Widgets Magazine
En directo
    Ejercicios de buques de guerra iraníes en el estrecho de Ormuz (archivo)

    Por qué el estrecho de Ormuz, controlado por Irán, sigue siendo el punto débil de EEUU

    © AFP 2019 / Ebrahim Noroozi/archivo
    Política
    URL corto
    5891

    La amenaza de Hasán Rohaní de cerrar el estrecho de Ormuz significó un desafío contra las bravuconadas de Washington, explica el analista político, Ghassan Kadi, a Sputnik, enfatizando que la posición geográfica única de Irán permite mantener el control sobre el golfo Pérsico.

    Ghassan Kadi, un analista político de origen sirio, en una entrevista con Sputnik comenta las crecientes tensiones entre Washington y Teherán en el golfo Pérsico.

    "Antes de la Revolución Islámica de Jomeini [de 1979], el shah de Irán era conocido como 'el policía del golfo', es decir, el policía de Estados Unidos, y al tenerlo de su lado, Estados Unidos no 'necesitaba' una gran presencia militar allí", comentó Kadi a Sputnik.

    La Revolución islámica afectó enormemente al equilibrio de la fuerza, según el analista.

    "Y a pesar de que la Quinta Flota estadounidense previamente desactivada no se reactivó hasta 1995, la presencia de la Marina estadounidense regresó con fuerza a la región. El Vuelo 655 de Airbus de Irán abatido el 3 de julio de 1988, lo derribaron buques de la Marina estadounidense que operaban el Golfo".

    A este episodio sucedió el del Airbus A300 que voló desde Teherán a Dubái, derribado por un misil tierra-aire SM-2MR disparado desde el USS Vincennes, un crucero de misiles guiados de clase Ticonderoga. Y el último desarrollo naval de Estados Unidos en la región precedió a la Operación Tormenta del Desierto en 1990-1991, recordó Kadi.

    Además: Tambores de guerra en Oriente Medio por el estrecho de Ormuz

    El último despliegue de un grupo de ataque de portaviones liderado por el USS John C. Stennis en el golfo Pérsico, no constituye un cambio significativo en el 'statu quo', y solo puede ser visto como una acción que busca intimidar a los iraníes, dice el experto

    La ubicación estratégica de Irán le permite mantener el control sobre el golfo Pérsico y particularmente sobre el estrecho de Ormuz. Por lo tanto, no es sorprendente que Teherán lo use como moneda de cambio en medio de la escalada de tensiones entre Estados Unidos e Irán, motivada por la serie de sanciones de la Administración Trump contra la República Islámica.

    El presidente iraní Hasán Rohaní señaló que Irán bloquearía el golfo Pérsico en caso de que Estados Unidos intentara evitar que Irán vendiera crudo a sus clientes.

    Según el analista, "Irán usará esta carta como último recurso, y debido a que Irán no tiene superportadores para enviar al golfo de México, la amenaza de bloquear el estrecho de Ormuz también debe ser simbólica y expresar desafío y contraintimidación".

    Además: Irán prueba un misil balístico antibuque en el estrecho de Ormuz

    Kadi señaló que los legisladores y los portavoces militares iraníes siguen reiterando que la República Islámica es bastante capaz de defenderse por sí misma, pero por otra parte, dado el desequilibrio de poder entre Irán y Estados Unidos, es altamente improbable que Irán ataque primero.

    "La cuestión sobre dónde se situará la UE con respecto a Irán se refiere más bien a si adoptará o no la narrativa estadounidense, en lugar de si realmente cree o no que Irán representa una amenaza militar", concluyó.

    Etiquetas:
    revolución, petróleo, sanciones, Estrecho de Ormuz, Irán, Golfo Pérsico
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik