En directo
    Apretón de manos

    ¿Ideología o pragmatismo? Prioridades de las relaciones entre Rusia y América Latina

    CC BY-SA 2.0 / Flazingo Photos / Handshake - 2 men
    Política
    URL corto
    3262

    A lo largo de la historia, las relaciones entre América Latina y la URSS, y posteriormente Rusia, han vivido sus avances y retrocesos. Ahora se han activado algunos contactos debido a la situación geopolítica. Sputnik habló con Lázar Jéifets, historiador ruso y doctor en ciencias históricas, sobre las prioridades de estas relaciones.

    "Para cualquier Estado, los intereses económicos tienen una gran importancia. (…) Es más fácil establecer relaciones políticas a través de las comerciales, que tienen elementos vitales para los países. El clima de inversiones y la cooperación tecnológico-militar son cruciales", señaló el analista en declaraciones a Sputnik.

    El historiador observó que el periodo más fructífero de la historia ruso-latinoamericana fueron las relaciones de la URSS y Cuba tras la revolución.

    "Es complicado decir quién ganaba más de esta cooperación, fue un proceso bilateral. Claro que Cuba no podía garantizar los volúmenes que daba la Unión Soviética, y así se acumuló una deuda ante la URSS y posteriormente Rusia", recordó. 

    Además, entre 1960 y 1980, se activaron las relaciones con Perú, dirigido por Juan Velasco Alvarado. Se estableció una cooperación tecnológico-militar, en particular el suministro de helicópteros. 

    Además: Rusia abre en Perú el centro de mantenimiento de helicópteros más moderno de Latinoamérica

    En la actualidad, las condiciones geopolíticas han obligado a Rusia a buscar nuevas direcciones en la política exterior, concretamente a activar sus relaciones con los países latinoamericanos, que fueron parcialmente perdidas tras el colapso de la URSS.

    "Es complicado hoy en día hablar de un gran avance, porque hay muchos obstáculos. Creo que la política a menudo impide el desarrollo de las relaciones. Las contradicciones que a veces pueden aparecer no contribuyen a un crecimiento rápido y estable de nuestras relaciones", explicó Lázar Jéifets.

    Sin embargo, no siempre y no todo depende de la coyuntura política, añadió el historiador.

    Por ejemplo, se ha discutido mucho el cambio de la política de Argentina tras la salida de Cristina Kirchner y la llegada de Mauricio Marci. Muchos expertos pensaban que esto podría llevar incluso a la ruptura de las relaciones con Rusia o, por lo menos, una reducción drástica de contactos, recordó el historiador.

    "Pero el pragmatismo prevaleció. Hay contactos que no se rompen tan fácilmente, porque están relacionados con el desarrollo de ciertos sectores de la economía, con inversiones a largo plazo. Unos movimientos bruscos en esta situación a veces son imposibles".

    Jéifets enfatizó que "los políticos sensatos se guían de los intereses reales de los países. Por lo tanto, no vemos cambios radicales".

    En cuanto al próximo cambio de poder en Brasil, muchos expertos también pronostican que las relaciones con Rusia irán bruscamente a la baja. Pero otros opinan que en el ámbito económico y comercial, las futuras autoridades brasileñas tomarán decisiones meditadas, aseguró Jéifets.

    "Claro que hay declaraciones duras respecto a Venezuela y Cuba, que son socios estratégicos de Rusia. Cualquier acción contra estos países debería empeorar automáticamente las relaciones con Rusia. Pero espero que esto no se haga realidad y que el pragmatismo de las autoridades brasileñas prevalezca", concluyó.

    Más información: No es Lula: cómo Bolsonaro sacudirá las relaciones entre Brasil y Rusia

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik
    Etiquetas:
    política, relaciones, economía, América Latina, Rusia