Widgets Magazine
En directo
    La torre Spasskaya del Kremlin de Moscú

    El Kremlin espera un informe de su embajador sobre la reunión con el envenenado en Amesbury

    © Sputnik / Vitaliy Belousov
    Política
    URL corto
    0 20

    MOSCÚ (Sputnik) — El Kremlin espera el informe del embajador de Rusia en el Reino Unido, Alexandr Yakovenko, sobre su reunión con Charlie Rowley, sobreviviente del envenenamiento con una sustancia neuroparalizante en Amesbury, informó a los periodistas el portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov.

    Además recalcó que esta reunión podría interpretase como un diálogo indirecto del británico con el presidente ruso, Vladímir Putin.

    El embajador recibió al superviviente y su hermano Matthew el 6 de abril para debatir los resultados de la investigación de los envenenamientos en Salisbury y Amesbury, ocurridos en 2018.

    ​Charlie dijo que le preocupa el empeoramiento de su estado de salud, que sabe de lo sucedido solo lo que le dijeron los policías, y también señaló que quisiera reunirse con Putin para esclarecer el asunto.

    "Primero debemos recibir información de nuestro embajador en Gran Bretaña, que se estudiará en cuanto llegue, es de comprender que Yakovenko representa al presidente [de Rusia] en el Reino Unido, de ahí que fue de hecho un diálogo indirecto con Putin", dijo Peskov al responder a la pregunta de si Putin planea recibir a Rowley.

    También señaló que los británicos se deberían dirigir oficialmente a Londres con muchas de las preguntas que les surgen.

    El 30 de junio, los británicos Dawn Sturgess y Charlie Rowley ingresaron en un hospital de Amesbury en estado crítico con síntomas de envenenamiento.

    Sturgess falleció días más tarde, por lo que Scotland Yard abrió una investigación por asesinato, pero Rowley se recuperó y fue dado de alta.

    Las autoridades británicas sospechan que a los dos se aplicó la misma sustancia que se utilizó el 4 de marzo de 2018 contra Serguéi Skripal, exoficial de inteligencia militar rusa, reclutado en los años 90 por el servicio secreto británico MI6 y naturalizado en el Reino Unido, y su hija Yulia, en la ciudad de Salisbury, a una decena de kilómetros de Amesbury.

    Londres responsabilizó a Moscú de estar detrás del envenenamiento y catalogó el arma como neuroparalizante de la clase A-234, supuestamente desarrollada por químicos rusos.

    También: Hijo de una de las víctimas del caso Amesbury se siente traicionado por Gobierno británico

    Moscú rechaza las acusaciones de Londres, que considera infundadas, y sigue reclamando acceso a las pruebas para poder colaborar con la investigación.

    Etiquetas:
    intoxicación, envenenamiento, Rusia, Reino Unido
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik