Widgets Magazine
05:09 GMT +316 Octubre 2019
En directo
    Luis Almagro, secretario general de la OEA

    Claves para entender la expulsión de Luis Almagro del Frente Amplio de Uruguay

    © REUTERS / Edgard Garrido
    Política
    URL corto
    11170
    Síguenos en

    En 2015, el Frente Amplio de Uruguay respaldó la candidatura de Luis Almagro a la secretaría general de la OEA. Tres años después, el Plenario Nacional, la máxima autoridad partidaria permanente, lo ha expulsado de sus filas. Sputnik te resume cómo se ha deteriorado la relación entre el oficialismo uruguayo y el funcionario internacional.

    ¿Cómo se tomó la decisión?

    La decisión de desvincular a Almagro, canciller durante el Gobierno de José Mujica (2010-2015), fue resuelta por unanimidad en la última sesión del Plenario, llevada a cabo el 15 de diciembre, resaltó en diálogo con Sputnik José Bayardi, presidente de la Comisión de Relaciones Internacionales del Frente Amplio (FA).

    "Dentro de sus estatutos, el FA exige una mayoría muy amplia para determinar la expulsión de cualquier miembro. El Plenario Nacional tiene 175 miembros y para tomar adelante una decisión de este tipo, nueve de cada 10 miembros tienen que apoyarla. O sea que se necesitan 158 miembros presentes", indicó el dirigente partidario.

    Para alcanzar la desvinculación, "tiene que haber una voluntad extremadamente amplia", porque no bastan nueve décimos de los presentes, sino que se toma en cuenta esa proporción en el total de los integrantes del plenario, participen de la sesión o no. Y en el caso de la expulsión de Almagro, 168 miembros presentes decidieron por unanimidad llevar adelante la medida.

    "Esto deriva de una lectura que hace el FA sobre el hostigamiento [que ha llevado a cabo Almagro] sobre el Gobierno de la República Bolivariana de Venezuela. Hostigamiento que llegó al grado de haberse posicionado sobre no descartar una intervención militar como forma de solucionar los problemas políticos que tiene Venezuela, lo que determinó la expulsión", subrayó Bayardi.

    Más información: Nicolás Maduro responde a Luis Almagro: "Prepare su fusil"

    En un fallo del 26 de septiembre, el Tribunal de Conducta Política del FA (TCP) consideró que al no descartar la intervención militar en Venezuela, Almagro incurrió en "la violación más grave de esos principios [que el FA sustenta, y] que cabe imaginar en el ejercicio de la altísima función que tiene a su cargo".

    El accionar de Almagro ya había sido llevado al TCP, ya que las manifestaciones contrarias al Gobierno de Nicolás Maduro "ya venían siendo una constante al poco tiempo de asumir". Anteriormente, subrayó Bayardi, el tribunal "se había abstenido de hacer valoraciones desde el punto de vista de la conducta, en la medida que entendía que estaba actuando como secretario general de la OEA".

    Sin embargo, dado el tenor de las declaraciones sobre una agresión militar, el órgano valoró que Almagro estaba en una violación no solo de los principios partidarios, sino que el excanciller se estaba posicionando "por fuera de lo que sus mandantes —los Gobiernos de la región— tienen definido en el marco del propio reglamento de la OEA".

    Te puede interesar: Venezuela denunciará ante la ONU a Almagro por promover intervención militar en el país

    "Más allá de las explicaciones que ha tratado de dar, el no descartar la intervención militar en realidad lo ubica no solo por fuera de las definiciones político-programáticas del FA sino también de la propia historia y tradición de Uruguay en lo que ha tenido que ver con el tema de la solución política negociada de los conflictos y el principio de no intervención", aclaró el presidente de la Comisión de Relaciones Internacionales del FA.

    El TCP, destacó Bayardi, "simplemente hace lecturas" y no aconseja acciones. Por eso, el órgano que dictó la expulsión fue el Plenario Nacional, integrado en un 50% por representantes de cada sector político que integra el bloque, además de otro 50% de delegados de base, tanto de Uruguay como el exterior.

    ¿Hay algo más que Venezuela en la decisión de expulsar a Almagro?

    En la izquierda uruguaya Almagro no solo ha despertado resquemores por sus dichos por Venezuela. Según dijo Bayardi, en el Plenario, "al momento de levantar la mano para convalidar la expulsión, entra en el marco lo subjetivo de las organizaciones políticas o los delegados de base".

    "En lo personal no tengo ninguna duda de que Almagro ha estado subordinado a la estrategia del actual Gobierno de los EEUU, que pasa por tomar el control político de las decisiones políticas y económicas de todos los países de la región", aseveró el dirigente.

    En ese sentido, en muchos integrantes del Plenario puede haber resonado las felicitaciones a Jair Bolsonaro que emitió Almagro tras la victoria del brasileño en las elecciones, destacando su "mensaje de verdad y paz".

    Al mismo tiempo, han existido críticas en el país por "hechos graves en la región que no han contado con el posicionamiento del secretario general de la OEA", indicó Bayardi. Entre estos, están las irregularidades denunciadas por los mismos observadores del organismo en el proceso electoral de Honduras que consagró como presidente a Juan Orlando Hernández, o el asesinato de cientos de dirigentes sociales y miembros desmovilizados de las FARC en Colombia.

    ¿Cómo se deterioró la relación entre el Frente Amplio y su excanciller?

    En la carrera hacia la elección de la secretaría general, contaba Almagro el apoyo del entonces presidente José Mujica. Incluso Venezuela dio su voto a favor del excanciller uruguayo, que accedió al cargo con 33 votos y una abstención.

    A poco de asumir su cargo, la situación de Venezuela centró buena parte de la retórica y las acciones del nuevo secretario general de la OEA, que adoptó una postura contraria al Gobierno de Nicolás Maduro y dio su apoyo explícito a la oposición.

    En noviembre de 2015, a pocos meses de la llegada de Almagro a la OEA, José Mujica se desmarcó de su excanciller: "Lamento el rumbo por el que enfilaste y lo sé irreversible, por eso ahora formalmente te digo adiós y me despido", dijo el expresidente en un correo electrónico filtrado a los medios.  

    El pico de las tensiones se dieron a la luz de las declaraciones del alto funcionario sobre las posibilidades de intervención militar. Sin embargo, Almagro sostuvo en una carta abierta, publicada en vísperas de su expulsión, que lamenta la "inmoralidad" del TCP al no abordar lo que él califica como "la crisis humanitaria que vive Venezuela, la crisis migratoria, los torturados y asesinados por la dictadura, los presos políticos de la misma".

    Vinculado: Evo Morales condena las palabras de Almagro sobre una intervención militar en Venezuela

    No obstante, indicó que al momento de su expulsión no tenía "ningún vínculo con el FA que pueda ser interrumpido en ninguna forma, ni jurídica, ni personal, ni política", ya que, como dijo, no se encuentra más afiliado y no milita más para dicha fuerza.

    "He tenido durante este proceso las mismas garantías que un preso político en Venezuela o en Cuba, ello tiene las mismas sustancias de las dictaduras que he confrontado por su absurda falta de garantías para hacer valer derechos fundamentales", afirmó el secretario general de la OEA.

    ¿Qué postura tomará el Gobierno del FA respecto a la reelección de Almagro?

    El presidente de Uruguay, Tabaré Vázquez, afirmó en septiembre de 2018 que Uruguay no apoyaría una eventual reelección de Almagro en la secretaría general de la OEA, debido a sus dichos sobre una intervención militar.

    "No me sorprendieron las declaraciones, porque, viendo las actitudes que ha tomado el señor Luis Almagro a lo largo de su acción como secretario general de la OEA en ese tema, ha sido coherente con lo que ha hecho", indicó Vázquez.

    El Gobierno de Uruguay ha tomado una postura más conciliadora respecto de la situación del país caribeño y ha exhortado a establecer un diálogo entre oficialismo y oposición. En 2016, Uruguay intentó agotar todas las instancias posibles para no suspender a Venezuela del Mercosur (integrado, además de por estos dos países, por Argentina, Brasil y Paraguay).

    Vinculado: Uruguay mantiene relación "correcta" con Venezuela

    Seguidores de Nicolás Maduro en Caracas, Venezuela
    © REUTERS / Carlos Garcia Rawlins
    Sin embargo, en 2016 Caracas fue suspendida por no haber incorporado en su totalidad la normativa dispuesta por su protocolo de adhesión al organismo. Luego, en 2017, Uruguay votó por la suspensión de Venezuela, esta vez en aplicación de la cláusula democrática.

    En junio de 2018, la Asamblea General de la OEA emitió una resolución impulsada por EEUU, aprobada con 19 votos positivos, cuatro en contra y 11 abstenciones, en la que se desconoce los resultados de las elecciones presidenciales del 20 de mayo en Venezuela y se constata "una alteración inconstitucional del orden constitucional" en el país. En esta ocasión, Uruguay se abstuvo de votar.

    Bayardi subrayó que hay que separar las decisiones del Frente Amplio como partido de las del Gobierno uruguayo. Si bien no hay "una visión mecánica" entre ambas partes, sí hay "intercambios entre partido y Gobierno, de acuerdo al programa como el que el Gobierno llegó a la ciudadanía y el Gobierno le dio su respaldo".

    Más: La polémica candidatura de Almagro a la reelección al frente de la OEA

    "Obviamente nosotros compartimos plenamente lo manifestado por el presidente de la República respecto a que en realidad el Gobierno del Uruguay en manos del FA no va a respaldar una reelección Luis Almagro a la secretaría general de la OEA", concluyó el presidente de la Comisión de Relaciones Internacionales del partido.

    Etiquetas:
    partidos, polémica, votación, expulsión, Frente Amplio, Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, América, América Latina, Venezuela, Uruguay
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik