Widgets Magazine
16:48 GMT +318 Septiembre 2019
En directo
    Caracas, la capital de Venezuela

    Expulsión de funcionario venezolano en Colombia, ¿teledirigida desde EEUU?

    © Sputnik / Sergey Mamontov
    Política
    URL corto
    2131
    Síguenos en

    La tensión en las relaciones entre Caracas y Bogotá se profundizó con la expulsión de un funcionario de la Embajada venezolana en Colombia. El analista internacional Sergio Rodríguez Gelfenstein explicó a Sputnik que este episodio se inserta en una estrategia "desembozada" y "teledirigida" para intentar desestabilizar al Gobierno de Nicolás Maduro.

    Si las relaciones diplomáticas entre los países vecinos ya estaban notoriamente reducidas —al día de hoy mantienen encargados de negocios y no embajadores en sus respectivas misiones- la expulsión de un funcionario local venezolano en Colombia bajo una presunta amenaza a la seguridad pública echa gasolina a una llamarada viva.

    "La crisis no es de ahora, comienza prácticamente en el 2000, con algunos intervalos en función de los intereses de cada país, en particular los de Colombia. En Venezuela ha habido una voluntad de mantener buenas relaciones en términos diplomáticos, independientemente de cuál sea la voluntad política que lleva a que haya uno u otro presidente en Colombia", indicó el experto.

    Sin embargo, en los últimos tres Gobiernos de Álvaro Uribe (2002-2010), Juan Manuel Santos (2010-2018) e Iván Duque (2018-), las intenciones de Bogotá han sido "interferir cada vez más en los asuntos de Venezuela". Duque, incluso, ha llegado a llamar "abiertamente" a derrocar al Gobierno de Nicolás Maduro, resaltó el analista.

    "No es una cosa que ocurra ahora, sino que recientemente ha habido una actitud mucho más desembozada y abierta, rompiendo todo tipo de norma diplomática", aseveró Rodríguez Gelfenstein, quien opinó que se trata de "una situación que está teledirigida desde EEUU".

    Más: Rusia denuncia que Venezuela es objeto de agresión de Estados Unidos

    Además, a través de otras medidas se ha intentado desestabilizar a Venezuela, país en el que "se vive un ambiente de total normalidad" en vísperas de las fiestas navideñas, a pesar de la crisis económica "que es real y profunda", indicó el analista internacional.

    Entre estas destacó la concentración de paramilitares colombiana con Venezuela con uniformes militares de otros países, "generando condiciones para una provocación que pueda desencadenar un problema mayor". 

    Carlos Manuel Pino García, de nacionalidad venezolana, se desempeñaba como asesor político de la embajada de su país en Bogotá. El 20 de diciembre se tomó la decisión de deportarlo y negarle el acceso a Colombia durante 10 años. Luego de ese período deberá pedir un visado si quisiese volver.

    Te puede interesar: Putin previene contra la injerencia extranjera en Venezuela 

    Según las autoridades migratorias de Colombia, la decisión "discrecional" se tomó en base a información de inteligencia. En respuesta a la situación de Pino, que considera como "secuestro y expulsión", Venezuela tomó una medida recíproca dirigida a Juan Carlos Pérez Villamizar, un funcionario no acreditado ante las autoridades del país que ejercía funciones consulares.

    Rodríguez Gelfenstein recordó que hace unos días se reunió en Bogotá el Grupo de Lima, la coalición de países latinoamericanos que tiene como fin seguir de cerca la situación en Venezuela que ha llevado adelante nueve reuniones, en las que se han adoptado seis declaraciones a nivel ministerial y una presidencial hostiles hacia el Gobierno de Nicolás Maduro.

    En esta instancia, los países participantes (que desconocen el resultado de las elecciones presidenciales venezolanas de 2018, en las que se reeligió a Maduro) trataron estrategias comunes a adoptar con Caracas a partir del 10 de enero, fecha en la que el presidente venezolano renovará su cargo por otros cinco años.

    En contexto: El Grupo de Lima se reúne en Bogotá para evaluar acciones conjuntas contra Venezuela

    Durante las reuniones, el canciller de Perú, Néstor Popolizio, llegó a sugerir que la "consecuencia natural" era que los países del grupo de Lima rompiesen relaciones diplomáticas con Venezuela.

    "Todo eso forma parte de todo el proceso de creación de condiciones para una intervención extranjera en Venezuela. El Gobierno de Colombia está inserto en una situación de crisis interna", indicó Rodríguez Gelfenstein.

    Mientras que el Gobierno de Bogotá prefiere no hablar de "más de 100 dirigentes sociales asesinados" (incluso con algunos casos en los últimos días), pretende "saldar" su crisis a través de la activación de "un sentimiento nacionalista en contra de Venezuela". En esta lógica se inserta la expulsión del funcionario venezolano, opinó.

    En muchas ocasiones, los migrantes venezolanos son tratados de manera hostil en el país vecino. Según Rodríguez Gelfenstein, ha habido "una gran manipulación" del tema por parte de los medios, que han caído en generalizaciones y han redundado en una imagen distorsionada.

    "La mayor parte de los que están migrando son colombianos que vivían en Venezuela y están regresando a su país. Entonces es contradictorio que en su propio país los reciban con rechazo. En todo caso, creo que el envenenamiento que hay en los medios de comunicación respecto de Venezuela es brutal", destacó.

    Etiquetas:
    tensión, crisis, relaciones diplomáticas, Gobierno de Venezuela, Gobierno de Colombia, Grupo de Lima, Nicolás Maduro, Venezuela
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik