En directo
    Dinero (imagen referencial)

    Un ancla a la miseria: así funcionan los créditos 'gota a gota' en Colombia

    © Foto: Unsplash
    Política
    URL corto
    9124

    El 6 de febrero Jessy Paola Moreno Cruz, de 30 años, se tiró del puente de La Variante, en Ibagué, Colombia, abrazada de May Nicolás Ceballos Moreno, su hijo de 10 años. Las autoridades locales dijeron que estaba "desesperada": no podía pagar sus deudas. Sputnik te cuenta qué son los créditos 'gota a gota', que llevaron a Moreno Cruz al suicidio.

    Desde hace años esta modalidad de crédito informal es un calvario para quienes acuden a ella, y un problema que no han podido solucionar los Gobiernos colombianos.

    "Dos de los casos (de suicidio) que se presentaron recientemente [en Ibagué] tienen que ver con deudas y tienen que ver con algo que es monstruoso y que se está dando no sólo en Ibagué sino en Colombia entera, que es el 'gota a gota'", dijo en conferencia de prensa Guillermo Jaramillo, alcalde de la ciudad, tras el suicidio.

    ¿En qué consisten estos créditos que llegan a cobrar un interés de hasta 40%?

    Con el 'gota a gota' entregan dinero sin pedir garantías, a cambio de que sea devuelto en cuotas diarias y con intereses altísimos. Puede ser una rápida solución a un traspié económico, pero también un ancla a la miseria. A menudo quienes acuden a esta modalidad de endeudamiento lo hacen porque no pueden acceder a un crédito bancario formal.

    Más: El FMI entregará a Egipto nuevo tramo de $2.000 millones

    Después de recibir el dinero, por lo general hay 20 o 30 días para devolver el monto más un interés que oscila entre el 10% al 40%, informó Semana. Esta tasa de interés está en Colombia 15 veces por encima de la tasa de usura definida por la Superintendencia Financiera.

    Este tipo de créditos incluyen amenazas de muerte o expropiación de los bienes, medidas a las que acuden los prestamistas cuando ya no encuentran otra manera de recuperar su dinero. Pero en un comienzo las cosas "son más amables", publicó la revista colombiana.

    "Como si fueran una entidad de crédito legal, solicitan varios requisitos para generar el préstamo del monto deseado y garantizan ‘seriedad absoluta' en el trámite. Algunos dicen trabajar como intermediarios de los bancos y por eso cobran una comisión por agilizar el proceso", se lee en Semana.

    A su vez, lo prestamistas son "reservados": no dan la información completa a menos de que el solicitante envíe un recibo público, un teléfono de contacto y todos los documentos que ellos piden para tener pleno conocimiento de quién es la persona y saber a dónde ir a cobrar.

    "En otros casos, estas organizaciones trabajan en los barrios y ofrecen sus servicios con prudencia para no levantar sospechas", dice el artículo de la revista colombiana.

    Al contactarlos vía WhatsApp, "se demoran horas en responder los mensajes, no dan su nombre y dependiendo del monto solicitado recomiendan quién es el más indicado para prestar el dinero". Aseguran que el interés se pacta en persona al igual que la cuota "fija" que pagará el solicitante.

    También: Portugal saldará su deuda con el FMI antes de fin de año

    Además del caso de Moreno Cruz, la Policía colombiana está investigando el asesinato de Néstor Enrique Paredes Mederos, de 24 años de edad, venezolano, en el municipio de Tuluá, en el centro del Valle del Cauca. El sábado 10 el hombre se encontraba con su esposa en un asadero de pollos cuando lo mataron a balazos, informó RCN Radio.

    El Congreso colombiano anunció el 9 de febrero que intentará abolir el préstamo 'gota a gota' por ley. A su vez, el senador Efraín Cepeda reveló que el Gobierno de Iván Duque incluyó un capitulo de profundización y estímulo de microcréditos en el Plan Nacional de Desarrollo 2018-2022.

    Al mismo tiempo, Cepeda aseguró que el Gobierno insistirá en un proyecto de ley para esos pequeños créditos no superen un interés mensual del 3%, publicó RCN Radio.

    "La gente acude al 'gota a gota' y 'pagadiario' (…) porque las entidades financieras privadas y públicas se niegan a abrir la puerta al microcrédito —dijo Cepeda—. Una tasa del 3% no se compara con un 20% o 30% mensual que cobra un gota a gota, eso es impagable, además que cobran con métodos violentos", agregó.

    Etiquetas:
    crédito gota a gota, suicidio, deuda, Ibagué, Colombia
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik