Widgets Magazine
04:32 GMT +318 Septiembre 2019
En directo
    El diputado federal Eduardo Bolsonaro, hijo del presidente electo de Brasil Jair Bolsonaro

    Hijo de Bolsonaro lanza sus dardos contra Cuba, Venezuela y Nicaragua en cumbre conservadora

    CC BY 2.0 / Fabio Rodrigues Pozzebom/Agencia Brasil / Conselho de Ética arquiva denúncias contra Eduardo Bolsonaro
    Política
    URL corto
    818
    Síguenos en

    En Brasil, el diputado federal Eduardo Bolsonaro, participó de un evento que busca articular a las derechas de la región. En sus discursos, apuntó sus dardos a Venezuela, Cuba y Nicaragua, y hasta sugirió que su país fuese la sede de un tribunal para juzgar a oficiales de esos países.

    Eduardo Bolsonaro era uno de los platillos fuertes de la Cumbre Conservadora de las Américas, que se llevó a cabo el 8 de diciembre en la ciudad de Foz do Iguaçu, del lado brasileño en la Triple Frontera con Paraguay y Argentina. Esta articulación internacional se plantea como contraposición al Foro de Sao Paulo, que aglutina a movimientos progresistas y organizaciones sociales del continente.

    "Brasil pretende en este Gobierno de Bolsonaro convertirse en una especie de sede mundial, o por lo menos regional, de la derecha internacional. Esto es una novedad, es algo raro que nunca ocurrió en otra época histórica en Brasil, ni siquiera en la época de la dictadura militar. Esto es algo que los demócratas y patriotas de Brasil no pueden aceptar", opinó en diálogo con Sputnik José Reinaldo Carvalho, director del Centro Brasileño de Solidaridad con los Pueblos y Lucha por la Paz.

    Vinculado: Bolsonaro: ¿más Pinochet que Trump?

    Banderas de Brasil y EEUU
    © AP Photo / Julio Cortez
    De hecho, el presidente electo felicitó por Twitter la iniciativa, refiriéndose a su triunfo como "una respuesta a los estragos" que a su criterio causaron los gobiernos progresistas "en todos los lugares, en especial en Venezuela". "Este es el momento de proponer nuevos caminos y la Cumbre Conservadora de las Américas representa ese deseo", agregó Jair Bolsonaro.

    En el evento, participó también por teleconferencia Olavo de Carvalho, considerado por muchos analistas como el ideólogo detrás de la figura del presidente electo. Pero las palabras que más resonaron fueron las del diputado Eduardo Bolsonaro, que sugirió la creación de un tribunal para juzgar a funcionarios cubanos.

    "Sería un motivo de satisfacción para Brasil, quien sabe, recibir un tribunal para juzgar los por los crímenes contra la humanidad cometidos por el régimen cubano", dijo el hijo del presidente electo. Además, indicó que su país "no se volvería Venezuela".

    Te puede interesar: Futuro vicepresidente de Brasil pronostica un golpe de Estado en Venezuela

    Para Carvalho, este tipo de declaraciones son "una provocación contra países soberanos, contra países amigos", y por lo tanto "no se pueden aceptar". La gravedad de tales afirmaciones del diputado aumentan si se tiene en cuenta que "es hijo del futuro presidente de la República y puede tener influencia sobre la política exterior de Brasil".

    Por otra parte, el director del Cebrapaz indicó que a partir de estos dichos y otros emitidos tanto por el mandatario entrante como su hijo, "se puede decir que están buscando atribuir a Brasil un rol de gendarme internacional en América Latina al servicio del imperialismo estadounidense".

    "Esto es muy peligroso. Ha habido un cambio radical en la política exterior de Brasil, porque todos sabemos que durante el período que gobernó Luiz Inácio Lula da Silva (2003-2011) y Dilma Rousseff, Brasil fue una especie de garante y afianzador de la paz", precisó el experto.

    En contexto: Hijo de Bolsonaro estudia en EEUU cómo aplicar sanciones a Cuba y Venezuela

    "No solo por las políticas pacifistas en sí mismas que Brasil defendió en ONU y otros foros internacionales, sino también por las políticas de integración económica, social, física y política de la región. Todo eso señalaba apuntaba a un camino de la paz a través de la integración y el desarrollo", agregó.

    Por otra parte, el analista indicó que "es un equívoco imaginar que los países" aludidos sean "débiles y vulnerables", y dar por descontado que "no tienen tampoco un respaldo internacional, sus amigos y sus aliados".

    No obstante, Carvalho subrayó que las declaraciones en el equipo de Gobierno de transición que va preparando la asunción de Bolsonaro en una veintena de días han suscitado la "inconformidad" de algunos sectores en la interna.

    Relacionado: Bolsonaro habla con el asesor de Trump sobre Cuba, Venezuela e Israel

    Por ejemplo, algunos militares que manejan asuntos geopolíticos, "comprenden bien qué significa una política de ataque, qué son políticas de defensa y qué son políticas de disuasión". Por eso, opinó el director del Cebrapaz, "saben que Brasil no puede involucrarse en aventuras".

    El mismo vicepresidente electo de Brasil, el militar Hamilton Mourão, descartó la posibilidad de una intervención, a contramano de las declaraciones de algunos personas vinculadas al futuro Gobierno de Bolsonaro.

    Con participaciones en eventos de este tipo, opinó el experto, Eduardo Bolsonaro está oficiando de "canciller paralelo" en los hechos, a pesar de contar Brasil con un equipo de diplomáticos calificados. En las últimas semanas, particularmente tras el nombramiento de Ernesto Araújo como ministro de Relaciones Exteriores y el peso que tuvo Eduardo Bolsonaro en esta decisión, muchos coinciden en esta línea. No obstante, en la Cumbre Conservadora, el diputado federal rechazó que estuviera fungiendo en ese rol. 

    Etiquetas:
    conservadores, izquierda, política, Cebrapaz, Cumbre Conservadora de las Américas, Foro de São Paulo, José Reinaldo Carvalho, Venezuela, Cuba, Nicaragua, Brasil
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik