04:28 GMT +321 Noviembre 2019
En directo
    Acto de presentación del prontuario de sanciones internacionales en España

    Expertos alertan de los peligros de una política internacional basada en sanciones

    © Sputnik /
    Política
    URL corto
    0 12
    Síguenos en

    MADRID (Sputnik) — Juristas, empresarios y personal de Ministerio de Asuntos Exteriores de España se reunieron en Madrid en un acto que denunció las consecuencias directas e indirectas de una política internacional que cada vez más tiende a la imposición sanciones cuando se producen desacuerdos entre naciones.

    En opinión de los expertos, que se reunieron para presentar el primer prontuario de sanciones internacionales elaborado en España, la reciente proliferación de sanciones —tendencia encabezada por la Administración Trump en EEUU— supone un fracaso de la diplomacia que acaba dañando tanto al comercio internacional como al ciudadano medio.

    "La política internacional tiene un efecto claro sobre nuestras vidas. Todo este mundo de las sanciones y la subida de tono en cuanto a las guerras arancelarias tiene muchos más efectos directos de los que nos imaginamos", explica José María Viñals, experto en Derecho Internacional y uno de los autores del prontuario, elaborado por el Club de Exportadores e Inversores y el despacho de abogados Lupicinio International.

    Actualmente, docenas de países están sujetos a sanciones internacionales y algunos, como Irán, Cuba, Venezuela y Rusia, están sometidos a un catálogo particularmente extenso de restricciones y sanciones.

    Para explicar cómo pueden afectar estas sanciones a los ciudadanos españoles, Viñals pone el ejemplo de las medidas de presión adoptadas por la Unión Europea frente a Rusia tras la reincorporación de Crimea, lo que fue respondido desde Moscú con un veto a la exportación de productos alimentarios procedentes del club comunitario.

    "Se crea un efecto boomerang y el resultado de todo esto es que un señor de la huerta murciana no puede exportar sus tomates", resume Viñals.

    Según explica este jurista, las compañías europeas no solo se ven afectadas por las sanciones que impone la Unión Europea, sino también por los "efectos extraterritoriales" y "sanciones secundarias de terceros países".

    El prontuario define a las sanciones secundarias como "un esquema sancionador creado y sostenido por EEUU" por el cual empresas y ciudadanos no estadounidenses se ven afectadas por las medidas adoptadas por Washington.

    Por ejemplo, los ciudadanos de la Unión Europea ven limitadas sus opciones de negocio respecto a Cuba o Irán, por las sanciones adoptadas por Estados Unidos, introduciendo trabas como la imposibilidad de acudir a aseguradoras o entidades financieras norteamericanas.

    Dicho un modo más sencillo, Viñals explica que esto se traduce en que "si una empresa española quiere importar pistachos de Irán, antes tiene que asegurarse de que en la operación no participa ninguna empresa norteamericana", lo que resulta de una gran dificultad dado el predominio de este país sobre ciertos aspectos del comercio y el panorama financiero internacional.

    No te lo pierdas: Analista: sanciones de EEUU unen cada vez más a Turquía, Venezuela, Rusia e Irán

    "Al final todo esto lleva a que la empresa se vea obligada a elegir entre el mercado norteamericano o el sancionado y, cuando uno ve la magnitud de uno y otro, al final todos optan por un camino que es bastante claro", explicó durante el acto Gonzalo de Salazar, vocal asesor para Sanciones Internacionales del Ministerio de Asuntos Exteriores de España.

    Factor de incertidumbre

    Durante el acto celebrado en Madrid, los ponentes explicaron que, además de los efectos directos de las sanciones, bajo estas subyacen una serie de elementos que normalmente no se tienen en cuenta, como el hecho de que la normalización de esta práctica actúa como desincentivo de la inversión.

    El presidente del Club de Exportadores e Inversores, Antonio Bonet, afirma que el panorama internacional cada vez es "más complejo y cambiante", lo que "afecta a los negocios internacionales".

    "Imagínense lo que implica que consigues una concesión de un contrato de aquí a 50 años en un país que puede ser sancionado", comenta José María Viñals.

    Pese a todo ello, los autores del informe llaman a los empresarios a informarse y a buscar asesoría para saber cómo eludir estas trabas.

    "Si las inversiones están bien estructuradas y pasan el escáner de sanciones, los países sancionados pueden ser muy interesantes para nuestras empresas", dice Viñals, que llama a ver más allá de las "penas de telediario" para analizar las posibilidades de negocio real.

    Te puede interesar: EEUU multa al banco de inversión frances Société Générale por violar sanciones contra Cuba

    En ese mismo sentido, Bonet apostilla que las "nuestras no tienen por qué renunciar a trabajar con mercados tan atractivos como Irán, Cuba o Rusia".

    Una tendencia creciente

    Más allá del plano económico, todos los asistentes al acto coincidieron en señalar que la escalada de sanciones supone un fracaso de la diplomacia, y que quizás convendría revisar este sistema, dadas las consecuencias antes señaladas.

    "Cada vez va a más. Hay una serie de países tanto dentro como fuera de la Unión Europea interesados en utilizar los mecanismos de sanción como medio de presión en las relaciones internacionales", relata Gonzalo de Salazar.

    Desde su cargo institucional en el Ministerio de Asuntos Exteriores, Salazar cree que "quizás estamos ante el momento de reflexionar" para, por lo menos, facilitar los mecanismos relativos a las sanciones, ya que la situación actual "nos conduce a un escenario cada vez más complejo en el que las empresas e incluso la administración tienen cada vez más dificultades para seguir el día a día y entenderlo".

    Etiquetas:
    sanciones, Irán, Rusia, EEUU, Europa
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik