Widgets Magazine
15:41 GMT +316 Septiembre 2019
En directo
    El diputado venezolano opositor, autoproclamado presidente, Juan Guaidó

    Guaidó sin inmunidad: ¿y ahora qué puede pasar?

    © Sputnik / Marco Bello
    Política
    URL corto
    Por
    16714
    Síguenos en

    María León, de 82 años, es miembro de la Asamblea Nacional Constituyente de Venezuela. La sangre le brota a borbotones de roja rojita. Con el mismo desenfreno. Su voz se quiebra con pausas rotas por la historia a sus espaldas pero atrapa al hemiciclo. Es una política venezolana del Partido Socialista Unido de Venezuela.

    Mucho antes fue guerrillera en las Fuerzas Armadas de Liberación Nacional. León se subió el martes por la noche a la tribuna de la sesión ordinaria de la Asamblea Nacional Constituyente para debatir un punto extraordinario en el Orden del Día: la aprobación del allanamiento de la inmunidad de Juan Guaidó.

    Libro de historia de Libertadores en mano, apeló a la famosa Batalla de Las Queseras del Medio, que es el otro David frente a Goliat. 153 lanceros del prócer José Antonio Páez derrotan a 1.200 jinetes de la caballería española. La épica es perfecta para el símil.

    Es la Venezuela de Maduro que pide "nervios de acero y cabeza fría" para derrotar al Imperio. La exguerrillera lo gritó mientras pedía Tribunales Populares para juzgar a Juan Guaidó. El allanamiento se quedaba corto.

    Lo que pasó el martes por la noche en la Asamblea Nacional Constituyente, que terminó aprobando el retiro de la inmunidad parlamentaria de Guaidó, es, no sólo legal para el abogado constitucionalista Enrique Tineo, sino "constitucional y la necesaria consecuencia de más de dos meses de asedio y delitos flagrantes contra el país".

    Más información: El retorno de Guaidó a Venezuela, o la revuelta que no fue (fotos)

    "Como la Asamblea Nacional, que sería el ente encargado de aprobar el allanamiento, está en desacato desde el 2015", continúa, "sus actuaciones no tienen eficacia jurídica. La actuación de la Constituyente está en el marco de sus obligaciones y competencias como órgano supranacional. Se está siguiendo un procedimiento de antejuicio de mérito amparado por la Constitución".

    Delitos flagrantes son delitos que no gozan de la inmunidad parlamentaria porque son delitos que están fuera de la función pública. Autoproclamarse presidente de un país en una plaza pública es uno de ellos.

    Formar parte, según denunció el Ministro de Comunicación, Jorge Rodríguez, de una célula "terrorista" junto a otros nombres propios como Roberto Marrero (número dos de Guaidó y Jefe del Despacho de la Presidencia de la Asamblea Nacional) o Leopoldo López, para realizar "actos de terrorismo" como "asesinatos selectivos" o "la toma del Palacio de Miraflores" también encajan en esta lista.

    Para el abogado constitucionalista Enrique Tineo, el retiro de la inmunidad de Guaidó es constitucional y la necesaria consecuencia de más de dos meses de asedio y delitos flagrantes contra el país
    © Sputnik / Esther Yáñez Illescas
    Para el abogado constitucionalista Enrique Tineo, el retiro de la inmunidad de Guaidó es "constitucional y la necesaria consecuencia de más de dos meses de asedio y delitos flagrantes contra el país"

    "Desde el momento en el que Juan Guaidó se autoproclamó presidente de Venezuela en una placita de una pequeña urbanización de la ciudad de Caracas", señala Tineo, "desde ese momento, él ya estaba tejiendo la red de su tragedia personal y política".

    Más datos: Las razones detrás de la inhabilitación de Guaidó

    "Mucho se ha abusado de la inmunidad parlamentaria para justificar una protección que no debería existir para este tipo de delitos" señala a Sputnik la jurista Olga Álvarez. "La inmunidad es solo para proteger al funcionario público y legislador, para que nadie le moleste en el ejercicio de sus funciones por denuncias temerarias", prosigue.

    "Es decir, denuncias que no están fundadas en ningún delito o hecho y que cualquier persona puede hacer solo para molestar su actividad", abunda.

    La abogada defiende el caso chileno, por ejemplo, donde los diputados sólo gozan de inmunidad dentro del Parlamento. Fuera, son uno más; y extender esta protección al resto de ámbitos de su vida da alas a la impunidad. Caso Guaidó.

    Diosdado Cabello, el presidente de la Asamblea Nacional Constituyente, miraba nervioso a María León. Su discurso era urgente y casi temerario. La exguerrillera llegó a pedir Tribunales Populares para los "apátridas" como el autoproclamado presidente. Cabello recogió sus palabras y tampoco fue blando.

    Vinculado: Gobierno de Venezuela: Guaidó y Leopoldo López encabezan una "célula terrorista"

    "Guaidó es la nada", dijo minutos antes de su sentencia y de la votación unánime en contra del líder opositor. Diosdado también pidió paciencia y lanzó mensajes entre líneas: "No nos desesperemos. La ley va a llegar". ¿Se refería a una posible detención del líder de Voluntad Popular una vez allanada su inmunidad parlamentaria?

    Según Tineo, estamos ante lo que se conoce en Derecho Penal como un "caso político no justiciable". Es decir, que "las autoridades tienen que ponderar antes de actuar", señala. "No obstante, hay una certeza de que el individuo está cometiendo delito porque las actuaciones y la línea discursiva del señor Juan Guaidó incurren en actos preparatorios para una guerra civil".

    El abogado está convencido de que terminará encarcelado: "Su futuro político es ser un sub judice sometido a un proceso penal, muy probablemente privado de libertad".

    Sin embargo, tanto él como la especialista Olga Álvarez consideran que la prisión no será inmediata. "Los tiempos judiciales y los tiempos políticos no necesariamente coinciden", señala la abogada. "Ante una situación de guerra no se pueden tomar decisiones a la ligera, hay que hacerlas en el momento oportuno".

    La especialista Olga Álvarez considera que la prisión de Juan Guaidó no será inmediata
    © Sputnik / Esther Yáñez Illescas
    La especialista Olga Álvarez considera que la prisión de Juan Guaidó no será inmediata

    Un momento oportuno podría ser el sábado 6 de Abril. La oposición ha convocado nuevas protestas, y en esta ocasión tienen un cariz especial. Guaidó quiere otro "Día D": un simulacro de lo que ha denominado 'Operación Libertad' o más presión en la calle para tomar Miraflores y echar a Maduro ¿por la fuerza?

    "El simulacro de la Operación Libertad", señala Álvarez, "está caracterizado por acciones violentas y terroristas; pero el Gobierno le está dando tiempo. La oposición ya ha quemado muchos cartuchos, el último, el apagón eléctrico nacional que, si se mantenía en el tiempo como ellos pretendían, derivaría en un genocidio con la privación sistemática de alimentos y medicinas. El genocidio es un delito tipificado en el Estatuto de Roma", sentencia.

    Sobre la figura de Guaidó, la abogada cree que es un personaje "creado en un laboratorio de pensamiento porque no tiene trayectoria política. Fue construido para este fin pero no tiene épica. Él se está diluyendo solo y ahora hay que demostrarle al mundo que Venezuela puede hacer justicia".

    "Apenas somos 30 millones", terminaba María León su discurso. Se refería al número de venezolanos, época actual. Y continuaba con su voz de fuerza quebrada: "enfrentados a la más grande, cruel, asesina y miserable potencia que es el imperialismo norteamericano, y lo seguimos derrotando igualito".

    León cree que Venezuela está librando una batalla parecida a la famosa de hace 200 años. Continúa siendo, según la política venezolana, una lucha por la soberanía. Menos de 24 horas después de que la Asamblea Nacional Constituyente allanara la inmunidad de Juan Guaidó, el líder opositor suspendió su agenda pública en el popular barrio de Petare.

    En contexto: Dominio mundial: cómo Latinoamérica y el Caribe acabaron en las garras de EEUU

    Allí tenía pautada una actividad con la gente del barrio. En ese transcurso de tiempo, solo se refirió a la decisión de la Constituyente en una ocasión. Lo hizo en la puerta de su casa, esa misma noche, cerca de El Cafetal, una zona de clase media alta del este de Caracas.

    A su lado, había algunos vecinos y varios diputados de su partido con semblante serio. Dijo que no le detendrían en su empeño. Que el sábado todos a la calle, haciendo caso omiso de los nuevos riesgos para su integridad física.

    Su soberanía no es la de los próceres libertadores de hace dos siglos a los que invocó María León. Tampoco es la de la Operación Libertad sin detalles, hasta el momento, en la estrategia. "La nada" de la que hablaba Diosdado mide sus fuerzas con su propia historia reciente.

    Etiquetas:
    autoproclamación, inmunidad, delitos, presidencia, Asamblea Nacional Constituyente, Asamblea Nacional de Venezuela, María León, Juan Guaidó, Nicolás Maduro, Caracas, Venezuela
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik