03:43 GMT +315 Noviembre 2019
En directo
    La oficina de The Daily Mail

    Un arma de doble filo: el lado oscuro de la guerra mediática contra Rusia

    © REUTERS / Toby Melville
    Política
    URL corto
    3200
    Síguenos en

    Desde hace varios años, las élites occidentales han estado tratando de encontrar una manera de combatir la propagación de la influencia de los medios de información rusos.

    Mientras los medios de comunicación 'mainstream' están perdiendo rápidamente la confianza del pueblo, que empieza a intentar encontrar una alternativa a la corriente monocorde y unidireccional de noticias, el 'establishment' tiene miedo de que esta alternativa sean los canales rusos. Por eso, los acusan de producir 'fake news' —noticias falsas— y no ser de fiar, explica el analista de Sputnik Vladímir Kornílov.

    De aquí surge un problema: como sucede a menudo, el arma se vuelve contra sus propios creadores. Por ejemplo, los principales medios de comunicación de Estados Unidos, que promovían el término 'noticias falsas', de repente cayeron víctimas de su propia etiqueta al ser llamados así por Donald Trump.

    Así, tras descubrir que el líder de la oposición británica, Jeremy Corbin, empezó a hacer lo mismo con los medios de comunicación británicos, una corresponsal del Sunday Times, Katie Glass, escribió ofendida que Corbin "está promoviendo la idea de que las noticias falsas son algo que a alguien no le gusta".

    "Bueno, así es, queridos colegas occidentales. Bienvenidos al mundo de las etiquetas que ustedes mismos han creado luchando contra los competidores rusos", anuncia Kornílov.

    La víctima más reciente de la lucha contra medios rusos ha sido uno de los diarios que más estaban preocupados por la 'amenaza rusa': el Daily Mail.

    El alboroto comenzó cuando la aplicación NewsGuard, desarrollada para luchar contra las supuestas 'noticias falsas' e integrada como una extensión en varios navegadores, incluyendo Microsoft Edge y Google Chrome, marcó a The Daily Mail como distribuidor de información no verificada. (Por supuesto, los primeros sitios marcados con estas etiquetas fueron Sputnik y RT).

    No obstante, resultó inaceptable colocarle a los tabloides británicos, por más amarillos y llenos de calumnias que estuvieran, la etiqueta de 'fake', continúa el columnista.

    Te puede interesar: "Gracias, pero no": expertos occidentales proponen a Rusia que renuncie a su tierra y al ejército

    No es el único tabloide que está difundiendo noticias dudosas. Entonces, surge una pregunta legítima: ¿por qué la etiqueta de 'fake news' solo fue atribuida al Daily Mail? NewsGuard lo explicó de una manera asombrosa: resulta que este periódico no respondió a las llamadas de sus analistas.

    Después de que el equipo editorial del Daily Mail montara un escándalo y amenazara a los creadores de la aplicación con graves consecuencias, NewsGuard eliminó rápidamente la etiqueta de desinformación de la página web del periódico y tuvo que admitir su error.

    "El motivo político de esta selección está claro para cualquier observador imparcial. Después de todo, el Daily Mail fue seleccionado para la 'lista negra' seguramente porque es uno de los líderes de la información en la lucha por el Brexit, odiado por los élites", concluye Kornílov, señalando también que WikiLeaks terminó en la misma lista.

    Etiquetas:
    acusaciones, noticias falsas, fake news, Daily Mail, Reino Unido, Rusia
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik