En directo
    Jair Bolsonaro, presidente de Brasil

    Las dificultades de Brasil para embarcarse en una intervencion militar en Venezuela

    © AP Photo / Leo Correa
    Política
    URL corto
    La marcha del 23-E en Venezuela (112)
    18416

    Brasil fue uno de los primeros en reconocer al presidente de la Asamblea Nacional de Venezuela, Juan Guaidó, como mandatario interino. Según el analista José Reinaldo Carvalho, el Gobierno de Jair Bolsonaro está aportando al socavamiento de las instituciones venezolanas dictado desde Washington, pero no apoyará una intervención militar.

    El 13 de enero, el canciller de Brasil, Ernesto Araújo, compartió en redes sociales algunas declaraciones oficiales en las que manifestaba su apoyo a Guaidó como mandatario interino, desconociendo el resultado de los comicios de mayo de 2018 que consagraron a Nicolás Maduro como presidente. Estos mensajes fueron replicados por Luis Almagro, secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), otro de los férreos críticos del Gobierno de Caracas.

    Diez días después, Brasil y otros países siguieron la misma línea que la Casa Blanca y reconocieron oficialmente a Guaidó como presidente interino. Para José Reinaldo Carvalho, director ejecutivo del Centro Brasileño de Solidaridad con los Pueblos y Lucha por la Paz (Cebrapaz), esta acción de Washington y otros miembros del Grupo de Lima "es un paso más en la escalada intervencionista e injerencista del imperialismo estadounidense sobre los asuntos venezolanos".

    "Todo indica que los imperialistas estadounidenses, aliados con el Grupo de Lima —formado por Gobiernos satélite, inclusive el brasileño- van por el camino de reconocer un Gobierno de Guaidó. Supuestamente después está la posibilidad de establecer una especie de Gobierno en el exterior y a partir de ahí, buscan socavar las instituciones venezolanas y la presencia de Venezuela en los órganos multilaterales", expresó el analista brasileño.

    Más información: Brasil reconoce a Juan Guaidó como presidente interino de Venezuela

    A partir de este estrangulamiento de la "vida diplomática de Venezuela", se busca "justificar la intervención o el apoyo directo a una acción golpista más afirmativa y violenta". En ese sentido, Carvalho recordó la arremetida del presidente Jair Bolsonaro contra Caracas en su alocución en el Foro Económico Mundial de Davos.

    "Hay que recordar que, en Davos, el presidente de la extrema derecha, Jair Bolsonaro, una vez más no tuvo nada para decir de la política exterior brasileña. Fue un verdadero fiasco su presencia en el Foro y no perdió la oportunidad de atacar una vez más al bolivarianismo, al Gobierno venezolano y dejó también entrever que Brasil es parte de esta escalada golpista e injerencista dirigida por Trump y sus satélites en América Latina", valoró el experto.

    Te puede interesar: Bolsonaro en Davos: "No queremos una América bolivariana"

    Una de las grandes incógnitas sobre la actual situación del país caribeño es la posibilidad de una intervención armada. Sin embargo, Carvalho consideró que es improbable que Brasil se embarque en una acción de este tipo, a la luz de declaraciones de altos rangos castrenses.

    "Las propias Fuerzas Armadas Brasileñas desautorizaron una acción más directa. Ya declararon que no están dispuestos a participar de algo así, porque saben la preparación que tiene Venezuela, su capacidad militar, y sería una aventura desagradable para Brasil", agregó.

    "Algunas autoridades militares llegaron a desautorizar en público esta retórica agresiva de Bolsonaro y de su canciller. En lo inmediato, creo que Brasil no se dispone a una agresión militar. La propia idea de crear una base militar estadounidense en territorio brasileño fue rechazada por los militares, algunos de los cuales ocupan cargos ministeriales", indicó.

    Más información: Brasil: ultraliberales y militares se pelean por controlar a Bolsonaro

    En las horas siguientes al reconocimiento de Guaidó como presidente interino por parte de EEUU y varios países, el vicepresidente de Brasil, el general Hamilton Mourão, descartó de plano una intervención militar de EEUU en el país caribeño.

    "Brasil no participará de una intervención, no es de nuestra política externa intervenir en los asuntos internos de otros países"; dijo el militar, presidente en funciones mientras Bolsonaro se encuentra de visita oficial en Davos.

    Por otra parte, la alocución agresiva de Bolsonaro contra el "bolivarianismo" en Davos, a los ojos de Carvalho, fue un "fiasco", particularmente debido al estallido en Brasil de un nuevo escándalo que envuelve a Flávio Bolsonaro, el hijo del presidente, debido al presunto blanqueo de dinero y posibles vínculos con grupos paramilitares en Río de Janeiro.

    "Bolsonaro intentó aprovechar este viaje para erigir una imagen de presidente estadista, que va a hacer política exterior. Pero el viaje de él fue un fiasco, entre otras cosas por el escándalo de su hijo, que opacó el pretendido brillo de la misión", valoró el director del Cebrapaz.

    Echa un vistazo: El fantasma de la corrupción se cierne sobre el naciente Gobierno de Bolsonaro

    Según Carvalho, "en apenas tres semanas de Gobierno" de Bolsonaro, ya se está viviendo "una crisis gubernamental, ética y moral". Por eso, es posible que el presidente intente usar a Venezuela como chivo expiatorio, pero "es difícil que esto tenga efecto", opinó. No obstante, es improbable que la crisis mencionada "vaya a tener un desenlace inmediato", concluyó.

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik
    Tema:
    La marcha del 23-E en Venezuela (112)
    Etiquetas:
    reconocimiento, presidencia, relaciones diplomáticas, Juan Guaidó, Venezuela, EEUU, Brasil