundizar en la esencia de los asuntos clave de la seguridad europea.

    "Rusia sigue estando abierta a la cooperación para disminuir la tensión, restablecer la confianza, prevenir la incorrecta comprensión de las intenciones de ambas partes y reducir los riesgos de incidentes peligrosos", comunicaron desde la Cancillería rusa.

    De acuerdo con AP, hoy en día EEUU y Rusia controlan conjuntamente más del 90% de las armas nucleares en el mundo.

    A comienzos de febrero pasado, EEUU suspendió sus obligaciones derivadas del Tratado INF. Este documento fue suscrito en 1987 con la entonces Unión Soviética para eliminar los misiles balísticos y de crucero con un alcance de entre 500 y 5.500 kilómetros.

    En respuesta a esta decisión Rusia también denunció el Tratado INF, dejando claro al mismo tiempo que no desea implicarse en una carrera armamentística.

    Además, se atascaron las conversaciones para extender el Nuevo Tratado START (conocido también como START III) debido a los recelos recíprocos sobre el desarrollo de nuevas armas. Suscrito en el 2010, el acuerdo entró en vigor en el 2011 por un periodo de diez años, prorrogable por cinco años.

    Mediante el START III, EEUU y Rusia se comprometieron a reducir sus arsenales hasta 700 misiles desplegados, 1.550 ojivas nucleares y 800 vehículos correspondientes, desplegados y en reserva, para el 5 de febrero de 2018.

    También: Rusia le propone a EEUU destruir estos 'juguetes' peligrosos

    Etiquetas:
    guerra, relaciones, EEUU, Rusia
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik