Widgets Magazine
En directo
    Las islas Kuriles (archivo)

    Kremlin: nadie tiene planes de entregar las islas Kuriles a Japón

    © Sputnik / Ekaterina Chesnokova
    Política
    URL corto
    4170

    MOSCÚ (Sputnik) — Las islas Kuriles son territorio ruso y nadie piensa entregarlas a Japón, declaró el asesor del Kremlin, Yuri Ushakov.

    "Al terminar la Segunda Guerra Mundial todas las islas Kuriles del Sur fueron traspasadas a la Unión Soviética y, por consiguiente, a la Federación de Rusia, por lo tanto son territorio ruso y nadie piensa cederlas", dijo en una rueda de prensa.

    Ushakov señaló que los deseos de Japón de hacerse con las islas son "discutibles".

    "Esos deseos son discutibles… Ellos deben reconocer los resultados de la Segunda Guerra Mundial, lo que no han hecho hasta ahora, y eso es todo", comentó el asesor del Kremlin.

    Recordó que el 22 de enero se reunirán en Moscú el presidente de Rusia, Vladímir Putin, y el primer ministro de Japón, Shinzo Abe, para hablar de un tratado de paz pendiente desde el fin de la Segunda Guerra Mundial.

    "La condición clave para solucionar el problema del tratado es el reconocimiento por parte de Japón de todos los resultados de la Segunda Guerra Mundial, incluida la soberanía de Rusia sobre las islas Kuriles del Sur", dijo Ushakov.

    Comentó además que aunque los dos países mantienen discrepancias sobre la firma del tratado de paz, sus líderes están decididos a llegar a un acuerdo.

    "Las discrepancias siguen en pie pero los líderes de los dos países tienen deseos y voluntad para aprovechar las relaciones a plena medida y para eso se necesita firmar un tratado de paz", remarcó el asesor del Kremlin.

    En noviembre de 2018, el primer ministro japonés, Shinzo Abe, y el presidente ruso, Vladímir Putin, acordaron en una cumbre en Singapur impulsar las negociaciones sobre el tratado de paz en base a la declaración soviético-japonesa de 1956, el único documento reconocido por ambas partes.

    En una reunión en el ámbito de la cumbre del G20 en Buenos Aires en diciembre pasado, el mandatario ruso y el primer ministro japonés dispusieron crear un nuevo mecanismo de consultas sobre el tratado de paz, que debe ser supervisado por Lavrov y Kono.

    También: "Nunca se ha debatido la entrega de las islas Kuriles a Japón"

    Durante décadas, Tokio ha condicionado la firma del tratado de paz con Rusia, un asunto pendiente desde 1945, a la devolución de las islas Iturup, Kunashir, Shikotan y Habomai, los "territorios del norte" para los japoneses.

    Japón se escuda en el Tratado Bilateral de Comercio y Fronteras que firmó con Rusia el 7 de febrero de 1855.

    Moscú, a su vez, subraya que esos territorios fueron traspasados a la Unión Soviética por acuerdos internacionales al término de la Segunda Guerra Mundial y que Rusia asumió la soberanía de dichos territorios como sucesora legal de la URSS.

    El 14 de enero el ministro de Exteriores ruso, Serguéi Lavrov, y su homólogo japonés, Taro Kono, sostuvieron en Moscú la primera ronda de las consultas sobre el tratado de paz.

    Situación en Siria

    Ushakov también anunció que el nuevo enviado especial de las Naciones Unidas para el conflicto sirio, Geir Pedersen, visitará Moscú la semana que viene.

    "La semana siguiente en Moscú se celebrarán reuniones con el nuevo enviado especial de la ONU Pedersen", dijo a la prensa.

    Señaló que el enviado de las Naciones Unidas se reunirá con altos diplomáticos rusos para examinar la crisis siria.

    Además comunicó que el presidente de Rusia, Vladímir Putin, y su par de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, abordarán durante su reunión la puesta en marcha de la labor del comité constitucional sirio.

    "Acordamos con el Gobierno turco celebrar conversaciones en Moscú el 23 de enero en el marco de la visita de trabajo del presidente de Turquía Erdogan", dijo Ushakov.

    Ushakov también comunicó que Putin y Erdogan examinarán la situación en la zona de distensión de Idlib.

    "El número de provocaciones por parte de los terroristas aumentó últimamente, incluso reforzaron su control en la zona de distensión, por eso es necesario realizar un nuevo intercambio de opiniones con la administración turca", constató.

    Más: "EEUU no cesará su presencia militar y política antes de asestar un golpe al Gobierno de Asad"

    El funcionario subrayó que Rusia aprecia mucho la cooperación con Turquía respecto a la solución de la crisis siria.

    Asimismo agregó que Rusia planea efectuar una cumbre con Turquía e Irán sobre Siria tras la visita del presidente del Turquía.

    "Tras esa visita propondremos celebrar una cumbre Rusia-Turquía-Irán en nuestro territorio", dijo.

    El funcionario precisó que de momento no se ha definido una fecha concreta de esa cumbre trilateral.

    Turquía, Rusia e Irán promueven el proceso de Astaná para que el Gobierno sirio y la oposición lleguen a un acuerdo de paz.

    Las negociaciones lideradas por los tres países desde enero de 2017 facilitaron el cese de las hostilidades en Siria y el inicio del retorno de los refugiados a sus hogares.

    Más información: "Los países garantes de Astaná definirán el destino de Siria"

    Siria vive desde marzo de 2011 un conflicto en el que las tropas gubernamentales se enfrentan a facciones armadas de la oposición y a grupos terroristas.

    La solución del conflicto también se busca en Ginebra en un proceso patrocinado por la ONU.

    Visita de Putin a Serbia

    El asesor informó que el presidente ruso, Vladímir Putin, se reunirá durante su visita a Serbia con uno de los tres líderes de Bosnia y Herzegovina, Milorad Dodik.

    "Durante la visita a Belgrad Putin se reunirá con el copresidente de Bosnia y Herzegovina, Milorad Dodik", dijo Ushakov.

    También dijo que el líder ruso durante su visita abordará temas como la agudización de la situación en Kosovo, indicó.

    "Serán debatidos problemas actuales regionales e internacionales, entre ellos, por supuesto, la cuestión de Kosovo, es sabido que la situación alrededor de los territorios kosovares se agravó tras varios pasos provocativos de los albaneses de Kosovo", dijo.

    El asesor de Putin destacó que el enfoque de Rusia que será presentado se basa en el derecho internacional, "es bastante claro y coherente".

    Ushakov precisó que Moscú apoyará un acuerdo entre Pristina y Belgrado en el caso de que ambas partes logren llegar a un consenso.

    Además, el asesor informó que más de 20 documentos serán firmados en el marco de la visita del presidente ruso a Serbia.

    "Para la visita está preparado un conjunto bastante grande de documentos, que serán firmados en estas horas; se trata de más de 20 documentes", dijo a la prensa.

    Añadió que se trata de los acuerdos tanto interestatales como interinstitucionales.

    "Esta serie de documentos abarca prácticamente todas las esferas de la actividad conjunta de Rusia y Serbia: la política externa, esferas de energía, cooperación industrial, infraestructura de ferrocarriles, protección social, educación, tecnologías digitales, innovaciones, exploración del espacio, etc.", añadió.

    Ushakov reveló también que en el marco de la visita la empresa rusa Gazprom firmará un acuerdo sobre la modernización del almacén subterráneo de gas Banatski Dvor.

    Además: La dependencia de Europa del gas ruso, en cifras

    También en el marco del evento se examinará la prolongación del gasoducto Turk Stream.

    Putin visitará Serbia el 17 de enero. 

    Kosovo, antigua provincia serbia poblada mayoritariamente por albaneses, proclamó en 2008 una independencia que Belgrado no reconoce.

    Sin embargo, bajo la presión de Bruselas, Belgrado se vio obligado a iniciar negociaciones con la mediación de la UE para normalizar las relaciones con Pristina.

    Por el momento, la independencia de Kosovo ha sido reconocida, en particular, por EEUU, Canadá y la mayoría de los miembros de la UE, pero no goza del reconocimiento de Rusia, China, España, Irán, Israel o Grecia, entre otros países.

    Etiquetas:
    integridad territorial, política exterior, relaciones bilaterales, islas Kuriles, Japón, Rusia
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik